El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

22 de Septiembre, 2006

"No será con más falsedades como el Gobierno recupere su crédito" (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 21:00, Categoría: General

EL MUNDO ofreció ayer al Gobierno una oportunidad para dar una explicación coherente sobre la manipulación del informe del Ministerio del Interior al juez Del Olmo mientras pedía que el presidente del Gobierno impulsara una investigación de lo ocurrido y depurara responsabilidades al respecto.

La respuesta fue un comunicado de la Dirección General de la Policía plagada de sofismas y de flagrantes mentiras. En el mejor estilo al que acostumbra el ministro del Interior, la nota intenta ridiculizar el contenido del informe de los tres peritos, que presenta como absurdo con el argumento de que el ácido bórico es una sustancia común que se utiliza en decenas de aplicaciones que van desde la droguería al uso como insecticida.

No vamos a polemizar sobre el empleo del ácido bórico, pero tanto Hasan Haski, en cuyo domicilio se encontró este compuesto, como ETA se dedican a poner bombas y no a elaborar perfumes. También el fanático que derribó el edificio de Oklahoma, provocando cientos de muertos, utilizó un vulgar fertilizante que había comprado en una droguería.

Voluntad de ocultación

Lo esencial no es nada de ésto sino la supresión en el informe de los posibles vínculos con ETA, que pone de manifiesto la voluntad de ocultación de datos relevantes al juez. Ya decidirá la Justicia si esta falsificación tiene o no consecuencias penales. De momento, el juez Del Olmo remitió ayer los dos informes a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que tendrá que valorar si hay indicios de delito para iniciar una investigación judicial, deduciendo testimonio.

Lo que los peritos decían en su informe -y que fue suprimido en el entregado al juez- es que el ácido bórico sirve para «conservar» explosivos o para «enmascarar» su detección. La misma sustancia había sido encontrada en un piso franco de Salamanca de ETA y uno de los miembros de este comando declaró a la Policía, a finales de 2001, que planeaban una gran masacre en Madrid como volar Torre Picasso. ¿Era o no relevante que el juez dispusiera de esa información?

La manipulación de este informe guarda extraordinaria similitud con el caso Bono, en el que no se dilucidó si el ministro de Defensa había sido o no agredido -lo de menos es el uso del ácido bórico- sino si la Policía había falsificado informes para detener a dos militantes del PP. Los tribunales condenaron a los agentes policiales y a sus jefes al quedar demostrado que se habían tergiversado los informes.

Habla el comunicado de «elucubraciones y consideraciones subjetivas» de los tres peritos. Los tres tienen una acreditada profesionalidad y uno de ellos está considerado como el mayor experto de la Policía en esta materia. Su informe respondió exactamente a lo que sus jefes les habían solicitado.

La nota de la Dirección General de la Policía contiene dos mentiras flagrantes que revelan la voluntad de engañar o confundir a la opinión pública. La primera es que el informe de los tres peritos es «un simple borrador». No lo es porque estaba rubricado en todas sus páginas y porque, como se puede comprobar, tiene un número de registro. ¿Desde cuándo los borradores son firmados y registrados?

El documento cumple todos los requisitos legales y va firmado por tres peritos. Por el contrario, el informe remitido al juez sólo va firmado por Francisco Ramírez cuando la Ley de Enjuiciamiento Criminal requiere la firma de dos peritos para acreditar su validez.

Mutilación del informe

La segunda de las mentiras de la nota es que al juez Del Olmo se le remitió «el informe íntegro, eliminando las observaciones». Estaba sustancialmente mutilado. Su contenido se había reducido de dos a una página. Además, se había falsificado su objeto y su autoría. Y, sobre todo, se había eliminado una información que los tres peritos consideraban muy relevante para el juez. Por eso, se hizo el cambiazo.

Descubierta la operación, Interior intenta ahora despistar a la opinión pública con esta nota plagada de falsedades mientras el ministro Rubalcaba amenaza con acciones legales que nunca va a iniciar. Ojalá se querellara contra EL MUNDO porque ello permitiría demostrar lo burdo de este engaño, que, por cierto, la nota oficial atribuye sin recato a Angel Santano, comisario general de la Policía Científica y políticamente cercano al PSOE. ¿Será la próxima víctima de la cúpula policial?

La manipulación es tan grosera que en el informe remitido al juez se dice que «va extendido en dos hojas de papel» y que «las dos primeras» incluyen «la rúbrica de los firmantes». El informe sólo tiene una firma, por lo que es obvio que al falsificador se le olvidó cambiar esta frase del documento original. El lapsus revela que los autores del segundo informe querían hacer creer al juez que éste era el auténtico y el único realizado por la Policía.

Rubalcaba dijo hace pocos días que el Gobierno había remitido al juez todos los informes del 11-M y que, en ninguno de ellos, había referencia a posibles vínculos de los islamistas con la banda terrorista ETA. El ministro no dijo la verdad y ello le pone en situación muy comprometida. Ayer, en lugar de dar una explicación coherente, intentó engañar a la opinión pública con una nota repleta de mentiras y falsedades. No será con este tipo de triquiñuelas como el Gobierno pueda recuperar un crédito que ha perdido por su falta de interés en esclarecer la verdad. Insistimos en recordar las palabras de Rubalcaba el 13-M: «España no se merece un Gobierno que mienta». ¿Quo vadis, Zapatero?

Editorial publicado por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La Falsificación del Informe Policial desvelada por EL MUNDO: Los implicados responden

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 20:00, Categoría: General

La Policía afirma que el informe sobre ETA «era un borrador» con «elucubraciones subjetivas»

MADRID.- Era un «borrador» en el que se apuntaban «elucubraciones y consideraciones subjetivas» sobre las posibles relaciones de ETA con el 11-M. No era un documento oficial. El Ministerio del Interior trató así de salir ayer al paso de la información publicada por EL MUNDO. Y para contestar a los datos le encargaron al Comisario general de Policía Científica, Miguel Angel Santano, la elaboración de una «nota informativa» en la que niega que el Ministerio del Interior hubiera falsificado documento alguno para ocultar al juez posibles vínculos de ETA con la masacre.

EL MUNDO informó de que el 21 de marzo de 2005 tres peritos de la Policía Científica certificaron que una sustancia hallada en el domicilio del presunto instigador de la masacre Hasan Haski -ácido bórico- había sido encontrada también en el piso franco de un comando de ETA en Salamanca. En el informe los expertos indicaban: «Lo poco frecuente de esta sustancia intervenida en actos terroristas (...) nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismos autor/autores».

Pocos días después, la Policía Científica remitió a Del Olmo un informe, con el mismo número de registro que el elaborado por los peritos, firmado por un mando, en el que ya se omitía toda referencia a ETA. Este documento, fechado un día después que el realizado por los peritos, es el que consta en el juzgado.

Desde Tampere (Finlandia), el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que «jamás» ha manipulado ningún documento policial relativo a la investigación sobre los atentados del 11-M.

Insistió en que «el Ministerio del Interior no ha falsificado jamás ningún documento». Manifestó que de los documentos «que obran en mi poder, que son los mismos que tiene el Juzgado, puedo, una vez más, decir que no existe ninguna relación entre ETA y el 11-M». El titular de Interior anunció que había ordenado a la Comisaría General de Información (la que hasta hace escasas fechas dirigía Telesforo Rubio) que hiciera pública una «nota explicativa» sobre la cuestión de los informes policiales y el dato del ácido bórico.

Pero no fue la Comisaría General de Información la que elaboró la «nota informativa»; fue la de Policía Científica, dirigida por Miguel Angel Santano. En esta nota, negaba que se enviara al juez Del Olmo un informe falso, «pues el que se remitió es el único informe oficial elaborado por esta Comisaría General».

Aseguraba que el informe al que este periódico se refiere «es un simple borrador», no un documento oficial. «Es un borrador que siguió el procedimiento administrativo habitual, que pasa por la supervisión del jefe del laboratorio químico-toxicológico y del secretario general de esta Comisaría General. En este trámite se comprobó que las observaciones que hacían los peritos no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno y que, por lo tanto, no debían ni podían constar en un informe científico», añade la nota de Santano. «Las citadas elucubraciones eran especialmente inconsistentes tratándose de una sustancia tan común como el ácido bórico, una sustancia que tiene múltiples utilidades: se emplea como conservante, para adulterar droga, para fabricar cosméticos, pinturas y tintes, para la manufacturación de cementos, vidrios y porcelanas o como insecticida contra insectos domésticos y coleópteros, etc». La nota no niega que pueda estar relacionado con explosivos.

El comisario asume la responsabilidad del caso y apunta en la nota que, cuando fue informado, le pareció correcta la remisión del «informe íntegro, eliminando las observaciones, como así se hizo, siendo firmado por el jefe del laboratorio químico-toxicológico».

Es decir, Santano fue quien dio el visto bueno a la eliminación del informe de todas las referencias al comando de ETA desarticulado en Salamanca que estaba en posesión de la misma sustancia que el presunto terrorista islamista detenido en Lanzarote. Y ayer reafirmó en la emisora de televisión Cuatro que si se produjera la misma situación, tomaría una «decisión similar».

Pero aún es más concluyente el último párrafo: «El comisario general nunca ha informado de estos hechos al ministro del Interior, ni al actual ni al anterior, ni a ningún superior jerárquico, puesto que no se dio la menor importancia al asunto». Santano, según publicó en su día el diario Abc, preparó su comparecencia ante la Comisión del 11-M en la sede socialista de la calle de Ferraz. Está considerado en todos los círculos policiales como una persona muy afín al PSOE, formación con la que colaboró activamente en la elaboración del programa electoral en materia de seguridad.

El Gobierno está decidido a emprender acciones legales contra EL MUNDO. Lo anticipó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras consultar con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien dio el visto bueno. Todo está pendiente del informe que elaboren los servicios jurídicos del Estado.

Por otra parte, según consta en los informes policiales, cuando fue detenido y durante el registro, Hasan Haski aseguró que el ácido bórico que había en su vivienda de Lanzarote era «para matar cucarachas». Asimismo, la Policía determinó que el mismo componente localizado en la vivienda de los etarras detenidos en Salamanca era para higiene personal de uno de los detenidos.

Una información de Fernando Lazaro publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Una burda manipulación

El contraste entre el informe que ayer desveló EL MUNDO y el que fue entregado a Del Olmo demuestra la falsificación

MADRID.- Cortar y pegar. Así de fácil. Sólo hace falta cotejar el último párrafo del auténtico informe de la Policía Científica, que ayer desveló EL MUNDO, con el que fue entregado al juez Del Olmo para constatar que este último no es más que una burda falsificación del primero: «El presente informe va extendido en dos hojas de papel, sólo escritas en el anverso, cada una de las cuales lleva estampado el sello de esta dependencia, y las dos primeras además la rúbrica de los firmantes», dice el documento falso. Pero, ¿qué sentido tiene especificar en un escrito «extendido en dos hojas de papel» que «las dos primeras» van firmadas? Y además, ¿por qué se utiliza el plural «firmantes» cuando el texto está rubricado por una sola persona?

La primera precisión sí se entiende, en cambio, en el original, que consta de tres folios. De cada uno de ellos se responsabilizan tres «firmantes». Aquí sí: en plural. La única respuesta posible es, pues, que el falsificador cayese, al copiar la frase, en un descuido que le delata.

Existen otras diferencias que prueban la falsedad del documento remitido a Del Olmo: el objeto del informe, que originalmente era el «Estudio, análisis e Informe Pericial», queda reducido a un simple «análisis de las muestras». Además, tres de las «técnicas analíticas» practicadas desaparecen; significativamente, una de ellas es el «Estudio Bibliográfico», es decir, el análisis de los antecedentes en que se hubiese hallado ácido bórico en poder de terroristas.

Referencia a ETA

El escrito que consta en el sumario de los atentados del 11-M fue manipulado para ocultarle al juez la referencia explícita a ETA que los peritos habían hecho constar en el punto 1 del apartado de Observaciones. Es más, los técnicos llegaban a establecer un vínculo entre los etarras y los ataques en el punto 3, que también fue eliminado del documento entregado a la Audiencia Nacional:

«3.- Que dado lo poco frecuente en que esta sustancia ha sido intervenida en hechos terroristas y a que nosotros ignoramos su verdadera aplicación en relación con estos hechos, existen varias posibilidades, tales como: conservante de los explosivos de tipo orgánico, enmascarar los explosivos para no ser detectado por los perros especialistas en detección de explosivos, etc., nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismo/s autor/es».

Asimismo, en lugar de las firmas de los tres peritos que realizaron el análisis, el escrito manipulado sólo lleva la rúbrica de Francisco Ramírez, jefe del Servicio Central de Análisis Científico. Ambos documentos tienen los mismos números de referencia: «N/Ref: 48-Q3-05; S/Ref.: Comisaría General de Información-Secretaría General; R.S. 6684 de 14-3-05». Por último, el informe auténtico se firmó el 21 de marzo de 2005, mientras que el falso se dató un día después: el 22 de marzo de 2005.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


"Falsedades y torpezas" por Casimiro Garcia-Abadillo

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 19:00, Categoría: General

Tras la descalificación («Interior no ha falsificado jamás un documento») y la amenaza («he pedido a los servicios jurídicos del Estado que estudien si la noticia, tal y como se presenta, puede ser objeto de acciones judiciales»), el ministro del Interior ordenó a la Comisaría General de Policía Científica la elaboración de una nota explicativa para intentar desmontar lo publicado ayer por EL MUNDO.

Una típica maniobra de control de daños. Pero torpe. Se le ve el plumero al ministro en el punto 5º de la nota: «Que el Comisario General nunca ha informado de estos hechos al ministro del Interior». Es decir, que la basura no le toque a Rubalcaba.

El que sí sale mal parado es el comisario general de la Policía Científica, señor Santano, quien parece destinado a comerse este indigesto marrón. Y ahí está el punto 3º de la nota de prensa de Interior para demostrarlo: «Cuando el Comisario General fue informado del tema le pareció correcta la remisión del informe íntegro, eliminando las observaciones». Aquí hay que señalar, sólo de pasada, la contradicción que encierra la frase: si un documento es íntegro, por principio, no puede ser privado de uno de sus apartados.

Pero vamos a lo esencial. La nota del Ministerio del Interior remitida ayer dice que «el único informe oficial elaborado por esta Comisaría General» es el que se envió a Del Olmo. Falso. El informe pericial auténtico es el que realizaron los tres peritos y que lleva número de referencia 48-Q3-05.

La nota de Interior afirma que el informe firmado por los tres peritos es «un simple borrador». Falso. Un borrador nunca se registra y, por tanto, sería absurdo que llevara un número de registro que, además, es el mismo que figura en el informe falso.

En ese mismo apartado 3º se dice que las «observaciones» apuntadas por los peritos «no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas».

Pues bien, resulta que lo solicitado por el juez eran exactamente tres cosas: «Estudio, análisis e informe pericial». Es decir, que no se extralimitaron (otra cosa es que se esté o no de acuerdo con sus apreciaciones) en su cometido, sino que hicieron lo que les pedía el juez. ¿Quién es el jefe de Servicio para eliminar una valoración pedida por el juez? Será en todo caso el propio juez quien determine su alcance.

Pero, ahora, vayamos a la burda manipulación del informe real. En primer lugar, el informe falso ha eliminado lo solicitado por el juez. Así, donde se pedía «Estudio, análisis e informe pericial», sólo aparece: «Se solicita: análisis de muestras».

La parte más divertida de la manipulación está al final del documento, justo en sus tres últimas líneas: «El presente informe va extendido en dos hojas de papel, sólo escritas en su anverso, cada una de las cuales lleva estampado el sello de esta Dependencia y las dos primeras además la rúbrica de los firmantes».

En la labor de corta y pega, el manipulador olvidó quitar la referencia a «los firmantes» y a las «dos primeras». Como se ha contado, el informe falso sólo va firmado por un funcionario y sólo tiene dos hojas.

Por cierto, que aquí hay otra irregularidad, ya que, según el artículo 459 de la Ley de Enjuiciamiento, los informes periciales deben ir firmados por, al menos, dos peritos.

«Los ciudadanos españoles merecen un Gobierno que no les mienta, que les diga siempre la verdad». Rubalcaba, 13 de marzo de 2004. ¿Recuerdan?

Publicado por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Radios y televisiones se hacen eco de la exclusiva de EL MUNDO

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 18:00, Categoría: General

Las tertulias y los informativos de los medios recogieron y analizaron la información y las reacciones del Gobierno y el PP

MADRID.- Aunque con diversos enfoques y con tratamientos más o menos intensos, radios, televisiones, agencias, páginas web..., todos los medios de comunicación se hicieron ayer eco de la información de EL MUNDO sobre el falso informe del Ministerio del Interior entregado al juez Del Olmo.

El pistoletazo de salida lo dieron las tertulias de la mañana en emisoras y cadenas de televisión, donde directores e invitados comentaron y analizaron la noticia y ensalzaron o criticaron la labor de este diario en la investigación del 11-M, con el trasfondo del bloqueo de todos los partidos a las propuestas del PP para esclarecer los atentados.

La información fue ganando peso y cambiando su enfoque conforme se conocieron las reacciones del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, negando que su departamento hubiera manipulado informe alguno y anunciando que el Gobierno estudia medidas legales contra este diario, y la petición del líder del PP, Mariano Rajoy, para que se investigue la manipulación del informe policial sobre el 11-M.

Igualmente animaron tertulias y telediarios la decisión del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo de elevar a la Sala de lo Penal los documentos remitidos por EL MUNDO, y las explicaciones de la Policía asegurando que el informe rubricado por peritos que afirmaba que podía haber relación entre ETA y los autores del 11-M era «un simple borrador».

Cadena Cope. Aunque el director de La Mañana, Federico Jiménez Losantos, dio la noticia a las 6.00 de la madrugada, fue a las 8.00 horas cuando introducía el tema y presentaba a sus invitados del día. Acompañaban a Jiménez Losantos, Isabel Durán, Ignacio Sánchez Cámara, José Alejandro Vara y Pedro J. Ramírez, cuya intervención inició la tertulia. El director de EL MUNDO manifestó que tenía «sentimientos encontrados» y explicó que se sentía «feliz por toda la gente que viene confiando en nosotros», refiriéndose en concreto a los dos últimos años y a la investigación sobre el 11-M, «feliz por Casimiro García-Abadillo», al que calificó de «gran periodista de esta generación», pero que a la par se sentía «triste» e impactado por los documentos.

Onda Cero. La tertulia de Carlos Herrera, en la que participó el vicedirector de EL MUNDO y autor de la información, Casimiro García-Abadillo, tuvo como plato fuerte de la mañana a Mariano Rajoy. Político y periodistas sacaron partido de una entrevista que fue luego largamente comentada en la propia cadena y en todos los demás medios informativos. La presencia del líder de la oposición en la emisora provocó que su presidente, Javier González Ferrari, y Mauricio Carlotti, consejero delegado de la cadena amiga, Antena 3, bajaran al estudio de grabación a escuchar como atraídos por un imán.

Cadena Ser. La radio del grupo Prisa no pudo eludir la referencia a la información EL MUNDO, aunque cuestionando su veracidad, y enfocó la noticia más por las reacciones del Gobierno y las posibles medidas legales contra este diario que por el informe en sí. El programa matinal que habitualmente dirige Carles Francino, ayer en Senegal, se nutrió con las llamadas de diversos oyentes, todas críticas con EL MUNDO. «Si Pedro J. sabe tanto del 11-M, ¿porqué el juez no lo llama a declarar?», apuntó una oyente.

RNE. También Olga Viza sacó el tema en su tertulia de la mañana. Sus invitados comentaron sin agresividad la noticia y puede resumirse que fue una de cal y otra de arena para EL MUNDO. De las dos únicas llamadas de oyentes que pudieron entrar en antena, uno dedicó su intervención a recordar la «seriedad» con que el diario que dirige Pedro J. Ramírez ha trabajado en diversas investigaciones y ha desvelado tramas como la del los GAL, por lo que reclamó respeto para la labor del periódico.

En cuando a los boletines y servicios informativos, la cadena pública trató el tema sin adjetivos y pronto lo enfocó a través de las distintas reacciones desde el Gobierno y la Policía.

Antena 3. Intenso tratamiento informativo el que ha dedicado esta cadena al tema del día. Ruedo Ibérico, el espacio de la mañana que conduce Montserrat Domínguez, ha analizado comentado y debatido la información. En las noticias de las 15.00 horas, la revelación de El MUNDO ocupó el segundo lugar en importancia y se la dedicó una amplia cobertura.

Telecinco. Vicente Vallés, presentador de La mirada crítica no dudó en llamar a Casimiro García-Abadillo para abordar el tema en su espacio matinal. El vicedirector de EL MUNDO explicó la noticia que luego fue comentada por los tertulianos presentes: Fernando Garea, Rafael Rubio y Juan Carlos Viloria.

TVE. Pepa Bueno, conductora de Los desayunos de la cadena pública, planteó el asunto y la adjunta a la Dirección de EL MUNDO, Victoria Prego, tertuliana de ese espacio, lo desarrolló. Ahí quedaron las cosas, ya que ninguno de los demás participantes entró al debate. Los telediarios de la cadena pública no destacaron la noticia en sus titulares y la trataron más por las reacciones que por la publicación en sí. Tras los detalles del temporal en Galicia y todo el bloque de noticias internacionales, de Tailandia a Israel, la presentadora, Ana Blanco, anunció que el PP pide la comparecencia de Rubalcaba por la información de EL MUNDO. En el mismo bloque destacó la nota hecha pública por la Comisaría General de la Policía.

La Sexta. Los recién estrenados servicios informativos de La Sexta dedicaron una atención pormenorizada a explicar las utilidades del ácido bórico. «EL MUNDO vuelve otra vez a las andadas», apostilló la presentadora del informativo de las 20.00 horas, Mamen Mendizábal. De esta manera eludió el fondo de la cuestión: la relevancia de la falsificación de documentos por parte de Interior.

Cuatro. Parecía que los servicios informativos de la cadena de Polanco iban a obviar la noticia. Ni en sus avances ni en sus titulares se mencionaba el tema. No obstante, en séptima posición, el informativo de las 14.00 horas dedicó sus buenos cuatro minutos a detallar las acciones legales que estudia el Gobierno contra EL MUNDO. En las noticias de la noche, Iñaki Gabilondo entrevistó al comisario general de Policía Científica, Miguel Angel Santano, quien declaró: «Si hoy se produjera la misma situación, volvería a tomar una decisión similar, por puro rigor profesional». También fue entrevistado por la noche en la Cadena Ser, asimismo del Grupo Prisa.

Telemadrid. La televisión autonómica entrevistó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que aseguró no entender que cuando se hace pública la «falsificación» de un documento público «no se quiera investigar». «No sé por qué vamos a rechazar las investigaciones periodísticas. ¿Cómo vamos a renunciar a saber toda la verdad del atentado más importante de la Historia de España?», concluyó.

Una información de F. L. publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Escuche a Pedro J. Ramírez en La Mañana de COPE

Escuche el Editorial de César Vidal en La Linterna

Escuche el Editorial de Cristina López Schlichting en La Tarde con Cristina


La Falsificación del Informe Policial desvelada por EL MUNDO: Repercusión Judicial

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 17:00, Categoría: General

Del Olmo remite los informes a la Sala de lo Penal para que decida si se investiga

El tribunal que se ha hecho cargo del sumario estudia desde ayer si deduce testimonio por la presunta comisión de uno o varios delitos

MADRID.- El juez Juan del Olmo remitió ayer los documentos entregados por EL MUNDO a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que desde el pasado mes de julio se ha hecho cargo del sumario de los atentados.

Los tres magistrados del tribunal ya disponen de una copia de los documentos y tomarán una decisión, previsiblemente, a mediados de la semana que viene. Fuentes jurídicas indicaron que, con toda probabilidad, acordarán que se deduzca testimonio por la presunta comisión de un delito. Es decir, solicitarán que se inicie una investigación judicial. Una copia de los documentos quedará incorporada al sumario.

El tribunal deberá decidir, de acuerdo con el delito o delitos que se hayan podido cometer, si la competencia para investigarlos corresponde a la Audiencia Nacional o bien a un juzgado ordinario por no tratarse de un delito de terrorismo.

Los documentos fueron enviados por Del Olmo al magistrado Javier Gómez Bermúdez, presidente de la Sala de lo Penal y que actualmente también preside la Sección Segunda. Gómez Bermúdez se incorporó al tribunal que deberá juzgar el 11-M tras la salida de Ignacio Bigeriego, que abandonará en breve la Audiencia Nacional. El tribunal lo completan Fernando García Nicolás y Antonio Díaz Delgado (ponente). Los tres miembros que a fecha de hoy componen la Sala serán, casi con toda seguridad, quienes celebren el juicio por el 11-M. Hasta que llegue la vista oral -probablemente en febrero- la Sección deberá resolver cuestiones tan fundamentales como la aceptación o denegación de las pruebas propuestas por las partes.

La Fiscalía espera

Pese a la decisión de enviar los documentos a la Sala, Del Olmo mantiene abiertas unas diligencias previas en las que ha proseguido las investigaciones sobre el 11-M. En ellas, por ejemplo, tomó declaración al comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, por unas declaraciones que hizo ante la Comisión del 11-M que contradecían los informes sobre explosivos incorporados al sumario.

Por su parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional eludió ayer pronunciarse sobre el asunto, ya que no ha recibido traslado de los documentos por parte de la Sección Segunda. El Ministerio Público también se verá obligado a pronunciarse cuando reciba alguna de las denuncias y querellas que ya se han anunciado por estos hechos. Así lo han hecho tanto la Asociación de Ayuda 11-M como la Fundación España y Libertad. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) también anunció que estudia esa posibilidad.

Por otra parte, la Sección Segunda también ha acordado solicitar a Italia la entrega temporal de Rabei Osman Sayed, Mohamed el Egipcio, procesado por Del Olmo en el 11-M. El objetivo de la Sala es que el procesado pueda estar de vuelta en España en el mes de noviembre. Eso permitiría su presencia en el banquillo de la Audiencia Nacional junto a los otros 28 procesados.

El Egipcio fue arrestado en Italia en junio de 2004 y extraditado a España. Posteriormente fue devuelto a Italia para que se celebrase el juicio que tiene allí pendiente por terrorismo. Precisamente, la Sala también pedirá al magistrado de enlace con Italia -el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Jesús Santos- que informe del estado de la causa. Según el criterio mantenido esta misma semana por la fiscal Olga Sánchez, El Egipcio fue, junto a Hasan Haski, uno de los organizadores de los atentados del 11 de Marzo.

Una información de Manuel Marraco publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Penas de prisión e inhabilitación para los funcionarios que falseen escritos

MADRID.- El ordenamiento jurídico vigente castiga con penas de prisión de tres a seis años, además de multa e inhabilitación, a los funcionarios que alteren un documento oficial para cambiar algún elemento «esencial» o para fingir la intervención de personas que no la han tenido.

Se trata del artículo 390 del Código Penal, que indica que «será castigado con las penas de prisión de tres a seis años, multa de seis a 24 meses e inhabilitación especial por tiempo de dos a seis años a la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de sus funciones, cometa falsedad: 1.º Alterando un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial (...); 3.º Suponiendo en un acto la intervención de personas que no la han tenido, o atribuyendo a las que han intervenido en él declaraciones o manifestaciones diferentes de las que hubieran hecho (...)».

Éste fue el precepto que se aplicó a los policías del caso Bono, que fueron condenados por alterar el atestado referido a la detención de dos militantes del PP por una supuesta agresión al entonces ministro de Defensa.

Los condenados hicieron constar en ese documento oficial, remitido al juez, la intervención de un instructor y un secretario que no actuaron, mientras que el instructor que realmente llevó a cabo la investigación y que se negó a practicar las detenciones por falta de indicios contra los sospechosos desapareció del atestado.

En el informe del caso 11-M enviado al juez Juan del Olmo sobre muestras recogidas en la casa de Hasan Haski se afirma que las pruebas analíticas fueron realizadas por un agente que no aparece en el informe original. En éste se asegura que las pruebas fueron llevadas a cabo no por ese agente, sino por tres técnicos de la Policía que hicieron constar la presencia de ácido bórico en un piso franco de ETA. La referencia a esta banda terrorista fue suprimida en el documento enviado al juez instructor.

Otro precepto del Código Penal, el 460, sanciona la conducta del perito que, sin faltar a la verdad en lo esencial, la altere con inexactitudes o silenciando datos relevantes.

La norma dice lo siguiente: «Cuando el testigo, perito o intérprete, sin faltar sustancialmente a la verdad, la alterare con reticencias, inexactitudes o silenciando hechos o datos relevantes que le fueran conocidos, será castigado con la pena de multa de seis a 12 meses y, en su caso, de suspensión de empleo o cargo público, profesión u oficio, de seis meses a tres años».

El artículo 462 del Código Penal añade que «quedará exento de pena el que, habiendo prestado un falso testimonio en causa criminal, se retracte en tiempo y forma, manifestando la verdad para que surta efecto antes de que se dicte sentencia en el proceso de que se trate».

Una información publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La Falsificación del Informe Policial desvelada por EL MUNDO: Repercusión Política

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 16:30, Categoría: General

Rajoy: «Es evidente que se le dio un documento amputado al juez»

MADRID.- Mariano Rajoy dejó ayer sentado que, en relación con la investigación del 11-M, su partido va a seguir presionando al Gobierno pese al cierre de filas del PSOE y de sus socios frente al PP en el Congreso del que dijo no conocer «precedentes en el parlamentarismo democrático moderno».

«La actuación de los grupos políticos», sentenció, «es propia de inquisidores». «No conozco ningún país donde determinados políticos digan que sobre un tema no se puede debatir. ¿Es que va a ser el Gobierno quien decida qué debe opinar la oposición?», se preguntó.

En declaraciones a Onda Cero, el presidente del PP no sólo defendió su «derecho y su «obligación» de hacer oposición en el Congreso sobre este asunto, sino que devolvió al Gobierno las acusaciones acerca de la mala intención política de los populares. Le bastó con dar total credibilidad a la noticia publicada la pasada mañana por EL MUNDO.

«Yo creo que a los jueces hay que darles todos los datos útiles y necesarios para esclarecer el sumario que instruyen, y es evidente que hay un documento al que se la ha amputado una parte», afirmó. «Lo que no sabemos es quién lo amputó y por qué al juez se le entregó una cosa que al final se convierte en algo sin valor», llegó a añadir, «y creo que hay mala intención por parte del Gobierno si no aclara esto que hemos visto». «Esto es sorprendente, pero más aún que cuando alguien pide explicaciones se le diga que quiere crear mal ambiente, que es un señor que organiza follones... ¡Por favor, que estamos en una democracia moderna y avanzada!», se quejó.

Piqué y Ruiz-Gallardón

Por su parte, el presidente del PP de Cataluña, Josep Piqué, quien felicitó a EL MUNDO por su labor durante la celebración de un Foro en Barcelona, aseguró a este diario que «el Gobierno ha de dar explicaciones y las tiene que dar de inmediato, si las tiene». «Es muy importante saber si el ministro del Interior estaba al corriente o no de la falsificación, porque eso tendría unas consecuencias políticas gravísimas», declaró.

En cuanto a sus declaraciones de la víspera a TVE por las que eludía pronunciarse sobre la labor del Grupo Popular en el Congreso y afirmaba que el PP no debe hacer del 11-M «el eje de su oposición», Piqué se reafirmó ayer «punto por punto».

También el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, fue preguntado ayer en rueda de prensa. El dirigente, que se ha significado siempre por apoyar tesis semejantes a las de Piqué, se limitó a decir que, «como siempre, en los temas nacionales mantengo el mismo criterio que el presidente de mi partido, Mariano Rajoy».

Una información de C. R. G. publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


«El PP quiere traer al Congreso la confusión y el enredo»

MADRID.- El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, considera que el PP y Eduardo Zaplana «quieren traer de nuevo al Parlamento la confusión, el enredo y la puesta en cuestión del Estado de Derecho, de las instituciones democráticas y de la investigación sobre el 11-M». Por eso, los socialistas rechazarán la petición de que comparezca el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba.

En su opinión, la estrategia que ha adoptado el PP en este asunto «sólo le conduce al aislamiento político y parlamentario», que se reflejó el martes en el frente común que hicieron todos los grupos contra la formación que lidera Mariano Rajoy, «y a la división interna», en referencia a las declaraciones de Josep Piqué y Alberto Ruiz-Gallardón.

Varios portavoces de los demás grupos coincidieron en que el caso del 11-M no tiene que volver al Congreso, sino que es el juez quien debe investigar las novedades que puedan surgir.

Joan Puig, portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), fue mucho más allá y apuntó la posibilidad de que el Partido Popular haya podido ser el que falsificó el informe conocido ayer. «A lo mejor este documento que ahora publican es el que preparó el PP para intentar convencer de que era ETA [la autora de los atentados] y lo falsificaron ellos en su momento», dijo a Europa Press.

Puig animó al ministro Pérez Rubalcaba a que llegue «hasta el final» en lo que considera «una campaña que ha montado el PP».

Opinó que, probablemente, se van a conocer más informaciones similares a la que ayer desveló EL MUNDO, porque «publicar documentos es fácil».

Por su parte, el diputado del PNV Emilio Olabarria aseguró ayer que no da «ninguna credibilidad» a la información de este periódico, al tiempo que animó a Rubalcaba a emprender acciones legales. Expresó su deseo de que esa actuación «prospere para que los ciudadanos tengan la tranquilidad y el conocimiento fehaciente de que esto no es más que una vulgar patraña»,

Tarea del juez

Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, indicó que no es el Congreso el que debe aclarar todo lo relacionado con esos documentos, sino el juez «que es quien tiene en sus manos la potestad de pedir aclaraciones»

Aunque cree que entra «dentro de la lógica del Ministerio» que exista un «borrador» y después un informe definitivo, reiteró que quien debe actuar es el juez y no el Parlamento. El PP quiere convertir el Congreso «en un tribunal de segunda instancia», añadió.

Jordi Jané, portavoz de Convergència i Unió (CiU), consideró «acertada» la decisión de EL MUNDO de entregar los dos informes en el juzgado de la Audiencia Nacional que tramita este sumario. «Si hubiera una alteración o algo delictivo, es el juez quien debe investigarlo», dijo a este diario.

En CiU también dicen que el 11-M no tiene que volver al Congreso. Pero, eso sí, «cualquier nuevo indicio o hecho que se considere de interés debe investigarlo el juez». En parecidos términos se pronunció Paulino Rivero, portavoz de Coalición Canaria que presidió la comisión del 11-M. Cree que hay que aclarar las cosas, pero sin utilizar las Cortes.

Una información de A. Y. publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La Falsificación del Informe Policial desvelada por EL MUNDO: Otras reacciones

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 16:00, Categoría: General

La Asociación de Ayuda 11-M se querella contra Rubio y Manjón le defiende

MADRID.- Las víctimas de los atentados terroristas del 11-M reaccionaron de manera dispar a la noticia publicada sobre este periódico sobre la ocultación por parte de Interior de un documento que relaciona la masacre con ETA. Mientras dos de las asociaciones que las aglutinan han presentado querellas contra los responsables de la presunta falsificación, o anunciado su intención de hacerlo, Pilar Manjón, la presidenta de la Asociación 11-M, solicitó que, al contrario, sea el ministro Pérez Rubalcaba el que emprenda acciones legales contra EL MUNDO.

La reacción más rápida fue la de la Asociación de Ayuda a las víctimas del 11-M al informar ayer de que ya había presentado una querella contra el ex comisario general de Información, Telesforo Rubio, y contra el policía nacional con carné profesional número 195, «firmante del informe falso», así como «contra el resto de personas responsables, por un presunto delito de encubrimiento y falsificación de documento público».

Los representantes de la citada asociación sostuvieron que los hechos expuestos por este periódico demuestran «la necesidad de esclarecer hasta los últimos extremos la totalidad de los aspectos relacionados con el atentado que asoló Madrid en marzo de 2004».

Para las víctimas representadas por estas siglas, «las explicaciones oficiales suministradas hasta el momento no resultan en absoluto satisfactorias y dejan numerosas cuestiones por resolver». Denunciaron la «tensión emocional y el desasosiego» que toda esta situación está generando entre los afectados por la masacre, cuya máxima pretensión, insistieron, es «conocer toda la verdad».

La AVT también solicitó que se esclarezcan todos los extremos de lo ocurrido en aquel infausto día; exigió al Gobierno que pida perdón; anunció que estudia emprender acciones judiciales «para depurar cualquier responsabilidad que pudiera achacarse a los miembros del Gobierno y así defender la dignidad de las víctimas», y tachó de «aberración moral y política» el proceso de negociación con ETA y con Batasuna.

La asociación presidida por Francisco José Alcaráz reclamó al Ejecutivo que pida perdón tanto por las informaciones publicadas como por su «nula intención de continuar investigando para conocer toda la verdad». Exigió del Gobierno que «dé la cara» y aclare la posibilidad de que Interior «falsificara un documento enviado al juez Del Olmo». Según la AVT, es una aberración «moral y política» gobernar «al son que marca ETA-Batasuna y permanecer obcecado en un proceso de rendición», y es denunciable que el Ejecutivo haya decidido «facilitar la legalización de facto» de Batasuna e «ignorar los actos de terrorismo callejero».

La Asociación de Víctimas fue más allá en sus consideraciones, al lamentar la decisión tomada por todos los partidos con representación parlamentaria contra el PP para no hacerse eco de cualquier elemento relacionado con el 11-M. Calificó esta iniciativa de «vergonzosa» por orillar las incógnitas «que todavía existen sobre la autoría de la mayor matanza de nuestra historia» y sostuvo que el «veto» escenificado es un «triste espectáculo» que demuestra que a los miembros de la Comisión que investigó el atentado «nunca» les interesó «que se sepa la verdad».

La reacción más llamativa fue la que tuvo Pilar Manjón que, ante la posibilidad de una falsificación por parte de altos mandos policiales, pidió que «deje de insultarse a la Policía» y exigió respeto hacia quienes instruyeron el sumario. Manjón apoyó la iniciativa del titular de Interior contra este periódico. «Emprender acciones legales es lo que debería hacer Rubalcaba, y fundamentalmente lo debería hacer la Policía porque ya está bien de que se esté insultando permanentemente a los Cuerpos de Seguridad del Estado», dijo. «Creo que se merecen respeto. Tenemos un sumario porque lo han generado ellos, y me parece indignante que permanentemente se les esté insultando», concluyó, en declaraciones a Europa Press.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Colegio de Periodistas de Cataluña, contra EL MUNDO

BARCELONA.- El Colegio de Periodistas de Cataluña (CPC) ha denunciado, en un comunicado, las «campañas» que, sobre los atentados del 11-M en Madrid, «han puesto en marcha las direcciones de EL MUNDO, la Cope y Libertad Digital, para lograr fines políticos y económicos que nada tienen que ver con el periodismo».

Según el CPC, «los responsables de estos medios vulneran de forma repetida -tal y como pasó en la ofensiva contra el Estatuto de Cataluña- los principios éticos de la profesión».

«El incumplimiento de estas normas básicas del ejercicio del periodismo representa una distorsión en el funcionamiento del sistema democrático, agravado por la virulencia de las campañas, su duración en el tiempo y la coincidencia con la estrategia de un sector del principal partido de la oposición», ha señalado.

Para el CPC, estas prácticas «afectan gravemente a las instituciones del sistema democrático, ponen en peligro la convivencia, erosionan el conjunto de la profesión y tienen como primeras víctimas a muchos de los periodistas que trabajan en los medios que las protagonizan».

El CPC ha hecho un «llamamiento a todos los periodistas a asumir los principios éticos de la profesión» y ha «recordado a la sociedad que campañas como las iniciadas por las direcciones de EL MUNDO, la Cope y Libertad Digital no pueden ser consideradas periodismo».

Una información publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Los sindicatos de la Policía exigen que se esclarezca el caso de los dos informes

SUP y CEP defienden inicialmente la actuación policial, pero piden una investigación i1nterna Consideran que si algún funcionario ha actuado de forma incorrecta, se debe proceder contra él

MADRID.- Los sindicatos de la Policía se pronunciaron ayer sobre la información de EL MUNDO y exigieron una investigación interna clara y contundente. Pidieron, además, que si aparecen responsabilidades de algún funcionario, deben depurarse.

Tanto el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) como la Confederación Española de la Policía (CEP) consideraron que debe esclarecerse a la mayor celeridad si el Ministerio del Interior falsificó un documento para ocultar al juez de la Audiencia Nacional Juan Del Olmo posibles conexiones de la organización terrorista ETA con la masacre de Madrid del 11 de marzo de 2004.

El secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, insistió en que, desde su sindicato, cada vez que aparecen informaciones que ponen de relieve puntos oscuros sobre las pesquisas de los atentados, «siempre exigimos que se investigue, se judicialice y se aclare. Que no queden dudas».

Además, el portavoz de este sindicato, Maximiliano Correal, insistió también en que se esclarezca todo lo ocurrido con los dos informes policiales sobre el hallazgo de ácido bórico en el domicilio de Hasan Haski «para preservar el prestigio del Cuerpo Nacional de Policía», según informa Europa Press. No obstante, desde las filas del SUP se apuntó que el primer informe, el que pudo ser falsificado, «tiene, según la experiencia del SUP, toda la pinta de ser una nota interna», entre otras cosas porque no lleva el sello del Ministerio del Interior, que sí tiene el segundo informe, el que fue remitido al juez Juan del Olmo.

Inicialmente, desde el SUP se defiende la actuación del Cuerpo Nacional de Policía en todas las investigaciones sobre la masacre, pero si se localiza algo «oscuro», «algún funcionario que ha actuado incorrectamente», se deberán depurar responsabilidades.

La CEP afirmó que la Policía Nacional como cuerpo de seguridad está quedando en «muy mal lugar» con las dudas sembradas sobre alguno de los informes que ha realizado en relación con los atentados del 11-M.

Ignacio López, secretario general de la CEP, declaró a Servimedia que este sindicato entiende que debe aclararse todo lo relacionado con la información publicada ayer por este periódico sobre los informes elaborados por la Comisaría General de Policía Científica. En uno, el elaborado inicialmente, se apuntaban posibles vínculos entre ETA y el 11-M en base al análisis de un elemento químico localizado en el registro de la vivienda de uno de los presuntos implicados en la matanza. En el segundo, esa referencia había sido ya eliminada.

Según el líder de la CEP, es necesario investigar todo lo que respecta a la masacre de Madrid, independientemente de las teorías que puedan plantear algunos sobre la autoría de los atentados.

A este respecto, el representante de CEP señaló: «Es evidente que se están poniendo de manifiesto a través de los medios de comunicación cuestiones oscuras dentro de la Policía y la Guardia Civil».

«Nos están dejando en muy mal lugar», afirmó López, quien añadió que «en un ejercicio mínimo de limpieza y de ética profesional se debía dar información a los profesionales y a la sociedad sobre qué está ocurriendo».

Al igual que el otro sindicato policial, la CEP defiende también que, si de las investigaciones internas para esclarecer el caso de los dos informes sobre el ácido bórico se desprende alguna responsabilidad por parte de funcionarios policiales, se deberá actuar contra ellos, según indicó el líder de la CEP.

Una información de F. L. publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La 'Conspiración' que nunca ha existido (22 de septiembre de 2006): Negando la evidencia

Por Sin Pancarta - 22 de Septiembre, 2006, 15:00, Categoría: ABC y EL PAIS contra EL MUNDO

Tanto el diario EL PAIS como ABC tratan de ridiculizar la conexión de ETA con los atentados del 11-M por razón del ácido bórico. Evidentemente sería una prueba ridícula en si misma. El tema que importa y que evidencia la información de EL MUNDO es la falsificación de un informe policial. Sin entrar a valorar quién está detrás de los atentados del 11-M el hecho de falsificar un Informe es un delito. Así mismo cabe preguntarse cuál es la razón por la cual el Ministerio de Interior no quería ver el nombre de ETA en ningún informe oficial. Desconozco la razón y no prejuzgo, pero si afirmo que se ha borrado de un informe policial. Lo del borrador es sencillamente grotesco, un insulto a la inteligencia de la ciudadanía y me ahorro explicarlo porque las informaciones que hoy les ofreceremos lo dejan meridianamente claro. Termino: no nos hablen del ácido bórico, queremos saber quién y por qué se ha modificado un informe policial. Ahí está el tema trascendente, el resto es artificio pueril para engañar a algún incauto o convencer a los que ya están cerrilmente convencidos.


Un insecticida para relacionar ETA y 11-M   

El PP resucita el fantasma de ETA y el 11-M con "elucubraciones" sin base de tres peritos

Madrid - Un producto para matar cucarachas es la conexión entre el 11-M y ETA. Un día después de que 10 partidos emplazaran al PP a dejar de "manipular" al Parlamento con el 11-M, los populares resucitaron ayer el fantasma del supuesto vínculo entre ETA y la masacre. Para ello tomaron como base "elucubraciones sin fundamento", según la Comisaría General de Policía Científica, de tres peritos químicos que analizaron varias muestras de un insecticida para cucarachas hallado a finales de 2004 en la casa de un dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Eduardo Zaplana reclamó la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que explique por qué en el informe químico remitido al juez sobre el ácido bórico hallado en casa de Hassan El Haski se han eliminado las referencias a que esa sustancia estaba en el baño de un piso franco de ETA en Salamanca y en la casa de un antisistema. Los peritos admiten que ignoran para qué se usa esa sustancia, pero dicen que el hallazgo en los tres sitios "lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí, y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean los mismos".

La supuesta prueba atómica de la ocultación de documentos por el Gobierno sobre el vínculo de ETA y el 11-M fue publicada ayer por El Mundo, con amplio despliegue tipográfico y bajo el título "Interior falsificó un documento para ocultar al juez lazos entre el 11-M y ETA". El periódico reproducía el borrador de los químicos, con referencias a la banda vasca, y el informe entregado al juez Juan del Olmo, el único válido, en el que no figuran esas referencias. El propio juez recibió ayer copias de ambos textos, y lo elevó a la Sala de la Audiencia Nacional, ahora competente en la causa, para que decida qué hacer. Esa decisión no se conocerá hasta la semana que viene.

Acciones legales

Rubalcaba reaccionó con dureza desde Tampere (Finlandia). "Es rotundamente falso" lo que publica el citado diario, dijo: "El Ministerio del Interior no ha falsificado jamás ningún documento. De los documentos que obran en mi poder, que son los mismos que tiene el juzgado, puedo, una vez más, decir que no existe ninguna relación entre ETA y el 11-M. Ninguna". El ministro aseguró que ha dado instrucciones a los servicios jurídicos del Estado por si dicha información "puede ser objeto de acciones legales por parte del ministerio y del Gobierno".

Las aclaraciones más precisas procedieron de la Comisaría General de Policía Científica, dirigida por Miguel Ángel Santano. Tanto el borrador como el informe enviado al juez proceden de este departamento, que contestó a un requerimiento de precisiones de la Comisaría General de Información, dirigida entonces por Telesforo Rubio. Dos asociaciones de víctimas vinculadas al PP han anunciado querellas contra Rubio, pese a que éste se limitó a firmar la remisión al juez del informe.

La Policía Científica explica que el informe enviado a Del Olmo "en ningún modo" es falso "pues el que se le remitió es el único informe oficial elaborado". El otro documento es, dice, "un borrador" que pasó los controles de calidad. "En ese trámite se comprobó que las observaciones que hacían los peritos no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno y que, por tanto, no debían ni podían constar en un informe científico. Las citadas elucubraciones eran especialmente inconsistentes tratándose de una sustancia tan común como el ácido bórico".

Esta sustancia, que cualquiera puede comprar en farmacias, droguerías, almacenes o incluso ferreterías (a un euro el cuarto de kilo) es universalmente conocida como conservante o adulterante de drogas, pero, sobre todo, como insecticida doméstico, para tratamiento de afecciones cutáneas y zonas íntimas y para el olor de pies.

Santano reconoce que cuando conoció el borrador "le pareció correcta la remisión del informe íntegro eliminando las observaciones, como así se hizo, siendo firmado por el jefe del Laboratorio Químico-Toxicológico". Explica también que el citado borrador, que carece de número de registro oficial, no puede ser considerado documento oficial. Santano añade: "Que el comisario general nunca ha informado de estos hechos al ministro del Interior, ni al actual ni al anterior, ni a ningún superior jerárquico puesto que no se le dio la menor importancia al asunto".

Tampoco se le dio importancia cuando el ácido bórico fue hallado en el piso de Salamanca o en poder de un supuesto anarquista (esta referencia se ha eliminado en el documento de la edición en papel de El Mundo). De hacerle caso a los peritos, el ácido bórico incluiría en la alianza entre islamistas y ETA a los anarquistas y okupas, a pesar de que los etarras de Salamanca llevan presos desde 2001 y El Haski estaba entonces fuera de España.

El ácido bórico hallado en el piso franco de ETA en Salamanca estaba en el baño de la vivienda, al fondo a la derecha, justo en el único lugar donde no había ni armas ni explosivos. Según el acta del registro efectuado el 6 de noviembre de 2001, firmado por seis policías de Salamanca y Valladolid, un testigo y el secretario de un juzgado salmantino, en el baño había un "tuperware con tapa azul con polvo blanco". Éste contenía "575 gramos de una sustancia pulverulenta de color blanco en la que se observan numerosos pelos", por lo que se especuló que lo usaban para fines cosméticos o contra el mal olor de pies. Junto a ella había una bolsa con 425 gramos de ácido bórico de la marca Cofarcas, que vende este producto en bolsas de un kilo o por sacos de 25 kilos. El hallado en la casa de El Haski en Lanzarote en 2004 se hallaba en la cocina. El acta de registro del 17 de diciembre, firmada por 12 personas, dice: "Al fondo, en la cocina, se encuentra una sustancia, al parecer ácido bórico, que los habitantes de la casa manifiestan que utilizan para matar cucarachas".

"Ignoramos su aplicación"

Con esto se vincula el 11-M con ETA, a pesar de que en los registros consecuencia de las 458 detenciones de etarras entre 2001 y 2004 jamás se ha encontrado ácido bórico, y menos encubriendo explosivos. No existe ni un documento, salvo éste, que refleje ese uso. Pese a ello, los peritos dicen en su borrador: "Que dado lo poco frecuente que esta sustancia ha sido intervenida en hechos terroristas y a que ignoramos su verdadera aplicación en relación con estos hechos, existen varias posibilidades, tales como: conservante de los explosivos de tipo orgánico, enmascarar el explosivo para no ser detectado por los perros especialistas en detección de explosivos, etc.". La literatura científica universal jamás ha incluido el ácido bórico con explosivos, según policías y guardias civiles expertos en ETA.

Texto de Jorge A. Rodríguez publicado por el diario EL PAIS el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


De la Orquesta Mondragón al insecticida terrorista 

El PP esgrime el uso de ácido bórico y antiséptico por islamistas y etarras como la nueva prueba de la conspiración del 11-M

Madrid - El PP ha vuelto a encontrar a ETA en el 11-M. La penúltima vez que localizó la prueba irrefutable de que el mayor atentado de la historia de España tenía el marchamo de la banda terrorista vasca fue el sorprendente hallazgo por parte del diario El Mundo de una tarjeta de visita "del grupo Mondragón" en la Renault Kangoo usada por los islamistas para la matanza, que resultó ser una cinta de música de la Orquesta Mondragón. Ahora ETA y la teoría conspirativa resurge en el mismo diario y la retoma el PP por el hallazgo en el registro de la casa de un islamista en 2005 de ácido bórico, la misma sustancia que fue localizada en el registro de un piso franco etarra en Salamanca en 2001, pero también en la de un supuesto ladrón de cajeros automáticos, perteneciente a grupos antisistema.

El hallazgo de la inexistente tarjeta del Grupo Mondragón fue recibido por los teóricos de la conspiración como la prueba del nueve de la alianza entre etarras e islamistas. Les sirvió para decir, con el PP a la cabeza, que los investigadores habían manipulado las pruebas y que el actual Gobierno había ocultado un hallazgo que se produjo cuando el jefe del Ejecutivo era José María Aznar. El escándalo fue tal que incluso Mariano Rajoy llegó a decir que dicha revelación llevaría aparejada la anulación del sumario instruido por el 11-M.

La revelación de la tarjeta de visita fue difundida días después de que se publicase que la furgoneta, en realidad, estaba vacía cuando fue hallada el mismo 11 de marzo en Alcalá de Henares (Madrid). Llegaron a decir que la cinta coránica, los detonadores, los restos de explosivo y todos los enseres hallados en la Kangoo los había puesto la policía, a pesar de que el dueño del vehículo reconoció como suyos la mayor parte de los bienes (salvo el explosivo y los detonadores).

Días después, la furgoneta ya no estaba vacía, sino que en ese vacío estaba la tarjeta de visita. El PP sostuvo la tesis a pesar de que en los documentos entregados por su propio Gobierno bajo el título Toda la verdad en tiempo real se relataba la verdadera naturaleza de esa tarjeta (de Gráficas Bilbaínas, una imprenta de Madrid propiedad de un conocido ultraderechista), que ha sido omitida hasta hoy por el PP y los teóricos conspirativos, y se subrayaba que lo único que había era una cinta de la Orquesta Mondragón.

El PP ha encontrado ahora la doble prueba de que ETA estaba en el 11-M y de que el Gobierno ha manipulado y ocultado informes para que nadie pudiera vincular a los etarras. La clave está en el ácido bórico. Esta sustancia fue hallada en 2001 en el registro de la casa que el comando Madrid, apresado gracias a la colaboración de un ciudadano anónimo, había alquilado en Salamanca. La sustancia estaba en el baño de la vivienda, el único lugar de la casa donde no había ni armas ni explosivos (aunque sí cepillos de dientes similares a los hallados en la casucha de Chinchón de los islamistas). Una mitad estaba en la bolsa del fabricante (en la presentación Big-bag, de un kilo de peso, de la empresa Cofarcas) y la otra en un tuperware, en el que esta sustancia antiséptica estaba mezclada "con numerosos pelos".

El mismo ácido bórico fue hallado en el registro de la casa en la que vivía en Lanzarote el dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) Hassan El Haski, efectuado en diciembre de 2004. Ya se sabía que era ácido bórico desde el mismo momento del registro, donde 10 policías, un intérprete y el secretario del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Arrecife firmaron un acta que decía: "Al fondo, en la cocina, se encuentra sustancia, al parecer ácido borico, que los habitantes de la casa manifiestan que utilizan para matar cucarachas".

Pero cuando tres peritos hicieron su análisis químico sobre éste último hallazgo, incluyeron que también se había encontrado ácido bórico en la casa de los etarras de Salamanca y, del mismo modo, en casa de Iván M. G., un miembro de grupos antisistemas detenido bajo la acusación de robar un cajero automático en la calle de Biarritz, en Madrid, en 1999. Nada de terrorismo.

Los peritos de la Policía Científica añadieron a su estudio químico una anotación tipo CSI, tildada por su jefe de "elucubración", sobre el porqué del hallazgo de ácido bórico en esos tres registros. Decían que, aunque ignoran para qué lo usaban, si estaba en los dos sitios quiere decir que los autores de los hechos son los mismos, han recibido la misma formación o estén relacionados. Pero el caso es que los etarras del piso están presos desde 2001 y el antisistema no tenía nada que ver con el terrorismo. Y el caso es que, entre las posibilidades de uso del ácido bórico, los peritos incluían la de enmascarar explosivo, pero no las universales: antiséptico para la piel, los órganos íntimos, cucarachicida y para combatir el olor de pies. Se compra en farmacias, droguerías y ferreterías.

Texto de Jorge A. Rodríguez publicado por el diario EL PAIS el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Miguel Ángel Santano Policía Científica: "La ciencia no relaciona el ácido bórico con ningún explosivo" 

Madrid - El comisario general de Policía Científica, Miguel Ángel Santano, afirmó ayer que "en la literatura científica no se ha relacionado el ácido bórico con ningún tipo de explosivo" y sí con su uso común como desinfectante o conservante. Santano, en una entrevista concedida a Noticias Cuatro, afirmó que retiró del borrador del informe las menciones a ETA porque eran "elucubraciones sin fundamento científico".

Los peritos autores del borrador relacionaban ETA y el 11-M porque el ácido bórico apareció en la cocina de Hassan El Haski, uno de los islamistas de la matanza de Atocha y en 2001 había aparecido en un piso franco de ETA en Salamanca. El comisario destacó que el ácido bórico es muy común y que se puede adquirir en cualquier droguería. El ácido bórico hallado en casa del islamista estaba en la cocina y "la utilizaba, según dijo, para matar cucarachas", según Santano, quien añadió que la sustancia es muy común y "tiene múltiples utilidades". El experto detalló que "se ha usado como desinfectante e incluso para conservar marisco y últimamente para cortar la droga".

El comisario detalló que el ácido bórico hallado en el piso de ETA en Salamanca "tenía vello" porque "también se utiliza con fines cosméticos". Además, añadió que entre un caso y otro "ha habido más de 400 detenciones de etarras y nunca ha aparecido ácido bórico".

Santano afirmó que "un informe científico tiene que ser riguroso, no puede tener elucubraciones". El comisario negó que existan dos informes distintos sobre el mismo asunto: "Hay un borrador de informe, que pasa un control de calidad, pero sólo hay un informe que es el que tiene sello de salida con registro oficial". Santano explicó que las correcciones son frecuentes y que volvería a retirar el párrafo: "hay cosas que no son correctas y que se eliminan, como ocurre en cualquier organismo".

Santano afirmó que no le dio "ningún valor" a la supresión del párrafo que aludía a ETA.

Texto publicado por el diario EL PAIS el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Informe de los tres Policías Químicos: "Ignoramos su verdadera aplicación en hechos terroristas" 

Madrid - El informe elaborado por los tres policías químicos sobre las muestras recogidas en el domicilio de Hassan el Haski acreditó que se trataba de ácido bórico. Y tras recordar que, esa misma sustancia, había sido encontrada en el piso franco de unos etarras y en la vivienda de un anarquista, elaboraron su teoría -"lucubración sin ninguna base", según sus superiores-:

"El ácido bórico, en relación con hechos terroristas, hasta el día de hoy, sólo hemos tenido conocimiento de que haya sido intervenido en los hechos que motivan el presente informe pericial y en los anteriormente descritos.

Que dado lo poco frecuente en que esta sustancia ha sido intervenida en hechos terroristas y a que nosotros ignoramos su verdadera aplicación en relación con estos hechos, existen varias posibilidades, tales como: conservante de los explosivos de tipo orgánico, enmascarar al explosivo para no ser detectado por los perros especialistas en detección de explosivos, etc, nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o seran el/los mismo/s autor/autores".

De las tres firmas con las que termina el informe, sólo dos son mínimamente legibles: Isabel López y Pedro Marcos.

Ningún especialista en la lucha antiterrorista consultado ayer por este periódico acreditó que los terroristas utilicen ácido bórico para conservar el explosivo o para confundir a los perros de la policía que los buscan.

El ácido bórico encontrado en el piso de los islamistas se utilizaba, según los inquilinos de esa vivienda, para matar cucarachas y se encontraba "al fondo, en la cocina", según el acta de registro que firmó la policía. En aquel registro no se hallaron explosivos.

En el caso del piso franco de ETA en Salamanca, el ácido bórico se encontraba en el cuarto de baño y en su interior había "muchos pelos", según el acta del registro policial.

Texto publicado por el diario EL PAIS el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Polvos de ácido bórico, que el Haski usaba «para matar cucarachas», supuesto nexo entre el 11-M y ETA

La sustancia hallada en un piso de ETA y en el de un islamista del 11-M era un insecticida

MADRID. La estrategia del periódico «El mundo», a la que se suma también la «Cope», encaminada a intentar demostrar que la banda ETA está implicada en la matanza del 11-M, dio ayer una nueva vuelta de tuerca. El diario se hizo eco del «borrador» de un informe, firmado por tres peritos de la Comisaría General de Policía Científica, que asegura que el hecho de haberse encontrado ácido bórico en 2001 en el piso de unos etarras en Salamanca y también en 2004 en Lanzarote en el de un islamista procesado como ideólogo de los atentados de Madrid, «nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismo/mismos autor/autores». Los peritos incluyen estas afirmaciones en un apartado de «observaciones». Su jefe inmediato, al estudiar el borrador, eliminó esta referencia a ETA al considerarla una mera «elucubración» de sus subordinados, que además hacían «consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno». Por ello, el jefe policial les retiró las firmas de ese borrador y, ya en el informe definitivo, que elevó al juez, no se incluyen esas valoraciones. Además, se hace responsable de ello, al ser el único que firma el documento.

La imputación realizada a Interior de que había falsificado un documento clave fue respondida por el departamento de Rubalcaba con una nota informativa de la Comisaría General de Policía Científica en la que se da la versión oficial del caso, que niega las acusaciones. Según los documentos a los que ha tenido acceso ABC, el islamista Hassan El Haski, en cuya vivienda de la calle Papagayo número 9 de Playa Blanca-Yaiza, en Lanzarote, y más en concreto en la cocina, se halló el ácido bórico, justificó su presencia en que lo utilizaba como insecticida. «Los habitantes de la casa manifiestan utilizar (ácido bórico) para matar cucarachas», según recoge el acta de entrada y registro levantada por el secretario del Juzgado de Instrucción número 6 de los de Arrecife, que fue remitida a la autoridad judicial (el juez Del Olmo) en el atestado 38.336 de la Comisaría General de Información. Al marroquí no se le intervino explosivo.

Para uso cosmético

ABC también ha tenido acceso al acta de entrada y registro redactada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca sobre la vivienda que los etarras Juan Luis Rubenach Roig y María Isabel Villarón Herrero tenían en la plaza de Castrotorace número 9-11, segundo «D». En el documento se especifica que en el baño del piso había un «taperguare» con tapa azul que contenía polvo blanco. Una vez analizado se comprobó que se trataba de «ácido bórico 99,5% de la marca Cofarsca S.A.». Su peso era de 425 gramos. Al parecer, los etarras lo usaron como cosmético, ya que estaba mezclado con abundantes restos de vello.

Según los expertos en explosivos consultados por ABC, «no existe en la literatura científica mundial ningún escrito que aluda a que esta sustancia pueda ser utilizada como componente en un explosivo». Más aún, en la nota de respuesta que hizo ayer la Comisaría General de Policía Científica se precisa que «el ácido bórico tiene múltiples utilidades: se emplea como conservante, para adulterar droga, fabricar cosméticos, pinturas y tintes, la manufacturación de cementos, vidrios y porcelanas o como insecticida contra insectos domésticos y coleópteros».

No obstante, los tres peritos que redactan el borrador señalan que esta sustancia tiene varias posibilidades de uso como conservante de los explosivos de tipo orgánico y para que no pueda ser detectado por los perros especializados de la Policía. Fuentes de la Comisaría General de Policía Científica y de los Tedax consultadas por ABC niegan que el «ácido bórico tenga alguna influencia en los explosivos». El hallazgo del citado ácido en la vivienda ocupada por los dos etarras no fue incluido en la nota de prensa que Interior, en aquellas fechas dirigido por el PP, facilitó sobre el material incautado durante la operación, lo que indica que no se le dio mayor trascendencia.

«Inconsistentes»

En su comunicado, la Policía asegura que el documento elaborado por lo tres peritos y publicado por «El mundo» es «un simple borrador. Un borrador que siguió el procedimiento administrativo habitual» y que fue supervisado por el jefe del Laboratorio Químico-Toxicológico y por el secretario general de la Comisaría General de Policía Científica. Asimismo, subraya que en ese trámite «se comprobó que las «observaciones» que hacían los peritos no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno y que por lo tanto no debían ni podían constar en un informe científico. Las citadas elucubraciones eran especialmente inconsistentes tratándose de una sustancia tan común como es el ácido bórico».

Hassan el Haski está procesado por los delitos de integración en organización terrorista y conspiración para cometer la matanza. Por tanto, se trataría de un ideólogo sin relación con la célula operativa, aunque tenía un papel relevante en el Grupo Islámico Combatiente Marroquí en Europa.

Texto de D. Martínez y P. Muñoz publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Un mensajero dejó por la noche un sobre sin remitente para Del Olmo

MADRID. El personal de seguridad de la Audiencia Nacional entregó ayer por la mañana un sobre cerrado y sin remitente al instructor de los atentados de Madrid, Juan del Olmo. Un mensajero lo había llevado la noche anterior a la sede de este tribunal con el encargo de que el magistrado lo recibiera personalmente. Se trataba de las copias de los informes periciales que, según el diario «El mundo», fueron manipulados por la Policía para ocultar la vinculación de ETA con el 11-M.

Fuentes jurídicas explicaron que Del Olmo, una vez visto el contenido del sobre, lo remitió a la Sala de lo Penal porque se refería a los atentados de Madrid, cuya investigación dio por cerrada el pasado 6 de julio. Desde esa fecha, el sumario es competencia de la Sección Segunda, que previsiblemente la próxima semana decidirá si esos informes son o no relevantes para la causa.

Fuentes jurídicas resaltaron que, con independencia del contenido de los documentos, en la práctica sería poco probable que la Sala ordenase a Del Olmo reabrir el sumario para continuar la investigación. En este sentido, precisaron que podrían incorporarse sin más a la causa si se entendiese que los informes aportan datos relevantes.

En cualquier caso, las fotocopias recibidas en la Audiencia Nacional no tienen ninguna validez jurídica y el tribunal tendría que solicitar los originales. También puede ocurrir que carezcan de interés y el tribunal decida devolverlos.

Texto de N. V. y N. C. publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Rubalcaba asegura que «Interior no ha falsificado ningún documento. Jamás»

TAMPERE (FINLANDIA). El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se enteró de lo que publicaba ayer «El mundo» cuando ya estaba en la localidad finlandesa de Tampere. En una rueda de prensa con periodistas españoles negó que el Ministerio haya falsificado el documento publicado en Madrid y entregado al juez del 11-M.

Cuando se estaba desarrollando la primera sesión del Consejo informal de ministros de Justicia e Interior (el primero al que acude Rubalcaba desde que es ministro de este Gobierno) se le pudo ver deambulando de arriba abajo con el teléfono pegado al oído frente al amplio guardarropa del Tampere Talo, un auditorio espectacular elegido por la presidencia de turno para albergar esta reunión.

Desmentido rotundo

Su primera reacción en público fue un desmentido rotundo: «El Ministerio del Interior no ha falsificado jamás un documento. Jamás». La rueda de prensa se había dedicado especialmente a las cuestiones del orden del día, la inmigración clandestina, y Rubalcaba compartía la mesa con otros dos miembros del gabinete, el de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, y el de Trabajo y Asuntos Sociales, responsable de la regularización masiva que es incesante objeto de críticas en esta reunión, Jesús Caldera. No estaba presente ningún periodista de «El mundo».

Las palabras del ministro fueron las siguientes: «Sobre este tema quiero decir cuatro cosas. Primero: que el Ministerio del Interior no ha falsificado jamás un documento. Jamás. Segundo: que según los documentos que están en mi poder, y que son los mismos que tiene el juzgado, puedo una vez más decir que no existe ninguna relación entre ETA y el 11-M. Ninguna relación. Tercero: que he ordenado a la Comisaría General de Información que haga una nota explicativa de la noticia y cuarto: he pedido a los servicios jurídicos del Estado que estudien si la noticia, tal y como se presenta, puede ser objeto de acciones judiciales por parte del Ministerio y del Gobierno en su caso».

El ministro no quiso ahondar en mas detalles sobre el tema y una vez concluida la rueda de prensa acudió a la habitual foto de familia, una de las más numerosas debido a la gran cantidad de ministros. Rubalcaba regresó a Madrid poco después de mediodía en un avión de la Fuerza Aérea.

Texto de Enrique Serbeto (Enviado Especial) publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Asociaciones de víctimas anuncian acciones legales

La Asociación de Ayuda a las víctimas del 11-M anunció ayer que presentará una querella por los presuntos delitos de encubrimiento y falsificación de documentos contra el ex comisario general de Información Telesforo Rubio y contra el agente que firma el dictamen que, según el diario «El mundo», ha sido falsificado. La AVT, por su parte, ha expresado su determinación de emprender «las acciones judiciales necesarias para depurar cualquier responsabilidad que pudiera achacarse a los miembros del Gobierno». También la plataforma «España y Libertad» ha anunciado que formulará una denuncia ante la Fiscalía.

Texto publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zaplana prepara una nueva ofensiva en el Congreso y pide que Rubalcaba comparezca

El PSOE se hace eco de las discrepancias entre Piqué y Zaplana e intenta hacer «sangre» de la «división interna»

MADRID. El 11-M se ha convertido ya en protagonista absoluto del debate parlamentario en el inicio del curso político. Espoleados por el frente común del PSOE y las minorías para bloquear sus iniciativas sobre los atentados de Madrid y, sobre todo, por las últimas informaciones periodísticas, los dirigentes del Grupo Popular en el Congreso acordaron ayer preparar una nueva ofensiva parlamentaria sobre el 11-M.

Así lo anunció el portavoz de los populares en la Cámara Baja, Eduardo Zaplana, tras sostener que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, debe aportar a la Cámara Baja el supuesto documento policial «manipulado» sobre los atentados de Madrid y comparecer con carácter urgente en el Congreso para dar explicaciones porque, a su juicio, se ha cometido «delito» al ocultar pruebas al juez instructor del sumario.

Aunque Zaplana no descarta la adopción de nuevas iniciativas -como dedicar varias preguntas al asunto e, incluso, una interpelación al Ejecutivo durante la sesión de control del próximo miércoles en la Cámara Baja-, dijo que su grupo esperará a ver cuál es la actuación del Gobierno y «la reacción del juez instructor del sumario», al que ya ha sido remitida «la supuesta falsificación de documentos».

«Algunos están avergonzados»

En declaraciones en la Cámara Baja, Zaplana calificó la situación de «gravísima». «Se trata de una denuncia de manipulación de un documento y de ocultación de pruebas al juez, es decir, de delitos», sentenció. Además, el portavoz de los populares aprovechó su comparecencia ante los periodistas para arremeter contra los socialistas y sus aliados. En este sentido, se mostró convencido de que muchos de los portavoces parlamentarios que el miércoles comparecieron juntos para respaldar el boicot al PP «hoy -por ayer- estarán arrepentidos de haberlo hecho; es más, hoy no lo harían».

En concreto, Zaplana desveló que uno de los firmantes del pacto le transmitió su descontento y aseguró que algunos fueron «engañados o manipulados». «Tienen que estar avergonzados. Son gente de bien y se sumaron al bloqueo por una estrategia política. Lo que hicieron es una indecencia, porque no puede haber una conjura para que este asunto no se trate».

Las palabras de Zaplana tuvieron rápida réplica por parte del PSOE. El portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, se apresuró a anunciar que su partido se opondrá a la petición del PP para que el ministro del Interior comparezca en la Cámara. Según dijo, los populares sólo quieren crear «confusión» porque «jamás ha habido una falsificación de documentos por parte del Ministerio del Interior». El portavoz socialista avisó al PP de que la estrategia que ha puesto en marcha en relación con el 11-M sólo conduce a la «división interna» como, a su juicio, demuestran las «elocuentes declaraciones» de Piqué y Gallardón. Tras asegurar que los populares pretenden «tapar las gestiones que hicieron después del 11-M y las mentiras que contaron a los españoles», animó al PP a «reflexione» porque dicha estrategia «le está alejando» de parte de sus electores.

Texto de J. L. Lorente publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


De peritos y ácido bórico (Editorial de ABC)

Ayer, el diario que mantiene la teoría de la conspiración según la cual los atentados del 11-M no estarían siendo investigados debidamente por la Policía, los fiscales y los jueces, lanzó la muy grave acusación de que el Ministerio del Interior «falsificó un documento para ocultar» al juez una posible relación entre aquella masacre y la banda terrorista ETA. Se trataba de justificar tal imputación en la supuesta alteración de un dictamen pericial del que se habrían suprimido una gratuitas especulaciones de sus firmantes acerca de un hecho intrascendente: la localización de ácido bórico en el domicilio del procesado Hassan el Haski y de la misma sustancia en un piso franco de ETA en la ciudad de Salamanca en el año 2001, es decir, varios años antes de los atentados de Atocha y de la emisión del propio informe.

Esta coincidencia -la posesión de una sustancia común empleada en diversos usos, incluso de carácter doméstico- servía a los firmantes del dictamen pericial para afirmar que entre los etarras de Salamanca y los atentados del 11-M podía existir una relación incluso de autoría. La Comisaría General de Policía Científica calificó ayer -acertadamente- como «elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno» las observaciones que se suprimieron del informe definitivo y oficial que se remitió al juzgado instructor de la causa por el superior jerárquico de los redactores del borrador.

A la vista de todo ello parece evidente: 1) Que no existió falsificación alguna porque el primer informe era un borrador y sólo el segundo era oficial, y en ambos se identificaba la sustancia analizada como ácido bórico; 2) Que no corresponde a los peritos plantear en sus dictámenes químicos especulaciones propias de la investigación; 3) Que por ello, el superior jerárquico que envió el dictamen oficial al juzgado de instrucción actuó con total corrección al retirar unas observaciones fuera de lugar; 4) Y que el ácido bórico aparecido en los escenarios descritos, por ser un producto común -muy habitual como insecticida- es absolutamente irrelevante como indicio de relación entre ETA y los atentados del 11-M, una relación reiteradamente desmentida por sucesivos y rotundos informes policiales que constan en el sumario instruido. También consta en el sumario instruido por el juez Del Olmo el acta del registro del domicilio de Hassan el Haski -ABC aporta información detallada del documento correspondiente-, en el que se da cuenta de la localización de ácido bórico, sustancia sobre la cual los habitantes de la casa manifestaron a la Policía que la utilizaban para «matar cucarachas».

Otra vez -y a la vista de la inconsistencia de la nueva acusación de falsificación, temerariamente lanzada contra la investigación policial y dirigida directamente al Ministerio del Interior- hay que denunciar de modo severo y preocupado la intención emergente en estas supuestas informaciones, no de contribuir al esclarecimiento de los hechos, sino a la conformación, mediante hipótesis inverosímiles, de un auténtico juicio paralelo que -ya parece claro- tiene un objetivo: obstaculizar la apertura del juicio oral, intentando retrotraer las actuaciones sumariales practicadas.

La justicia se imparte por jueces y tribunales independientes, que aplican la ley en una función jurisdiccional con plena independencia de cualquier otro poder del Estado -sea el ejecutivo o el legislativo- y con la preservación de todas las garantías de los acusados. Desde los medios de comunicación se puede contribuir a excitar el celo de la Policía Judicial, del Ministerio Fiscal y de los propios jueces y tribunales, pero en modo alguno puede suplantarse su función mediante juicios públicos e irresponsables y acusaciones que lesionan la dignidad de las instituciones.

La teoría de la conspiración urdida en torno al 11-M adquiere más gravedad en la medida en que de ella se está valiendo una parte del PP -minoritaria, pero poderosa, conducida por Eduardo Zaplana- para tratar de erosionar al Gobierno cuando tantos flancos y tan débiles presenta el Ejecutivo de Zapatero, desde la inmigración al terrorismo, desde la desvertebración territorial a la ausencia de política exterior, por citar los ejemplos de mal gobierno más evidentes. De tal suerte que, al incurrir en estas prácticas periodísticas a las que se abraza una minoría del primer partido de la oposición, no sólo se atenta contra la correcta praxis del ejercicio de la profesión periodística, sino que se deterioran también las posibilidades futuras del PP y se somete al conjunto del sistema democrático a un fuerte desgaste social, que sería mayor todavía si desde medios como ABC -de convicciones democráticas liberal-conservadoras- no se denunciase sin otro afán que preservar nuestras instituciones y su buen funcionamiento.

Editorial publicado por el diario ABC el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com