El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

La 'Conspiración' que nunca ha existido (21 de septiembre de 2006)

Por Narrador - 21 de Septiembre, 2006, 6:00, Categoría: ABC y EL PAIS contra EL MUNDO

Mal día han elegido para continuar su ofensiva


La Policía califica de «ridículas» las «revelaciones» de «Nayo» sobre la trama asturiana y ETA

MADRID. «Los extremos que en el mencionado artículo se recogen carecen completamente de fundamento». Esta es la conclusión del tercer informe de la Comisaría General de Información sobre las «dudas» planteadas por «El mundo» y aireadas por la «Cope», en este caso acerca de las declaraciones que hizo al rotativo el delincuente José Ignacio Fernández Díaz, alias «Nayo». Este individuo aseguró que Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro tenían la intención de vender explosivos a ETA y aseguró que los más de 200 kilos de Goma 2 que habían sacado de la «Mina Conchita» los iban a cambiar por armas. «Los explosivos iban a acabar en manos de ETA», afirmó «Nayo», quien tiene pendiente una orden de busca y captura dictada por un juzgado de Avilés y que desde 2003 se encuentra en ignorado paradero.

Como a cualquier afirmación, por insólita que sea, que intente vincular a ETA con el 11-M, «El mundo» y la cadena Cope la dieron una credibilidad total, al igual que sucedió con las manifestaciones de «Lavandera» -este individuo se ha llegado a inventar un supuesto intento de asesinato- y las del propio Trashorras. En concreto, sobre el relato de «Nayo» la Policía lo califica de «ridículo».

En su informe sobre este asunto, al que ha tenido acceso ABC, la Policía asegura que el «aprovisionamiento de armas y explosivos de ETA está en manos del «aparato logística»», que se abastece en el mercado negro internacional o a través de robos en fábricas francesas. Más aún: la Comisaría General de Información subraya que ETA «nunca ha puesto en manos de delincuentes comunes» este cometido.

Además, la Policía ha constatado, y así se lo hace saber al juez Del Olmo, que ETA, en los últimos diez años, no ha utilizado dinamita Goma 2, precisamente el tipo de explosivo al que tenía acceso la trama asturiana. El informe detalla que desde 1996 los etarras no sólo no han empleado este material para cometer atentados sino que tampoco a sus comandos se les ha intervenido Goma 2.

El documento elaborado por los expertos antiterroristas recoge los últimos datos sobre la utilización o incautación de composiciones explosivas del tipo Goma en poder de ETA. Así, señala que en abril de 1995 se halló en la localidad francesa de Jatxou un depósito de explosivo que contenía cajas de plástico con la incripción «6TSK/7Goma/250ZMK explosiboa» así como una barra de 250 gramos de Goma. El segundo caso se registró en diciembre de ese mismo año cuando la Ertzaintza intervino al «comando Araba» integrado entonces por Agustín Almaraz Larrañaga y José Ignacio Alonso Rubio una bolsa que contenía cuatro cartuchos de explosivo Goma.

Libro bomba

En junio de 1996 ETA envió un libro bomba al presidente de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, José Antonio Jiménez Alfaro. El artefacto contenía cien gramos de Goma 2 y un detonador eléctrico. El último caso se produjo en julio de ese mismo año cuando fue detenido en Francia el responsable del «aparato de logística» de ETA Julián Achurra Egurola. En una granja la Policía gala encontró kilo y medio de dinamita Goma.

La Policía recoge igualmente en su minucioso informe que en 1998 encontró Goma 2 en avanzado estado de descomposición en un artefacto explosivo que estaba situado en la cámara de aire de la cuarta planta del Hotel Tryp Guadalmar, en Málaga. Fueron unos obreros que hacían unas reformas en el establecimiento los que encontraron el artefacto.

Asimismo, incluye el documento el hallazgo en 1995 en la playa de Postiguet, en Alicante, de un artefacto explosivo que ETA había colocado casi una década antes. Fueron también unos trabajadores los que localizaron la bomba.

Para demostrar que ETA no precisaba de Trashorras para abastecerse de explosivo, la Policía hace en su informe un recorrido sobre la composición de las bombas utilizadas por la banda en diferentes periodos. Así, señala que antes de asaltar en septiembre de 1999 el polvorín de Plevin los terroristas usaban en sus atentados amonal y amosal. A partir de esa fecha, confeccionaron sus artefactos con la dinamita Tytadine que habían sustraído en la mencionada localidad francesa. Posteriormente alternaron esta sustancia con cloratita de fabricación propia y amonal improvisado.

Por todo ello, la Policía llega a una conclusión que es demoledora en cuanto a la verosimilitud de lo declarado por el delincuente «Nayo», ya que en 2002, cuando este individuo sitúa la intención de mantener contactos de Toro y Trashorras con ETA, la banda «disponía de un importante arsenal armamentístico, pudiendo cifrar la disposición de material explosivo en una cantidad aproximada a los 2.000 / 2.500 kilos de dinamita Tytadine, resultante de varios robos, entre ellos Plevin y Grenoble». Por todo ello, la Policía señala que «resultaría ridículo suponer que tuviera necesidad de adquirir Goma 2 de la facilitada por el ex minero» Trashorras.

Más evidencias

«Uno de los hechos que evidencia esta disposición de material explosivo por parte de ETA -dice el análisis- es el total utilizado en los atentados perpetrados desde la salida de prisión de este informador -se refiere a «Nayo»- hasta mediados de 2004». En concreto, en ese periodo de tiempo la banda empleó 600 kilos de cloratita y más de 120 de Tytadine, de las casi dos toneladas y media que disponía en aquella época. Ante ello, la Policía concluye que la banda ETA tenía explosivo suficiente y, por tanto, es «ridículo» pensar que recurriera a un ex minero delincuente y al cuñado de éste.

Por último, en el documento se recuerda que en abril de 2005 la banda criminal asaltó un almacén de productos químicos en la región de Poitiers y robó 400 kilos de clorato sódico, un componente de la cloratita. Además, en 2004 fueron sustraídos también en Francia 1.200 kilos de nitrato amónico fertilizante que se emplea para la fabricación de explosivos.

Un texto de D. Martínez y P. Muñoz publicado por el diario ABC el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Los periodistas catalanes critican la «falta de ética» de «El mundo», la Cope y «Libertad digital»

BARCELONA. El Colegio de Periodistas de Cataluña emitió ayer un duro comunicado en el que acusa a las direcciones del diario «El mundo», la cadena Cope y la web «Libertad digital» de emprender una campaña con «fines políticos y económicos» que «nada tiene que ver con el periodismo», en alusión a las informaciones que estos tres medios de comunicación han divulgado sobre el atentado del 11-M.

En esta nota, que según reconoce el propio Colegio tiene escasos precedentes y que lleva por título «No en nuestro nombre», se afirma que «la libertad de expresión tiene sus únicos límites en las leyes de las que se ha dotado un país democrático como el nuestro. De la misma forma, la libertad tiene su máxima garantía en la concurrencia entre medios de comunicación».

Nota sin precedentes

«No es, pues, norma del Colegio de Periodistas -añade- hacer ningún tipo de juicio del ejercicio profesional de los periodistas. Pero en algunas ocasiones el silencio resulta imposible porque los hechos nos interpelan directamente, y la pasividad podría ser considerada como irresponsable o, peor, como complicidad. Y más, cuando las prácticas que provocan esta situación se enmascaran bajo el nombre del periodismo».

Este órgano de representación profesional, cuyo decano es Josep Maria Huertas Claveria, «se ve en el deber de pronunciarse sobre prácticas que afectan gravemente a las instituciones del sistema democrático, ponen en peligro la convivencia, erosionan el conjunto de la profesión y tienen como primeras víctimas a muchos de los periodistas que trabajan en los medios de comunicación que las protagonizan».

Este es el caso, según afirma, «de las campañas que, con motivo del sumario del trágico atentado del 11-M, han puesto en marcha las direcciones del diario «El mundo», la cadena Cope y «Libertad digital», con el fin de conseguir fines políticos y económicos que nada tienen que ver con el periodismo».

El Colegio catalán considera que los responsables de estos medios de comunicación «vulneran de forma repetida los principios éticos de la profesión, en especial los que se recogen en los dos primeros puntos del Código Deontológico».

El incumplimiento de estas normas «representa una distorsión en el funcionamiento del sistema democrático, agravado por la virulencia de las campañas, su duración en el tiempo y la coincidencia con la estrategia de un sector del principal partido de la oposición. Estas prácticas vulneran el papel que deben ejercer los medios de comunicación en las democracias».

El citado organismo hace un llamamiento «a asumir los principios éticos de la profesión» y recuerda que campañas como las emprendidas por las direcciones de los tres citados medios «no pueden ser consideradas periodismo».

Un texto de M. J. Cañizares publicado por el diario ABC el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Los partidos pactan bloquear las iniciativas del PP sobre el 11-M y Zaplana replica que no le callarán

MADRID. Todos contra el PP. Ése fue el trasfondo de la foto que se hicieron ayer representantes del PSOE y de los grupos minoritarios durante la multitudinaria rueda de prensa convocada en el Congreso para censurar la actitud del PP en el esclarecimiento de los atentados del 11 de marzo de 2004. La estrategia de los socialistas, con el respaldo unánime de las minorías, parece clara: en primer lugar, centrar el debate en el 11-M, dejando a un lado otros asuntos de la actualidad política que son más comprometidos para el Gobierno; y, en segundo término, arrinconar aún más al Partido Popular.

El argumento para formar la denominada «coalición por la dignidad del Parlamento» es lo que el PSOE y sus socios consideran «política tóxica» de los populares en torno al 11-M, que sólo sirve, según dicen, para «desprestigiar y erosionar» a las instituciones democráticas del país. El objetivo para el PSOE y los grupos minoritarios es «parar los pies» al PP, como ya hicieron el martes en la Cámara Baja con la moción de los populares sobre supuestas «contradicciones» en las investigaciones de los atentados.

Si algo quedó claro en la comparecencia de ayer es que existe una respuesta conjunta de todos esos grupos frente al PP, que seguirá en el futuro cada vez que el primer grupo de la oposición trate de «instrumentalizar» al Parlamento para «manipular y emponzoñar» la investigación que llevan a cabo tanto las Fuerzas de Seguridad como el Poder Judicial.

Según el portavoz socialista, Diego López Garrido, lo ocurrido ayer es un «aldabonazo» al PP para que abandone su «política descabellada» de dar «credibilidad a presuntos terroristas». «Vamos a reaccionar con igual contundencia en el futuro para impedir que se manipule. No vamos a permitir en el Parlamento nuevos debates que emponzoñen la investigación», recalcó.

En la misma línea se pronunció el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien avisó al PP de que la alianza de los siete grupos parlamentarios volverá a «parar los pies a la política tóxica de contaminación del Parlamento», cuya función no es ni investigar policialmente, ni juzgar, ni examinar a los jueces. Jordi Jané, de CiU, reclamó al PP «respeto» a las instituciones, a las víctimas y a la sociedad en general y confirmó que el Parlamento no debe ser «caja de resonancia de teorías conspirativas en un proceso judicial abierto» ni ofrecer un nuevo «espectáculo mediático». «Ese debate está agotado en el Parlamento. Quien tiene que hablar ahora es el Poder Judicial y si alguien tiene un dato, que lo aporte al juez».

GAL, Filesa, Rubio y Roldán

La respuesta del PP sí vino esta vez del portavoz parlamentario de los populares, Eduardo Zaplana. En un tono airado, Zaplana quiso dejar claro al PSOE y sus aliados que «pierden el tiempo» con su estrategia, ya que el principal grupo de la oposición no se callará en su intención de que se esclarezca la verdad. «Al PP no lo amenaza ni lo amedrenta nadie», exclamó. Tras tachar de «bastarda e histérica» la actuación del resto del arco parlamentario, Zaplana avisó a los socialistas de que si siguen adelante con su estrategia no podrán requerir la colaboración de los populares en ningún asunto. En opinión de Zaplana, esta situación sólo tiene un precedente: la «campaña feroz» que se generó contra el PP durante los últimos años de gobierno de Felipe González, cuando su partido se esforzaba por denunciar los casos GAL, Filesa, Roldán y Mariano Rubio. «Entonces se lanzaron acusaciones bastantes similares a las que se nos hacen hoy. Esa experiencia ya la tenemos y la soportamos muy bien», apuntó.

«Distintos énfasis» en el PP

También quedó claro ayer que no todos los dirigentes del PP están de acuerdo en mantener los atentados del 11-M como asunto central del debate político. El presidente de los populares catalanes, Josep Piqué, quiso advertir a la dirección de su partido de que es «incompatible» plantear una estrategia de oposición para ser «alternativa» al Gobierno socialista y hacer del 11-M un «eje central» de actuación. No obstante, Piqué trató de quitar hierro a esa diferencia de criterio con Zaplana al asegurar que en su partido no existen dos posturas a la hora de tratar el 11-M, aunque sí «distintos énfasis». «Si el portavoz de mi grupo parlamentario en el Congreso cree que debe pronunciarse ante el Gobierno en esos términos, tendrá sus razones», respondió Piqué en declaraciones a TVE cuando se le preguntó por el asunto. Zaplana quiso contestar a Piqué: «Jamás hemos hecho del 11-M nuestra labor central de oposición, pero de ahí a callarnos hay un trecho considerable».

Mientras tanto, el secretario general del PP, Ángel Acebes, aclaró en «Antena 3» que es una «manipulación de la realidad» afirmar que la moción de su grupo se refiere a la existencia de «una trama conspiratoria» en el 11-M y recalcó que su objetivo es «simple y llanamente» buscar la verdad en el atentado más grave de la historia de España. «No sólo en el ámbito judicial, sino también en el ámbito parlamentario», concluyó.

Un texto de J. L. Lorente publicado por el diario ABC el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Diez partidos del Congreso acuerdan impedir que el PP "manipule" e "intoxique" con el 11-M 

Zaplana replica que ni se callará ni irá a los tribunales, y advierte de que habrá "consecuencias"

Madrid - Diez partidos que suman 202 escaños en el Congreso comparecieron ayer de forma conjunta para anunciar una decisión sin precedentes en la Cámara. A partir de ahora van a oponerse en bloque a los intentos del PP (148 diputados) "de manipular" e "intoxicar" al Parlamento con sus teorías conspirativas sobre el 11-M. Todos los grupos denunciaron las "tesis de presuntos terroristas y asesinos" que manejan los populares, y advirtieron de que episodios como el plante al PP del martes pasado pueden repetirse si los populares persisten en acusar sin pruebas. Los comparecientes emplazaron al PP a que acuda a los tribunales si tiene algo que denunciar. Eduardo Zaplana les replicó que "nadie va a callar" a su partido, y avisó de que esa postura conjunta "tendrá consecuencias".

La interpelación del PP sobre el 11-M del miércoles de la semana pasada colmó la paciencia de los grupos. Y el vaso se desbordó con la moción de este martes, en cuya presentación la diputada Alicia Castro, avilesina amiga del ex mercenario Francisco Javier Lavandera, acusó al Gobierno de ser el "responsable de informes falsos, de ocultación de pruebas y de todo tipo de obstáculos a la actuación judicial" en relación con los atentados de Madrid, tres delitos penales de extraordinaria gravedad.

Tras cambiar radicalmente el martes la propuesta de moción del PP por otra que defiende la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, jueces y fiscales en el 11-M, los grupos convocaron ayer una conferencia de prensa conjunta sin precedentes. Diego López Garrido (PSOE), Gaspar Llamazares (IU), Paulino Rivero (Coalición Canaria, presidente por consenso de la comisión de investigación del 11-M), Emilio Olabarria (PNV), Jordi Jané (CiU), Joan Puig (ERC) y Uxue Barkos (de Nafarroa Bai, aunque comparecía en representación del Grupo Mixto, que incluye al BNG, Chunta Aragonesista y a Eusko Alkartasuna) se reunieron para dar un mensaje común: van a intentar impedir que el PP siga manipulado con sus tesis conspirativas sobre el mayor atentado terrorista de la historia de España.

Las consecuencias de la decisión de los 10 partidos unidos serán que rechazarán las comparecencias sobre el 11-M, votarán contra las proposiciones del PP sobre el tema y trocarán las mociones sobre el atentado. El PP podrá seguir presentando preguntas orales y escritas sobre la materia al Gobierno, y éste tendrá que responder, pero lo hará eludiendo el debate. Incluso podrían repetirse los plantes como los del martes, según fuentes parlamentarias de los 10.

"Política tóxica"

"Vamos a reaccionar con contundencia siempre que se intente manipular al Parlamento con tesis de presuntos terroristas y asesinos. El Parlamento no se puede prestar a la manipulación ni a colaborar con la política descabellada del PP. Esto es un aldabonazo en defensa de la decencia democrática", dijo López Garrido. "El Parlamento no puede ser la caja de resonancia de teorías conspirativas. Pedimos a quien tenga algún dato o indicio que lo lleve al juez", continuó Jané. "El PP pretende instrumentalizar al Congreso para manipular la verdad, la que el PP, que es de otro mundo, el mundo al revés, sigue sin aceptar", rubricó Puig. La misma línea utilizó Olabarria: "El PP pretende recuperar su verdad, que es una mentira o muchas mentiras, las que los ministros de Aznar propalaron desde el 11-M".

El más duro en sus aseveraciones fue Llamazares. "No somos un contubernio ni formamos parte de la conspiración. Somos grupos que defendemos la verdad, la justicia y la dignidad del Parlamento. Lo que ocurrió ayer", en referencia al plante del martes, "debería ser un aviso al PP de que le vamos a parar los pies a su política tóxica. El Parlamento no se dejará manipular". Cuando apenas se habían apagado las palabras de Barkos pidiendo al PP que acuda a los tribunales si tiene pruebas de algo, Zaplana compareció en la misma sala del Congreso para replicar.

El portavoz del PP dijo que ya no pide la reapertura de la comisión, negó que su partido defienda la teoría de la conspiración y se preguntó cómo es posible que alguien crea que el PP da crédito a presuntos asesinos, algunos de los cuales quiso que comparecieran en la comisión de investigación.

"¿A qué viene esa histeria?", se preguntó, antes de recordar casos como los de Luis Roldán, los GAL o Mariano Rubio. "Al PP no lo amenaza nadie ni lo va a callar nadie. Ésta es una agresión impropia de una democracia, que tendrá consecuencias". "No nos pueden llamar por la mañana para que les ayudemos en un asunto en el que el Gobierno esté agobiado y luego decirnos esto. Si dicen que somos algo, lo va a ser para todo". A una pregunta sobre si su partido llevará sus graves acusaciones penales a un juez, replicó que nada de lo que ha dicho "son invenciones" y emplazó al Gobierno a que les denuncie si se cree ofendido.

Un texto de Jorge A. Rodríguez publicado por el diario EL PAIS el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Piqué: "El 11-M no puede ser el eje central para el PP" 

Madrid - "Nosotros como fuerza política es evidente que no podemos hacer de todo este tema el eje central de toda nuestra actuación", respondió ayer Josep Piqué, candidato del PP a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, cuando, en una entrevista en TVE, le preguntaron si él cree que el Gobierno no quiere investigar el 11-M. Piqué mantuvo que su partido "quiere ser alternativa y presentarse como alternativa, y eso es incompatible con hacer del todo el tema del 11-M el eje central" de su actuación política. Eso sí, Piqué matizó que esto es compatible con que el Grupo Popular en el Congreso "esté manteniendo la presión sobre estas cuestiones porque sí que parece que quedan aspectos que no están aclarados, que están sin resolver y que requieren una explicación".

Sin mencionar a ningún medio de comunicación, Piqué defendió que todos publiquen lo que quieran. Eso sí, afirmó que "de lo que pueda decir el señor Lavandera o el señor Trashorras", el PP, "como fuerza política nada tiene que decir". Y apostilló que "no siempre las instituciones funcionan como debieran".

En Bruselas, el presidente del PP, Mariano Rajoy, fue preguntado por este asunto. Respondió: "Es la obligación del principal partido de la oposición, y de cualquier persona con un mínimo de sentido común, pedirle al Gobierno que no abandone nunca esta investigación, que tenga voluntad de que se sepa toda la verdad".

Un texto de P. M. publicado por el diario EL PAIS el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Colegio de Periodistas de Cataluña critica las "campañas" sobre la matanza 

Barcelona - El Colegio de Periodistas de Cataluña emitió ayer una nota en la que critica el proceder de las direcciones de los diarios El Mundo y Libertad Digital y de la cadena Cope por las "campañas" que han puesto en marcha "con motivo del trágico atentado del 11-M... para conseguir fines políticos y económicos que nada tienen que ver con el periodismo".

La nota argumenta que "la libertad de expresión encuentra sus únicos límites en las leyes con que se ha dotado un país democrático como el nuestro". El comunicado añade que no es norma de la entidad emitir juicios sobre el ejercicio profesional de los periodistas para, a continuación, precisar: "Pero en algunas ocasiones el silencio resulta imposible porque los hechos nos interpelan directamente y la pasividad podría ser considerada irresponsable o, peor, cómplice. Y más cuando las prácticas que provocan esta situación se enmascaran bajo el nombre del periodismo". Por ello, la asociación colegial "se ve en el deber de pronunciarse sobre prácticas que afectan gravemente a las instituciones del sistema democrático, ponen en peligro la conviviencia, erosionan al conjunto de la profesión y tienen como primeras víctimas a periodistas que trabajan en los medios que las protagonizan".

El colegio considera que "los responsables de los tres medios vulneran de forma repertida... los principios éticos de la profesión y el código deontológico." Los incumplimientos de estas normas básicas, prosigue la nota, "representan una distorsión del sistema democrático, agravado por la virulencia de las campañas, su prolongación en el tiempo y la coincidencia con la estrategia de un sector del principal partido de la oposición".

La nota acaba recordando a la sociedad: "Campañas como las iniciadas por El Mundo, la Cope y Libertad Digital no pueden ser consideradas periodismo".

Texto publicado por el diario EL PAIS el jueves 21 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com