El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

3 de Octubre, 2006

Bensmail tenía en su celda la fórmula de los explosivos incautados ayer a ETA

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: Vínculos entre ETA e Islamistas

MADRID.- El terrorista Abdelkrim Bensmail, lugarteniente de Allekema Lamari -considerado como uno de los autores materiales del atentado del 11-M y uno de los siete suicidas de Leganés-, tenía en su celda de la cárcel de Villabona (Asturias), escrita en un folio que le fue incautado por la Policía, la fórmula de la cloratita, explosivo habitualmente utilizado por ETA y cuyos componentes fueron hallados precisamente en uno de sus zulos descubierto el pasado jueves en el sur de Francia.

La información sobre el hallazgo, que tuvo lugar en un registro practicado por la Policía el 19 de octubre de 2004, aparece reflejada en un informe de la Unidad Central de Inteligencia (UCI), dependiente de la Comisaría General de Información, que le fue remitido recientemente al juez Juan del Olmo.

Según la nota de la UCI, a Bensmail se le intervino una serie de papeles, de los cuales los agentes hicieron un total de cinco fotocopias.

Pues bien, en el folio número uno, según afirma la UCI, existen «anotaciones en castellano sobre clorato potásico, azufre y tiendas de agrícola». La palabra «cloratita» va precedida de las iniciales en mayúscula: «EXP:V», que, lógicamente, quiere decir explosivo. A continuación, figuran las proporciones en las cuales se mezclan los componentes para fabricarlo: «80 gramos de clorato potásico; 10 gramos de azufre...».

Lo curioso de las proporciones que Bensmail escribió en las notas manuscritas que tenía en su celda es que coinciden (la proporción es de 80/10/10, siendo esta última la de azúcar en polvo) exactamente con las del explosivo que se le ha incautado a diversos comandos de ETA.

Además, en esa misma nota figura la inscripción «tiendas de agrícola», al igual que ha aparecido en diversa documentación de ETA para explicar a sus comandos dónde adquirir los componentes para fabricar la cloratita.

Ese hecho, de extraordinaria relevancia, no puede considerarse sólo como una simple casualidad. Sobre todo, teniendo en cuenta la diversidad de conexiones que el islamista mantenía con conocidos etarras.

Correspondencia

Entre los papeles incautados a Bensmail había también cuatro nombres y direcciones de miembros de ETA que, en ese momento, se hallaban en prisión:

- Jorge García Sertucha, detenido junto a Juan José Rego Vidal el 17 de agosto de 1995 cuando perpetraban un intento de asesinato contra el Rey Juan Carlos en Mallorca.

- Fernando Iracula Albizu, detenido en 1986 y perteneciente al comando Kyoto.

- Harriet Iragui, detenido el 16 de octubre de 2000 en Sevilla y miembro del comando Erraia.

- Henri Parot, al que, en su nota manuscrita, Bensmail menciona por su nombre de guerra, Unai. Parot es uno de los miembros más sanguinarios de ETA, que fue detenido el 2 de abril de 1990 cuando dirigía el comando Andalucía.

Bensmail coincidió con Harriet Iragui durante varios meses en el centro penitenciario de Valdemoro Madrid III. Por otra parte, García Sertucha y Henri Parot han mantenido correspondencia entre sí.

Pero, además de las direcciones carcelarias de los etarras, Bensmail tenía entre sus notas dos nombres anotados con sus respectivos teléfonos: el de Mercedes Ruiz Prieto, que, según la UCI, ha mantenido relaciones con las presas etarras María José Lazcano y Miren Maitane Sagastume, y el de Rosa Blanca Piquer, que ha mantenido relaciones, según la UCI, con los presos de ETA Valentín Lasarte e Idoia Arrieta.

El registro a Bensmail se ordenó tras la publicación por EL MUNDO de una grabación hecha por la policía de una conversación entre el dirigente de Jarrai Juan Luis Camarero, preso también en la cárcel de Villabona, y un amigo suyo.

En dicha conversación, Camarero decía refiriéndose a Bensmail: «Es un tío superserio. Éste es de los que, cuando salga, va con una bomba encima. Yo me llevo superbien con él. Todo lo que sea guerra, de puta madre. Para él hay cosas que nosotros hacemos muy mal. Según él, tú pones la bomba y no tienes que avisar. Tiene que haber muchos muertos. Y ésa es la historia, otro concepto. Mira lo que han hecho... [refiriéndose al 11-S]. Para mí, chapó».

Hay que recordar que, en las fechas en las que se hizo dicha grabación (poco después de los atentados de Nueva York y Washington), también se encontraban en la cárcel de Villabona Rafá Zouhier y Antonio Toro.

Con Bensmail también mantenía relación el miembro del PSOE y colaborador del CNI Fernando Huarte, quien le visitó en la cárcel de Villabona en repetidas ocasiones.

En una de ellas, la que tuvo lugar el 9 de octubre de 2004, hablaron de los atentados del 11-M. La nota que hizo el CNI sobre la citada conversación dice textualmente: «Sobre las noticias que relacionan a ETA con grupos islamistas, el comunicante (Huarte) dice que eso es algo impensable, el interno (Bensmail) justifica y apoya las reivindicaciones de ETA».

Llamada de atención

Con ese bagaje, lo lógico es que la policía hubiese llamado la atención al juez sobre la posibilidad de que la fórmula de la cloratita se la hubiese proporcionado a Bensmail alguno de sus amigos de ETA. Sin embargo, en la nota aclaratoria que hace la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y que se adjunta en el informe de la UCI remitido al juez sólo se dice que «con la palabra cloratita se suele designar a mezclas explosivas a base de cloratos como componente principal». Pero nada se dice sobre el hecho de que éste es uno de los explosivos caseros más utilizados por ETA.

Es más, en el apartado de Valoraciones del informe de la UCI en relación a Abdelkrim Bensmail, se dice expresamente: «La posible relación del interno con cuatro miembros de ETA, de los que tiene anotados en un papel su nombre y dirección, tanto de índole personal como la del interior del Centro Penitenciario en la que cumplen condena, a pesar de tener dichas anotaciones de datos, no se ha podido determinar el contenido de dicha relación, puesto que de la información de la que se dispone se puede asegurar que no existe correspondencia carcelaria entre este interno y los miembros de ETA Jorge García Sertucha, Fernando Iracula Albizu, Iragui Gurruchaga y Henri Parot; además, también se puede confirmar la no existencia de visitas entre éstos».

Parece lógico que los presos por terrorismo, que saben que tienen sus comunicaciones intervenidas, no se envíen carta directamente, sino que lo hagan (como ya se ha demostrado) a través de presos comunes. Y también parece casi una broma que la UCI utilice como argumento para minusvalorar el nexo entre Bensmail y los etarras el hecho de que entre ellos no se hicieran visitas entre sí. Es obvio que los presos nunca se visitan entre ellos.

Por otra parte, tanto el diario El País como el diario ABC se hicieron amplio eco en sus ediciones del día 26 de septiembre del llamado «informe secreto» de la UCI, en el que aparece reseñado el hallazgo de la cloratita, junto a los nombres de los etarras. Ninguno de estos diarios hizo mención a tal hecho.

Una información de Casimiro Garcia-Abadillo publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El material que llevaba ETA en la 'caravana de la muerte'

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 11:50, Categoría: Vínculos entre ETA e Islamistas

MADRID.- El clorato es el componente principal de uno de los explosivos más utilizados por la organización terrorista ETA desde 2000: la cloratita.

Este explosivo, de fabricación artesanal, ha servido a los terroristas para llevar a cabo la mayor parte de sus atentados con artefactos y con coches bomba.

Por ejemplo, en el atentado perpetrado en mayo de 2005 en Madrid, junto a la Torre Europa, minutos antes de un partido de fútbol entre el Real Madrid y el Barcelona, los etarras hicieron estallar un coche cargado con más de 20 kilos de cloratita.

También fue éste el componente explosivo que trasladaban a Madrid los etarras Gorka Vidal e Izkur Badillo en febrero de 2004, pocos días antes de la masacre del 11-M. Los terroristas fueron interceptados por la Guardia Civil con una furgoneta cargada con 536 kilos de explosivos: 506 de cloratita y 30 de dinamita.

En noviembre de ese mismo año, ETA colocó dos artefactos explosivos en sendas mochilas, compuestos por entre dos y cuatro kilos de cloratita, en un refugio militar de la localidad navarra de Belagua. Su explosión no provocó daños personales.

Sin daños personales

En julio de 2000, la organización terrorista colocó un coche cargado con 50 kilos de cloratita y dinamita junto a la vivienda de la senadora vasca del PP Pilar Aresti sin que tampoco se produjeran daños personales.

En agosto de ese mismo año, la Guardia Civil explosionó de forma controlada un coche cargado con más de 100 kilos de cloratita colocado por ETA en la localidad oscense de Benabarre. Durante las denominadas campañas de verano de 2002 y 2003, la cloratita fue el principal material explosivo utilizado por la organización terrorista en la mayoría de sus atentados.

De hecho, la banda reforzó muchos de estos atentados con dinamita de la robada en los polvorines de Francia en Plevin, de la marca Titadyne. De esta forma, lograba multiplicar sus efectos. También fue éste el material utilizado por ETA en los atentados perpetrados en Madrid el día de la Constitución en 2005. En aquella jornada, los terroristas colocaron cinco artefactos en otras tantas carreteras de la Comunidad.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

115 kilos de clorato y 20 de azufre, localizados por la policía en un zulo de ETA en Francia

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 11:40, Categoría: Vínculos entre ETA e Islamistas

Además de los componentes para fabricar cloratita, en el escondite fueron encontrados tres fusiles de asalto, dos pistolas ametralladoras, una pistola automática, una granada y 48 detonadores

MADRID.- La Policía francesa localizó el pasado jueves un zulo de la organización terrorista ETA con armas y sustancias para la fabricación de explosivos. El hallazgo en la frontera fue fruto de la colaboración ciudadana. Un vecino de la localidad de Saint-Étienne-de-Baïgorry, localidad francesa situada a ocho kilómetros de Navarra, fue quien alertó a las Fuerzas de Seguridad de lo que descubrió mientras paseaba.

Fuentes del Ministerio del Interior descartaron que este hallazgo sea algo más que casual y tenga algo que ver con el actual proceso de paz.

Estas mismas fuentes niegan de esta manera la posibilidad de que este hallazgo de armas forme parte de un gesto de la organización terrorista algo así como una entrega controlada para mostrar una voluntad de avance en el proceso.

Las armas y las sustancias para explosivos, envueltos en bolsas de plástico, estaban escondidos bajo unas piedras en una zona boscosa de Saint-Étienne-de-Baïgorry, no lejos de la frontera con España, precisaron las fuentes consultadas al señalar que no ha habido arrestos.

Había unos 115 kilogramos de clorato, 25 de nitrato amónico, 20 de azufre y 15 de polvo amónico, indicaron las fuentes. Con estos productos se fabrica la cloratita, sustancia explosiva que ha sido utilizada por la banda terrorista ETA en un importante número de atentados.

El escondite contenía también tres fusiles de asalto, dos pistolas ametralladoras, una pistola automática y una granada de fusil, así como 48 detonadores eléctricos y 125 metros de cordón detonante, agregaron las fuentes.

Este hallazgo fortuito se produjo el jueves de la semana pasada, cuando un paseante se topó con el escondite, según explicaron en medios policiales. Los investigadores creen que este zulo es probablemente anterior al alto el fuego, declarado por la banda a finales del pasado mes de marzo, si bien no pueden datarlo con precisión.

La subdirección antiterrorista de la Dirección General Central de la Policía Judicial francesa se encarga de la investigación. Se trata del primer hallazgo de armas y explosivos de ETA en suelo del país vecino desde el pasado mes de marzo.

En aquella ocasión la policía francesa localizó 650 kilogramos de polvo de aluminio y nitrato y decenas de detonadores y temporizadores en un hangar agrícola en el departamento de Lot (suroeste).

El hallazgo de este arsenal de ETA se produce después de que la Gendarmería francesa encontrara el domingo 24 de septiembre otro escondite de la banda terrorista en una localidad situada a unos 75 kilómetros de la frontera con España, en el término municipal de Peyrehorade, en las Landas (suroeste), según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista gala.

Los expertos policiales encontraron en el escondite ordenadores y diverso material informático de la organización, así como documentación interna de la banda. Los agentes no hallaron entonces ni armas ni explosivos durante el registro.

En su escondite de Peyrehorade, la banda había almacenado también un número no confirmado de documentos oficiales falsificados, tales como documentos nacionales de identidad, españoles y franceses, y permisos de conducir.

En principio, la operación llevada a cabo el 24 de septiembre, que se cerró sin detenciones, no estaría relacionada con el descubrimiento de ayer, del otro zulo de ETA.

Los investigadores tratan ahora de averiguar quiénes eran los etarras responsables de estos escondites. Además, se analizan los documentos incautados por si aportan datos sobre posibles etarras escondidos en Francia.

Una información de F. L. publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"La formula de la cloratita ¿Otra casualidad mas?" (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 11:30, Categoría: Vínculos entre ETA e Islamistas

¡Que tozuda es la realidad! Por si no hubiera ya suficientes indicios que relacionaran a ETA con el terrorismo islamista, EL MUNDO revela hoy un nuevo nexo, extraordinariamente relevante, que refuerza la conexión de Abdelkrim Bensmail, el lugarteniente de Allekema Lamari, con la banda terrorista vasca.

A los dos diarios afines a las tesis del Gobierno que publicaron la semana pasada el llamado «informe final» de la Policía Nacional sobre el 11-M, se les escapó un dato muy notable, que ignora la opinión pública y que hoy saca a la luz nuestro periódico: que los agentes que registraron la celda de Bensmail encontraron no sólo los nombres y las direcciones de cuatro sanguinarios etarras, sino además la fórmula de la cloratita con las proporciones exactas que habitualmente utiliza ETA. Ayer mismo, la Policía francesa descubrió un zulo, muy cerca de la frontera española, con 115 kilos de clorato potásico y 20 de azufre, dos de los tres componentes de este explosivo -el otro es el azúcar- cuya fórmula poseía el colaborador de Lamari. Hay que recordar que, de los muertos en Leganés, Lamari era el único con un claro perfil terrorista.

Bensmail no sólo tenía en su poder nombres, teléfonos y direcciones de sanguinarios etarras como Parot e Iragi sino que además disponía del contacto con dos mujeres vinculadas al entorno de la banda, que perfectamente pudieron ser utilizadas como intermediarias. En ese contexto es en el que resulta tan relevante que Bensmail tuviera la fórmula de la cloratita conocida como «80-10-10»; es decir, 80% de clorato potásico, 10% de azufre y 10% de azúcar.

Se trata de un explosivo de producción casera al que suele recurrir ETA cuando no tiene acceso a dinamitas de fabricación industrial como el Titadyn, que tiene que sustraer o comprar en el mercado negro. No es, pues, extraño que la banda terrorista se haya planteado volver a elaborar este explosivo casero tras el incremento de controles en los polvorines a uno y otro lado de los Pirineos.

A la luz de lo que publica hoy EL MUNDO, resulta muy difícil creer en la teoría de una enésima casualidad, pero lo cierto es que la conexión de ETA con los islamistas sigue siendo una de las grandes lagunas de la investigación judicial y policial sobre el 11-M.

Es también especialmente significativo que en ese informe de la Policía Nacional se le comunicara al juez instructor que Bensmail tenía esa fórmula de la cloratita y se le ocultara que se trata de un explosivo muy utilizado por ETA con idéntica composición. ¿Por qué ese empeño de ignorar o menospreciar cualquier posible vínculo con la banda?

La revelación de hoy de EL MUNDO cobra todavía mayor relieve si se repasa el resumen realizado por el propio CNI de una conversación en la cárcel de su agente Fernando Huarte, jefe de seguridad del PSOE en Gijón, con Bensmail. Huarte le dice a Bensmail que es «algo impensable» la conexión entre ETA y los islamistas, y el colaborador de Lamari le responde «justificando y apoyando las reivindicaciones» de la banda.

Parece evidente que hay que investigar estas conexiones, que nadie debería desdeñar si pretende llegar al esclarecimiento del 11-M. Pero hay que ser escépticos sobre la voluntad de los responsables de Interior, que difícilmente van a seguir ahora la pista de Bensmail y la cloratita si antes ocultaron al juez la coincidencia en la tenencia de ácido bórico por parte de ETA y de los islamistas.

Editorial publicado por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El Poder Judicial abre una investigación sobre el trato de Garzón a los peritos

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

El magistrado ha interrumpido la tramitación de todos sus sumarios para estar en Colombia como observador de la negociación entre Gobierno y paramilitares

MADRID.- El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial abrió ayer una investigación sobre el comportamiento del juez Baltasar Garzón con los tres peritos de la Policía a los que citó el pasado jueves como testigos y a los que tuvo varias horas esperando a declarar, utilizando luego sus manifestaciones -prestadas sin abogado- para imputarles. Estos expertos realizaron en marzo de 2005 un informe sobre el 11-M en el que hacían una referencia a ETA.

El juez ha interrumpido la tramitación de este asunto y de todos los que acumula en el Juzgado para marcharse a Colombia a un seminario-taller sobre el proceso de paz.

Los expertos de la Policía Científica Manuel Escribano, Pedro Manrique e Isabel López elaboraron en marzo de 2005 un informe sobre el ácido bórico hallado tres meses antes en la vivienda del marroquí Hasan Haski, procesado por su presunta intervención en los atentados del 11-M.

Entre las observaciones incorporadas al dictamen, los peritos mencionaron que en 2001 fue hallado ácido bórico en un piso franco de ETA en Salamanca.

Su superior, Francisco Ramírez, rechazó el informe y lo sustituyó por otro que envió al juez Del Olmo, afirmando que él, y no sus subordinados, fue quien hizo las pruebas analíticas sobre el ácido bórico de Haski.

La Inspección del órgano del gobierno de los jueces abrió ayer una «información previa» en respuesta a un escrito presentado por el vocal del grupo mayoritario José Luis Requero tras la publicación por EL MUNDO de que Garzón, que había citado a los agentes a las cinco de la tarde del pasado jueves, les tuvo esperando hasta la madrugada, les gritó e hizo llorar a la perito Isabel López al dirigirse a ella con sarcasmos.

Los peritos abandonaron la Audiencia Nacional pasadas las 2.30 horas del viernes (no a las 6.30 horas, como por error se publicó en la edición de ayer), pero tuvieron que permanecer a disposición de Garzón durante todo el día siguiente para la práctica de los registros de que fueron objeto sus lugares de trabajo.

Escribano fue el último en prestar declaración. Encerrado desde las 17.00 horas del jueves en un despacho de la segunda planta de la Audiencia, no entró a declarar hasta pasada la una de la madrugada.

Al día siguiente, tanto él como sus dos compañeros recibieron el auto de imputación que Garzón dictó aprovechando las manifestaciones que prestaron como testigos, sin asistencia letrada y sin advertirles de que podía utilizar en su contra lo que dijeran.

Para el vocal Requero, «no estamos ante un asunto menor o desconocido por la opinión pública», por lo que el Consejo General el Poder Judicial (CGPJ) «no puede permanecer pasivo ante unos hechos que tienen una relevancia indudable».

El consejero recuerda que la Carta de Derechos de los ciudadanos ante la Justicia, aprobada por el Parlamento, señala que «el ciudadano tiene derecho a que su comparecencia personal ante un órgano de la Administración de Justicia resulte lo menos gravosa posible».

A su juicio, «ese deber de procurar el debido trato hacia quienes concurren ante los órganos judiciales tiene su tutela en forma negativa al contemplar [la Ley Orgánica del Poder Judicial] como infracción grave el 'exceso o abuso de superioridad' o como falta grave la desconsideración respecto de los ciudadanos». Requero pide a la Inspección que lleve a cabo «la oportuna información» dado que «los hechos tienen una objetiva trascendencia y, por su publicidad, es de los que afectan a la percepción que tienen los ciudadanos acerca del comportamiento de jueces y tribunales».

Horas después, los vocales del sector minoritario del CGPJ Fernando Salinas, Luis Aguiar y Juan Carlos Campo presentaron un escrito en el que proponen a la Comisión Permanente, que se reúne hoy, que redacte un acuerdo en defensa de Garzón.

El escrito reproduce críticas que ha recibido Garzón extraídas de comentarios de opinión publicados en EL MUNDO, Libertad Digital y la cadena Cope, en los que se afirma que Garzón ha ejecutado una «burda maniobra al servicio del Gobierno» y ha «amedrentado a policías decentes para que no cumplan con su deber», haciendo gala de una conducta «rayana en la prevaricación».

Salinas, Aguiar y Campo consideran que esas críticas «cuestionan no sólo el crédito, la dignidad y la profesionalidad del juez atacado en concreto, sino que comprometen la honorabilidad de la Audiencia Nacional y la de toda la carrera judicial en su conjunto».

Añaden que los reproches a Garzón «comportan además una perturbación de la independencia judicial al atribuir a las decisiones judiciales intenciones espúreas y finalidades ajenas a la función jurisdiccional».

Los vocales solicitan que la Comisión Permanente «signifique la improcedencia de las afirmaciones referidas a propósito de las decisiones del magistrado, preservando la labor jurisdiccional que está llevando a cabo y el necesario respeto a la independencia judicial».

Garzón ha interrumpido la tramitación del asunto sobre el informe 11-M/ETA y de todos los demás que acumula en el Juzgado para marcharse a Colombia, donde tiene previsto permanecer hasta el día 6 participando en un seminario-taller sobre la aplicación de la Ley de Justicia y Paz en ese país.

Garzón, que recientemente ha viajado también a Chile y Francia, se incorporó el pasado 30 de junio al Juzgado tras disfrutar desde marzo de 2005 de una «licencia de estudios» en Estados Unidos.

Una información de Maria Peral publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

«Pese a su gran ego, ha hecho aportes a la paz en Colombia»

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 10:45, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

Garzón, que iba a analizar durante 4 días en Bogotá el desarrollo de la ley que juzga a los paramilitares, ha decidido volver hoy

BOGOTA.- «A pesar de todo lo político que es y del gran ego que tiene, el juez Baltasar Garzón ha hecho importantes aportes al proceso de paz con los paramilitares», comentó ayer a EL MUNDO un destacado directivo de un organismo colombiano de paz, quien pidió mantener su nombre en reserva. «Es un hombre equilibrado del que se puede aprender mucho», agregó.

El magistrado español, que goza de gran prestigio en Colombia, llegó el domingo a Bogotá de la mano de la Fundación Ortega y Gasset, en calidad de miembro del Consejo Asesor del Centro Internacional de Toledo para la Paz, cuyo patronato, al que pertenece Miguel Angel Moratinos, preside Antonio Garrigues Walker.

El objeto principal de la visita de cuatro días es analizar la marcha de la Ley de Justicia y Paz, a la que se han acogido más de 2.000 integrantes de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), los llamados paramilitares. Garzón también aprovechó su viaje para encontrarse con las autoridades indígenas del Sur del Cauca -al suroeste de Colombia-, con quienes mantiene una estrecha relación.

Durante toda la mañana permaneció reunido en Bogotá con un grupo de fiscales y jueces, designados para enjuiciar a los paramilitares. El encuentro a puerta cerrada se celebró en el Club El Nogal, el mismo lugar donde se hospeda Garzón, un exclusivo centro de negocios del norte de la ciudad, protegido por estrictas medidas de seguridad desde que el 6 de febrero de 2002 sufriera un brutal atentado.

Le acompañaron el director de la Fundación Ortega y Gasset en Colombia, Pedro Medellín, y Shlomo Ben Amí, vicepresidente del Centro Internacional de Toledo y ex ministro de Exteriores de Israel. Y aunque tenía previsto dirigirse después a la Vicepresidencia de la República para intercambiar opiniones sobre la mencionada ley con su titular, Francisco Santos, finalmente Garzón canceló esta cita en el último momento sin explicar los motivos a la prensa.

Carlos Franco, director de la unidad de Derechos Humanos de la Vicepresidencia, recuerda que «el presidente Uribe le invitó hace más de un año a ser observador del desarrollo de la Ley de Justicia y Paz porque él tiene una mirada independiente». «Es un hombre razonable (...), consciente de los esfuerzos que ha hecho este Gobierno por sacar adelante la ley dentro de los parámetros internacionales», añadió.

La norma mencionada impone penas de hasta ocho años de cárcel a los autores de crímenes de lesa humanidad, y la exigencia de que reparen con sus bienes lícitos e ilícitos a las víctimas. Ello representa un avance en los procesos de paz mundiales, puesto que es la primera vez que los crímenes de una organización armada que abandona voluntariamente su lucha no quedan impunes.

Preguntado por EL MUNDO sobre su decisión de imputar a los peritos que elaboraron el informe original sobre el ácido bórico, Garzón contestó que informaría de la cuestión a su regreso a España. El magistrado ha decidido comprimir su agenda y acortar su estancia en Colombia para volver esta misma tarde a Madrid.

Entretanto, la situación política en el país sudamericano dio ayer un giro radical cuando su presidente, Alvaro Uribe, autorizó a su Gobierno a entablar negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el fin de acordar una «zona de encuentro» que pueda ser escenario de un eventual intercambio de prisioneros. Asimismo, el Ejecutivo, en un comunicado de prensa, «considera viable la posibilidad de convocar una Asamblea Constituyente, como final del proceso de paz, por supuesto, con previa dejación de armas», informa Efe. Horas antes, las FARC comunicaron en una nota su disposición a pactar un cese bilateral de hostilidades en medio de la negociación.

Una información de Salud Hernandez-Mora publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"El hombre que veía amanecer... En Colombia" (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 10:30, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

El hombre que veía amanecer es el título de aquella biografía de Pilar Urbano sobre Baltasar Garzón, al que presentaba como un trabajador infatigable al servicio de la ley. Garzón verá amanecer hoy en Colombia, país al que ha ido para participar en un seminario y ejercer de seudomediador y observador entre Gobierno y paramilitares.

Garzón es el juez español que más ha viajado por el mundo si nos atenemos a los muchos permisos que le ha concedido el CGPJ en esta última década para desplazarse a los lugares más recónditos por todo tipo de causas. Garzón no se puede quejar porque se benefició de marzo de 2005 a junio de 2006 de un permiso remunerado para estudiar en EEUU, lo que obligó al CGPJ a sustituirle en la Audiencia Nacional, donde tenía cientos de causas pendientes.

Garzón se ha ido ahora a Colombia a pesar de que sigue siendo el magistrado de la Audiencia con una agenda más cargada con sumarios tan complejos como el de Fórum, la macroinvestigación sobre el entorno de ETA, el chivatazo a los intermediarios de la banda y muchos casos relacionados con la droga y el terrorismo islámico. A pesar de ello, encuentra ganas y tiempo para ir a Colombia, donde, como en otros países latinoamericanos, cultiva el estrellato. Aunque en esta ocasión, el juez se ha visto obligado a comprimir su agenda -preveía estar cuatro días- y volver hoy a España.

En cuanto aterrice en Madrid, Garzón -defendido ahora por los vocales del CGPJ que cerraron los ojos al escandaloso vapuleo en el Congreso a Francisco Hernando, presidente de este órgano-, se va a encontrar con una investigación abierta por la Inspección, que va a examinar su escabroso interrogatorio a los tres peritos a los que imputó por falsedad. Garzón acostumbra a grabar los interrogatorios, por lo que el CGPJ debería reclamarle esas cintas que servirán para poner en evidencia si advirtió de sus derechos a los peritos y en qué momento lo hizo. No podemos ni siquiera pensar que en el caso de unas diligencias tan injustificadamente secretas no existan esas grabaciones.

Editorial publicado por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Similar versión en LA RAZON y matices en defensa de Garzón en ABC

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 10:00, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

El CGPJ investiga el interrogatorio de Garzón a los peritos

Madrid - El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial ha abierto una información previa para esclarecer las circunstancias que rodearon el interrogatorio que efectuó el juez Garzón a los tres peritos que elaboraron el informe donde se relacionaba ETA con los atentados del 11-M, quienes finalmente fueron imputados de un delito de falsedad. La decisión del Jefe de la Inspección se produce pocas horas después de que el vocal José Luis Requero haya presentado un escrito reclamando la intervención del órgano de gobierno de los jueces y magistrados, al considerar que éste no podía permanecer «pasivo ante unos hechos que tienen una relevancia indudable».

Este consejero aludía a las informaciones publicadas en el diario «El Mundo» respecto a que los entonces testigos fueron citados a las cinco y media de la tarde el pasado 28 de septiembre y el último en declarar lo hizo a las dos y media de la madrugada, terminando cuatro horas después; y, especialmente, a la forma en que supuestamente les trató durante las comparecencias.

Por ello, Requero pide que el CGPJ tome cartas en el asunto para esclarecer esos extremos, dado que los hechos «tienen una objetiva trascendencia y, por su publicidad, es de los que afectan a la percepción que tienen los ciudadanos acerca del comportamiento de jueces y tribunales». Junto a ello, esgrimía que la intervención del Consejo estaba justificada al tratarse de un asunto «que procesalmente se inició en la prensa y del que ésta hace un permanente seguimiento», por lo que «resulta especialmente relevante cómo sea la actuación de los órganos judiciales». Pero, además, destacaba que en este caso concreto no se está ante un juzgado «anónimo» ni que el mismo sea ajeno «al seguimiento periodístico de sus actuaciones procesales».

El Servicio de Inspección del Consejo tiene ahora un mes para decidir si archiva de plano las actuaciones, abre diligencias informativas o incoa directamente expediente disciplinario al magistrado, circunstancia ésta realmente remota.

La réplica inmediata al escrito de Requero se produjo por parte de los vocales de la minoría del Consejo, quienes han presentado un escrito, que se debatirá en la Comisión Permanente de hoy, para que se exprese el apoyo del CGPJ a la actuación de Garzón. En ese escrito se pide que «se signifique la improcedencia de las afirmaciones referidas a propósito de las decisiones» de Garzón, «preservando la labor jurisdiccional que está llevando a cabo el juez instructor y el necesario respeto a la independencia judicial».

El vocal Juan Carlos Campos, uno de los firmantes de esa propuesta, confía en que el acuerdo se adopte por unanimidad de los integrantes de la Comisión Permanente, «porque lo que está en juego es la credibilidad de la Justicia y la independencia de nuestros tribunales».

Por otro lado, la fiscal Olga Sánchez solicitó ayer a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la apertura del juicio oral contra los 29 procesados por los atentados del 11-M. Además, la representante del Ministerio Público pide a los magistrados de la sección segunda que acumulen a ese sumario los interrogatorios efectuados al comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, y a una inspectora de esta unidad que analizó las muestras de explosivos relacionadas con los atentados. Sánchez considera que los hechos investigados «son los mismos por los que se ha tramitado» el sumario.

Pide que Garzón deje el caso

Por otro lado, la juez de Plaza de Castilla Gema Gallego, quien abrió diligencias previas para esclarecer la posible falsedad del informe sobre el ácido bórico a raíz de la querella que presentó una de las asociaciones de víctimas del 11-M, ha requerido al juez Garzón para que le remita la causa. A esta petición de la magistrada para que el juez de la Audiencia Nacional cese en sus investigaciones sobre esta supuesta falsificación, hay que sumar el recurso presentado por los tres policías imputados, tal y como adelantó este periódico, quienes esgrimen que Grazón no es competente para llevar este procedimiento.

Por último, la Fiscalía de la Audiencia Nacional está investigando las amenazas de muerte recibidas contra Del Olmo y Olga Sánchez y ya ha enviado a la Audiencia todas las cartas recibidas.

Una información de F. Velasco y R. Coarasa publicada por el diario LA RAZON el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La juez de Plaza de Castilla reclama a Garzón la competencia sobre los papeles del ácido bórico

MADRID. Por dos vías se ha cuestionado la competencia del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para practicar diligencias en relación con el controvertido informe sobre el ácido bórico hallado en la vivienda de Hassan El Haski en diciembre de 2004. De un lado, la juez de Plaza de Castilla a la que correspondió la querella presentada en relación con estos mismos hechos por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M ha reclamado el asunto; de otro, la defensa de los tres peritos imputados por Garzón ha presentado un escrito para que éste deje de instruir el caso y lo remita a los Juzgados de Madrid.

«Diligencias a prevención»

Hace una semana, Garzón abrió la investigación sobre el informe del ácido bórico después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional le remitiera otra denuncia -esta vez de la plataforma España y Libertad-, también por los mismos hechos. Las «diligencias a prevención» practicadas por este magistrado se inscriben dentro del sumario en el que se practicó la detención de El Haski -imputado por los atentados de Casablanca y procesado después por el 11-M- para determinar si la posesión de ácido bórico tiene alguna relevancia penal para este individuo (es decir, si puede ser acusado por algún delito más) y si la presunta falsificación de un informe pericial afecta a la validez de los indicios que le incriminan por un delito de pertenencia a organización terrorista. Desde la Audiencia Nacional se asegura que lo más probable es que cuando termine de aclarar estos extremos, Garzón remita el asunto a los Juzgados de Plaza de Castilla, competentes para investigar los delitos de falsificación como el que presuntamente cometieron los tres peritos de la Policía Científica.

La reclamación planteada por la defensa de Manuel Escribano, Isabel García y Pedro Manrique -que se sustenta en el artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal- tendrá que ser resuelta por la Sala Penal de la Audiencia Nacional (que preside Javier Gómez Bermúdez), órgano que, por otra parte, ya se ha pronunciado a favor de que sea un Juzgado de Madrid el que investigue si se produjeron irregularidades en la tramitación del informe del ácido bórico.

En cuanto al escrito remitido por la titular del Juzgado de Instrucción número 35 de la capital, lo que plantea es una cuestión de competencia -artículo 759 de la ley antes citada- y el órgano competente para resolverla es la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

La asociación España y Libertad, por su parte, también ha anunciado que se mostrará partidaria de que sea la juez de Plaza de Castilla quien continúe la investigación. Su coordinadora, Yolanda Morín, ha sido citada el próximo miércoles por Garzón para ratificar la denuncia que presentó en la Fiscalía y que el Ministerio Público remitió a Garzón. Morín ha afirmado que pondrá en conocimiento del juez su opinión sobre quién debe asumir la competencia y que irá a ratificar la denuncia a Plaza de Castilla.

Denuncia de Requero

Por otra parte, el jefe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto una investigación (información previa) al juez Garzón para determinar si ha cometido una falta disciplinaria grave. La decisión se ha producido a instancias del vocal de la mayoría conservadora José Luis Requero, quien en un escrito remitido a la Inspección se hace eco de las acusaciones vertidas contra el magistrado por los peritos imputados a través de las páginas del diario «El mundo». En opinión de Requero, debe investigarse la actuación de Garzón por la trascendencia pública y el seguimiento mediático que están teniendo las diligencias abiertas en relación con el informe del ácido bórico. El vocal señala, asimismo, que los hechos pueden generar dudas sobre el trato que reciben los ciudadanos que acuden a los órganos judiciales. Dos de los peritos se han quejado en las páginas del citado diario por la duración de las comparecencias, que terminaron de madrugada; Escribano -que según fuentes fiscales se mostró irascible durante su declaración y en ocasiones poco respetuoso con el instructor- se queja de que Garzón le levantara la voz varias veces.

Amparar a Garzón

El juez de la Audiencia Nacional será objeto de debate hoy también en la Comisión Permanente del CGPJ ya que tres vocales de la minoría progresista han presentado un escrito en el que proponen que se «signifique la improcedencia» de los ataques que desde algunos medios de comunicación se están haciendo contra el juez, al que acusan de prevaricador, por cuanto afectan al «crédito, dignidad y profesionalidad» y que «comprometen la honorabilidad» del tribunal en el que sirve.

Una información de N. Colli y N. Villanueva publicada por el diario ABC el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Rocambolesca versión de EL PAIS en socorro de Garzón

Por Sin Pancarta - 3 de Octubre, 2006, 9:30, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

Vamos a ver si me explico. Dice el periódico cabecera de PRISA que ‘un vocal afín al PP bloquea…’ Aceptemos que es cierto (únicamente como hipótesis de trabajo). Los vocales que han propuesto el amparo de Garzón ¿A quién son afines? ¿Al PSOE que los ha nombrado? ¿O es que la afinidad solo rige contra el Partido Popular mientras en el partido socialista sólo se genera independientes? Esto es una broma, de mal gusto, un insulto a la inteligencia ¿Ya se han olvidado cuando negaron el amparo a Marlasca? Entonces era libertad de expresión.  Por cierto EL PAIS ofrece parte del texto propuesto en apoyo de Garzón por los vocales ‘progresistas’. Juzguen ustedes mismos.


Un vocal afín al PP denuncia a Garzón y bloquea el respaldo del Poder Judicial al juez 

El sector progresista había alcanzado con los conservadores un acuerdo de apoyo al magistrado

Madrid - El conservador José Luis Requero, elegido vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP, presentó ayer un escrito en el Servicio de Inspección de este organismo pidiendo que se investigue al juez Baltasar Garzón por el interrogatorio que hizo a los peritos que elaboraron un borrador de informe donde se relacionaba a un implicado del 11-M con ETA porque en la cocina de su vivienda se halló un matacucarachas similar al que se encontró en un piso franco de los etarras. La denuncia bloqueó una moción que los progresistas habían negociado con los conservadores para respaldar al juez frente a los ataques.

El PP y todo su entorno se lanzó este fin de semana contra Garzón al conocer que había imputado a los tres peritos por falsedad tras un interrogatorio de varias horas en el que los policías admitieron que habían vinculado a ETA con el 11-M tomando como base una sustancia que nunca se había utilizado en España para un atentado terrorista ni para nada que tuviera relación con los explosivos.

Los peritos también admitieron que ese borrador de informe, que nunca llegó a ser oficial, lo volvieron a firmar 14 meses después de redactarlo para hacerlo pasar como oficial cuando su jefe preguntó por informes donde se relacionara a ETA y el 11-M. El PP y sus medios afines mantienen desde hace dos años la teoría de que ETA pudo participar en el atentado más grave de la historia de España.

Jaime Ignacio del Burgo, diputado popular que investiga el 11-M, consideró bochornosa la actuación de Garzón y le acusó de estar al servicio del Gobierno. Los medios afines al PP también sugirieron que Garzón había prevaricado con su resolución judicial y que había prostituido la justicia.

Tras un fin de semana de reproches y descalificaciones a Garzón por parte del PP y sus asociaciones y medios de comunicación afines, el vocal José Luis Requero, elegido a propuesta de los populares, presentó ayer por la mañana en el registro del Servicio de Inspección del Poder Judicial su escrito, basado en una información del diario El Mundo en la que se aludía a un supuesto maltrato de Garzón a los tres peritos.

Requero, según el escrito que ha presentado, quiere saber si Garzón no respetó los derechos fundamentales de los comparecientes. El vocal conservador reclama una investigación sobre lo ocurrido en la Audiencia Nacional el pasado viernes. Requero pretende que se aclare si son ciertas las informaciones aparecidas en El Mundo, en las que se habla de la extensa duración del interrogatorio, de determinadas respuestas del juez o que uno de los peritos se echó a llorar ante los reproches que le formuló el magistrado.

Negociación frustrada

La denuncia de Requero dio al traste con la negociación que desde primeras horas de la mañana mantuvieron vocales progresistas y conservadores para consensuar un pronunciamiento del Consejo General del Poder Judicial respaldando al juez Baltasar Garzón y rechazando las descalificaciones de que había sido objeto durante el fin de semana.

A primera hora de la mañana, los vocales progresistas Fernando Salinas, Luis Aguiar y Juan Carlos Campo comunicaron a Francisco José Hernando (presidente del Poder Judicial y del Supremo) y a Enrique López (vocal elegido a propuesta del PP y portavoz del organismo judicial) la necesidad de sacar un pronunciamiento de apoyo a la independencia judicial tras los ataques sufridos por el juez Baltasar Garzón durante el fin de semana.

La respuesta de López y Hernando fue en principio favorable aunque la situación cambió de súbito al conocer la presentación de la denuncia por parte del vocal conservador José Luis Requero. Este hecho llevó a los tres vocales progresistas a presentar un escrito propio de defensa de la independencia judicial para que se debata hoy en la comisión permanente, integrada por cinco vocales (tres conservadores y dos progresistas).

[Por otra parte, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha instado al Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que dirige Fernando Andreu, para que investigue la procedencia y la autoría de las cartas recibidas antes y después del verano en las que se vertían amenazas de muerte contra el juez Juan del Olmo y la fiscal Olga Sánchez, encargados de la investigación del 11-M, según adelantó ayer la cadena SER.

El 27 de septiembre llegó la última de esas cartas con el siguiente mensaje: "Esto es lo que te va a pasar por el 11-M si ganan los amigos de ZP". A continuación se detallaba un largo listado de magistrados y fiscales asesinados en la Guerra Civil española.

En las otras cartas amenazadoras se podían ver fotografías de Del Olmo y Sánchez colgadas de un árbol dibujado en el folio. En esos mismos mensajes se mostraban también esquemas de la investigación judicial con varias decenas de nombres y las fotografías fotocopiadas de los ministros José Antonio Alonso y Alfredo Pérez Rubalcaba].

Un texto de José Manuel Romero publicado por el diario EL PAIS el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Escrito de tres vocales progresistas en respaldo a la actuación de Garzón: "Del necesario respeto a la independencia judicial" 

Los vocales progresistas Fernando Salinas (vicepresidente del Poder Judicial), Juan Carlos Campo y Luis Aguiar presentaron ayer un escrito que se debatirá hoy en la comisión permanente del Poder Judicial para respaldar la actuación del juez Baltasar Garzón y censurar las descalificaciones que ha sufrido desde distintos ámbitos del PP y sus medios afines. Lo que sigue resume el escrito de los progresistas:

"En estos últimos días, a propósito de una decisión judicial, concretamente dictada por el juez central de instrucción D. Baltasar Garzón, se han vertido afirmaciones y comentarios como los siguientes:

"Montaje de Garzón para criminalizar a los peritos que denunciaron la falsificación", "... el auto está basado en una trampa tendida por el juez a los tres peritos, que entraron a declarar como testigos y salieron como imputados. Es obvio que el juez vulneró sus garantías procesales, en una conducta rayana en la prevaricación" (El Mundo). "[El diputado del PP] Jaime Ignacio del Burgo ha acusado al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de servir al Gobierno y tachó de espectáculo bochornoso la acción emprendida por Garzón contra los tres peritos. Y declaró: "La política ha ocupado el despacho del juez Garzón, pues, en su caso, parece que el juez está prestando un servicio al Gobierno".

"Tales afirmaciones son de una extraordinaria gravedad en cuanto que constituyen una intolerable injerencia en la labor judicial que está desarrollando el juez instructor mencionado. Pero lo que es aún más grave, es que tales declaraciones constituyen explícitas imputaciones de lo que viene a ser un hecho delictivo, el más vergonzante delito del que puede ser acusado un juez: la prevaricación. Estas afirmaciones comportan además una perturbación de la independencia judicial al atribuir a las decisiones judiciales intenciones espúreas y finalidades ajenas a la función jurisdiccional".

Por ello solicitamos que la Comisión Permanente signifique la improcedencia de las afirmaciones referidas a propósito de las decisiones de Garzón preservando la labor jurisdiccional que está llevando a cabo el juez instructor y el necesario respeto a la independencia judicial; y todo ello sin perjuicio del ejercicio de los recursos pertinentes en derecho".

Texto publicado por el diario EL PAIS el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Reacciones Políticas (3 de octubre de 2006)

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 9:00, Categoría: General

El PP apoya a los «policías decentes que cumplen la ley»

Acebes asegura que el Ministerio del Interior se ha convertido en «centro de escándalos y sospechas» y en «instrumento de intimidación»

MADRID.- Ni distancia calculada ni corrección política. El número dos de Rajoy se mojó ayer todo lo que fue capaz, pese a que se trata de un asunto que está sub judice. «Los policías decentes que cumplen la ley», dijo Angel Acebes al ser preguntado en rueda de prensa por la posición del PP ante la instrucción sobre la presunta falsificación de un peritaje policial sobre el 11-M, «deben tener todo el respaldo del Estado de Derecho, como tienen el del Partido Popular».

Las palabras de Acebes no admitían equívocos. Su reclamo a las instituciones y su propio apoyo político iba dirigido a los peritos -imputados por el juez Baltasar Garzón-, no a sus jefes.

Y es que, si bien se guardó por dos veces de expresar cualquier referencia directa al magistrado de la Audiencia Nacional, el dirigente popular arremetió sin disimulos contra el Ministerio del Interior como posible instigador de maniobras e «intentos de amedrentar a funcionarios públicos o de generar confusión».

Acebes, que confirmó el propósito de su partido de seguir llevando al Parlamento estas cuestiones relacionadas con el 11-M, aseguró que con su actual titular, Alfredo Pérez Rubalcaba, el Ministerio del Interior ha vuelto a los «peores años del final del felipismo» y «se ha convertido en un centro de escándalos y sospechas» y en «instrumento de intimidación».

Las «presiones para amedrentar a policías que cumplían con sus obligaciones» fueron, en todo caso, la última de las acusaciones directas de una serie de cuatro pronunciadas ayer en la sede nacional del PP. La primera, relacionada con el chivatazo -presunto- de la Policía al aparato de extorsión de ETA y la llamada telefónica intervenida minutos antes desde la sede socialista de la calle Ferraz, llevó a Acebes a afirmar que «está bajo sospecha el jefe de seguridad del PSOE».

La segunda acusación fue más bien un recordatorio, ya que Acebes se refirió a la triple condena por la detención ilegal de dos militantes del PP durante la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de enero de 2005.

Los «precedentes»

El secretario general del PP no olvidó, en tercer lugar, criticar al Ministerio del Interior por condecorar, ayer mismo, a los escoltas del ex ministro de Defensa José Bono, quienes, al cambiar su declaración y acentuar la tesis de la pretendida agresión a Bono, posibilitaron en su día el cambio del atestado policial que desembocó en la falsedad documental probada en la citada sentencia.

Con «precedentes» como éste, y con los conocidos en «otras épocas en las que estaba el propio Rubalcaba», se preguntaba Acebes, sin citar expresamente el GAL, «¿cómo no vamos a hacer el control de lo que ocurre en el Ministerio del Interior?». Según el número dos, el PP no hace con ello sino «cumplir con sus obligaciones».

Así, este mismo miércoles, el diputado del Grupo Popular Jaime Ignacio del Burgo preguntará al ministro del Interior si sigue manteniendo que no ha habido falsificación de documentos.

Lo que no se sabe es si el presidente del PP, Mariano Rajoy, se quedará a escuchar su intervención, tal como hizo de manera visible la semana pasada.

Una información de Carmen Remirez De Ganuza publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero pide ser tajante con el 11-M, pero sin «enredarse»

Blanco dice que «una mentira no se lava con más mentiras» y que Rajoy «quiere escapar de la gran falsedad que les contaron a los españoles hasta el 14-M»

MADRID.- El fiel escudero en el partido de José Luis Rodríguez Zapatero escenificó a la perfección los dos mandatos que el secretario general del PSOE dio a la Ejecutiva Federal del partido: ser tajantes con las «falsedades» del PP en el 11-M, pero sin dejarse «enredar» en un debate que a los socialistas no les interesa.

Así, José Blanco explicó, por un lado, que su partido se va a esforzar en que «nada nos entretenga ni nos enrede» para poder explicar los logros, acciones y proyectos del Gobierno.

En este aspecto, incidió en los Presupuestos Generales del Estado -«son los Presupuestos de la democracia que más recursos destinan a la política social»-; en las nuevas leyes -Dependencia, Igualdad y Trabajadores Autónomos-, y, someramente, en los avances económicos.

Pero, a la vez, Blanco reiteró el mismo discurso que Zapatero hizo el pasado domingo en la localidad madrileña de Alcorcón, atacando con gran dureza a la «derecha extrema», concepto que ahora no se cae de la boca de ningún dirigente del PSOE.

Así, el número dos del partido reiteró el llamamiento a los votantes de la derecha democrática del PP. «Varios millones de españoles votaron al PP el 14 de marzo de 2004, pero lo que están haciendo sus dirigentes no es digno de la confianza depositada en ellos».

Para Blanco, «Rajoy vive al margen de la realidad, encerrado y atrapado en su propia trampa: la del conjunto de falsedades que ellos mismos han armado en relación al atentado del 11-M, para escapar de la gran falsedad que contaron a los españoles el mismo día y los días siguientes».

Y añadió, en referencia al 11-M, cuestión que citó en varias ocasiones: «Una mentira no se lava con más mentiras».

El dirigente socialista reiteró que el Partido Popular utiliza este asunto con un único fin: «Retrasar o impedir el juicio del 11-M, empañando el crédito de los jueces, porque quieren evitar que queden reflejadas en una sentencia todas sus falsedades».

Además, Blanco también se refirió a la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), celebrada el pasado domingo en Sevilla.

Aunque precisó el respeto del PSOE a las víctimas, indicó que no podía pasar por alto las declaraciones hechas en este evento por el secretario general del PP, Angel Acebes.

Blanco, en este sentido, afirmó en dos ocasiones que el periodo de Acebes como ministro del Interior fue el de mayor número de víctimas del terrorismo (debido a los atentados del 11-M).

«Por eso, creo que es hora de que el señor Acebes empiece a pensar en su responsabilidad. Ahora no hay concesiones a ETA, lo que hay es que no tenemos víctimas mortales. Es un dato que no está falsificado, es objetivo y no es ningún engaño», afirmó el secretario de Organización del PSOE.

En la Ejecutiva, el todavía presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, manifestó que se habían malinterpretado sus palabras en una entrevista en El País, donde decía, entre otras cosas, que Zapatero no tenía modelo de Estado. El secretario general del PSOE no le contestó, en concreto, a este asunto.

Una información de Manuel Sánchez publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La fiscal pide la apertura del juicio oral

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 8:30, Categoría: El Sumario del 11-M

MADRID.- La fiscal de la Audiencia Nacional encargada del sumario del 11-M, Olga Sánchez, ha solicitado la apertura del juicio oral contra los 29 procesados por su presunta participación en los atentados del 11-M.

Así consta en un escrito elevado a la Sala en el que la fiscal pide también que se requiera al juez Juan del Olmo, instructor del sumario sobre el 11-M, que remita las diligencias previas 147/2006, abiertas para esclarecer algunos flecos de la investigación sobre los atentados, informa Servimedia.

Olga Sánchez argumenta que los hechos investigados a los que se refieren esas diligencias «son los mismos por los que se ha tramitado el sumario 20/04», es decir, el de los atentados.

A juicio del Ministerio Público, esas diligencias deben ser incorporadas al sumario «para su examen y proposición como medio de prueba» para que puedan ser valoradas en el marco del juicio oral que se celebre por este caso.

Dentro de esas diligencias, el juez tomó declaración al comisario jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos, Juan Jesús Sánchez Moreno, y a una inspectora de la Unidad Central de Explosivos de la Policía Nacional, para que aclarasen algunas contradicciones sobre los explosivos.

La fiscal ya pidió esta acumulación al juez el pasado 26 de julio, pero Del Olmo se negó.

Por otra parte, la Audiencia Nacional está investigando las amenazas de muerte recibidas contra el juez Juan del Olmo y la fiscal Olga Sánchez, según informó ayer la cadena Ser. La Fiscalía ha enviado ya al Juzgado Central de Instrucción número 4, cuyo titular es Fernando Andreu, todas las cartas recibidas para que las investigue.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

ABC convierte la petición fiscal de apertura de juicio oral en el fin de la investigación

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: El Sumario del 11-M

La petición de apertura del juicio oral cierra el paso a la teoría conspirativa

La Fiscalía da por aclarada la autoría islamista del 11-M y solicita la apertura del juicio oral

MADRID. Quince días antes de que se cumplieran los plazos previstos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó ayer a la Sala de lo Penal la apertura del juicio oral contra los 29 procesados por la matanza de Madrid. Ni la investigación (de Garzón) sobre la presunta falsificación de los informes que hablaban de ácido bórico en el domicilio de Hassan El Haski, ni las diligencia previas abiertas por el juez Del Olmo -dictado ya el auto de conclusión del sumario- para investigar el tipo de explosivo utilizado en la matanza han modificado las previsiones de la Audiencia Nacional, cuya intención sigue siendo la de comenzar las sesiones del juicio el próximo mes de febrero.

Precisamente, y a propósito de las diligencias abiertas en medio de la polémica de la nitroglicerina, cuya acumulación al sumario del 11-M ya solicitó la Fiscalía el pasado 26 de julio, al Ministerio Público le interesa de nuevo que esas diligencias previas formen parte del procedimiento, que, tras el auto de conclusión del sumario, ya está en la Sala de lo Penal. En este sentido, la fiscal Olga Sánchez sostiene que las declaraciones del comisario Sánchez Manzano (quien reconoció ante el juez que se equivocó cuando en la Comisión de investigación habló de nitroglicerina en los escenarios del 11-M) y las de la inspectora de los Tedax que elaboró el primer informe de los explosivos (dijo que nunca mencionó la palabra nitroglicerina ante sus superiores y sí los componentes de la Goma 2-Eco) «deben ser incorporadas al sumario para su examen y proposición como medio de prueba» en el juicio oral.

Además, la Fiscalía recuerda que estas diligencias previas no tienen cabida en ninguno de los supuestos en los que la legislación procesal penal contempla la posibilidad de que se mantengan abiertas unas diligencias previas relacionadas con un sumario sobre el que ya se ha dictado auto de conclusión. De esta forma, Del Olmo no sólo ha perdido ya la competencia funcional para instruir, sino que las diligencias sobre la polémica de la nitroglicerina no tienen que ver ni con la aparición de huidos, ni con la revocación de la conclusión del sumario ni con que se hayan producido nuevas detenciones.

El Ministerio Público justifica su solicitud de acumulación de estas diligencias previas en este momento procesal en el objetivo de «garantizar el conocimiento de tales actuaciones por defensas y acusaciones y facilitar a éstas la proposición de los medios de prueba» que estimen oportunos.

La Fiscalía, que previsiblemente presentará su escrito de calificación provisional a mediados del mes de noviembre, pide la apertura del juicio oral contra los 29 procesados por el juez Del Olmo. Aunque será en ese escrito en el que el Ministerio Público concrete sus acusaciones contra cada uno de los imputados, todo apunta a que, a diferencia del juez Del Olmo y de la Sección Cuarta (que confirmó todos los procesamientos), la fiscal considerará a Basel Ghalyoun autor material de la matanza y le imputará así los 191 asesinatos de los trenes. También mantendrá la autoría material de Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, y la intelectual de Rabei Osman «El Egipcio», Hassan El Haski y Youssef Belhadj.

Por otra parte, fuentes jurídicas señalaron que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha abierto diligencias previas para investigar el envío de cartas que contienen graves amenazas contra el instructor Del Olmo y la fiscal Olga Sánchez. Aunque el goteo de misivas se retrotrae a unos meses, es en las últimas semanas cuando estos envíos se han intensificado. De hecho, la fiscal recibió el «último mensaje» hace unos días.

Un texto de N. Villanueva y N. Colli publicado por el diario ABC el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

“11-M: Verdad y Justicia” (Editorial de ABC)

La petición del Ministerio Fiscal para que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional proceda a señalar el juicio oral en el sumario del 11-M supone que, tras la confirmación del auto de procesamiento dictado por el juez Del Olmo, la investigación ha llegado a su fin sin que la llamada «teoría de la conspiración» haya sido capaz de aportar datos relevantes o hipótesis verosímiles: los autores de la matanza terrorista fueron islamistas radicales, y el atentado que costó la vida a 191 ciudadanos se perpetró mediante la explosión de Goma 2-Eco, como la sección correspondiente de la Sala Penal de la Audiencia Nacional ha ratificado, siguiendo el criterio del instructor. Este hito procesal viene a dar la razón a los medios que, como ABC, han defendido el Estado de Derecho -es decir, a la Policía, al sistema judicial, al Ministerio Fiscal- y han propugnado la necesidad de una justicia rápida y eficaz para las víctimas de aquel macabro atentado terrorista. Ambas enlazan con el deseo de la inmensa mayoría de los ciudadanos: verdad y justicia.

La búsqueda de la verdad en el asunto del 11-M corresponde a la Administración de Justicia -las sentencias en democracia son actas de la verdad formal-, secundada por el Ministerio Fiscal y la Policía Judicial. Creemos que -sin perjuicio de las incógnitas que siempre se producen en los grandes procesos, más aún cuando los autores materiales han desaparecido (los del 11-M se suicidaron en Leganés)- el Estado está cumpliendo con su obligación y que las teorías alternativas a las judiciales forman parte de una serie de hipótesis cuyos autores -el diario «El Mundo» y su director, Pedro José Ramírez- han sido incapaces de demostrar. Que insistan en ellas para dar verosimilitud a una suerte de conjura según la cual determinados circuitos del sistema policial, judicial, e incluso político, estarían bajo sospecha no deja de ser una práctica reprobable en lo deontológico, irresponsable en lo político y sensacionalista en lo periodístico. Esta insistencia en tesis que se han demostrado inciertas es propia de usos amarillistas incompatibles con la prensa de calidad, que se caracteriza por el rigor y la responsabilidad en el mantenimiento del crédito y la estima del Estado y de las instituciones.

En las grandes democracias occidentales, los rotativos incluidos en ese segmento de prensa de calidad coinciden de forma natural y constante en la defensa de los valores en los que se asienta la convivencia social y el orden político, sin necesidad de que, simultáneamente, se produzcan afinidades ideológicas, editoriales o informativas. Por fortuna, eso es lo que está ocurriendo en España a propósito del 11-M: la mayoría aplastante de los medios de comunicación respalda a los jueces y los Tribunales, confía en la Policía y asume el carácter democrático de los partidos políticos con representación parlamentaria. Son contados -y sobran los dedos de una mano para cuantificarlos- aquellos otros que se decantan, sin fundamento comprobado alguno, por la llamada teoría de la conspiración. Parece atacado de megalomanía -o de obsesión- suponer que el Estado y la mayoría de los medios están errados, cuando no dolosamente conjurados, mientras la verdad es atesorada por unos pocos y se encuentra contenida en tesis incontrastables.

Creer o descreer en la versión judicial del 11-M no es, como tramposamente quiere plantearse por los adalides de la teoría de la conspiración, una cuestión ideológica maniquea: la derecha política y social debería alentar las tesis alternativas a las oficiales en tanto en cuanto hacerlo deterioraría la credibilidad del Gobierno, y la izquierda debería apoyar la versión policial y judicial porque ésa es la que sostiene también el Ejecutivo. Semejante planteamiento es sencillamente sectario e incierto, porque implica la subordinación del Estado y de sus estructuras e instancias permanentes a los vaivenes de sus poderes, que actuarían así al ritmo que le marcasen los diferentes gobiernos de turno. El criterio de discernimiento no puede ser ideológico, ni partidista, ni mucho menos sectario, sino racional y equitativo, anclado en una firme convicción democrática de que el Estado es una casa común con capacidad para regenerarse y sus poderes idóneos para cumplir sus funciones.

Y no verlo así -y la teoría de la conspiración es roma en el entendimiento de esta cuestión- es tanto como concebir la democracia como una continua y cruel guerra de banderías entre ideologías democráticas. Y en ABC, desde una concepción liberal-conservadora, creemos en el Estado y en la sociedad española, deseamos la veracidad, clamamos por la justicia y amparamos, en la medida de nuestras posibilidades, a las víctimas. Lo hacemos todo ello conforme a nuestro leal saber y entender, con autonomía editorial y empresarial, desde la buena fe y sirviendo a las responsabilidades que se nos debe exigir como un medio de comunicación riguroso y serio.

Editorial publicado por el diario ABC el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La fiscalía insta la apertura de juicio por el caso del 11-M 

Madrid - La Fiscalía de la Audiencia Nacional instó ayer la apertura de juicio oral contra los 29 procesados por el juez Juan del Olmo por su presunta implicación en los atentados del 11-M que causaron la muerte de 191 personas y graves lesiones a otras 1.755.

La fiscal Olga Sánchez considera que la investigación sobre los atentados está concluida y por tanto se muestra conforme con la conclusión del sumario acordada por el magistrado el pasado 6 de julio.

La fiscal estima que los 29 imputados idearon, prepararon o ejecutaron los atentados terroristas cometidos en Madrid el 11 de marzo de 2004 o intervinieron en los restantes hechos delictivos que se persiguen en la causa.

En el escrito presentado, la fiscal pide al tribunal que reclame a Del Olmo las diligencias previas 147/06 en las que el juez tomó declaración al comisario jefe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ, Juan Jesús Sánchez Manzano, y a la inspectora número 17.632, jefa del Grupo de Investigación de Explosivos de la unidad de Tedax.

Acumulación de las causas

Para la fiscal los hechos investigados en esas diligencias previas "son los mismos por los que se ha tramitado el sumario 20/04 [el del 11-M]", y por tanto, procede que se acumulen a la causa principal.

Como el sumario del 11-M está ya concluido, el juez ha perdido su competencia funcional "para la práctica de diligencias relacionadas con los hechos delictivos en cuestión". Todo ello, a salvo de las excepciones previstas en la ley, como que sean detenidos algunos de los declarados rebeldes en la causa, se revoque la conclusión del sumario o sea necesaria una instrucción suplementaria, porque hayan sido identificados y detenidos otros individuos que hayan podido participar en los hechos.

El juez Del Olmo declaró en rebeldía como presuntos autores materiales de los atentados a Mohamed Belhadj, Mohamed Afalah, Said Berraj y Daoud Ouhnane. El magistrado suspendió el procedimiento contra ellos hasta que sean detenidos. En el caso de Afalah, existen pruebas de que se suicidó en un atentado en Irak; los restantes se encuentran en paradero desconocido.

La fiscal pide también al tribunal que se requiera al juez Del Olmo para que remita todas las piezas separadas del sumario que se abrieron en su momento, incluidos los expedientes gubernativos.

El tribunal, integrado por los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Fernando García Nicolás y Antonio Díaz Delgado, resolverá en los próximos días sobre la petición de la Fiscalía.

Un texto de J. Yoldi publicado por el diario EL PAIS el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"La acidez del ácido" por Rafael Guijarro

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 7:30, Categoría: Informe del Acido Bórico

Aunque no sepamos más del 11-M de lo que sabíamos el primer día: 200 víctimas en un atentado, sí es posible conocer mejor los efectos explosivos del ácido bórico, que podrían acabar no sólo con la candidatura de Garzón a la alcaldía de Madrid, sino con una parte de su fama de juez a quien el ácido bórico le llevó a perder el oremus en una instrucción para la que no tenía competencia. Que el mundo está al revés en el 11-M lo muestra el afán de los responsables del Gobierno en aquel día en que se investigue lo que sucedió delante de sus ojos sin que llegaran a enterarse, mientras que la oposición de entonces, que gobierna ahora, se retuerce ante la idea de seguir investigando hasta que se sepa algo más de lo mucho que se ignora.

Además, el presidente ningunea a las víctimas, ni las cita en el discurso de los peligros de la extrema derecha frente a los beneficios de la derecha, en el acto de presentación de las candidaturas de su partido para Madrid, teniendo en cuenta que el atentado fue en Madrid, cuando gobernaba la derecha, la extrema y la otra, con mayoría absoluta, en las dos cámaras y en la Comunidad de Madrid, mientras que él no gobernaba, ni Simancas tampoco. Y sin embargo, ni se acuerda de las víctimas, ni siquiera como posibles votantes agradecidos por la solución que haya dado su gobierno al asunto más grave que se encontró cuando tomó posesión. Ni en Irak ni en ninguna parte ha habido 200 víctimas como en Madrid. El ácido bórico le está haciendo perder la sesera a mucha más gente que a Garzón: ¿por qué no piensan que el 11-M es lo más importante que ha pasado y que la legislatura es un puro mariconeo si no consigue que se sepa la verdad?

Publicado en el diario LA GACETA DE LOS NEGOCIOS el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Edurne y los 'días malos'

Por Sin Pancarta - 3 de Octubre, 2006, 7:00, Categoría: Informe del Acido Bórico

Dices muchas verdades Edurne, pero no conviene excluirse de los consejos prodigados y, presiento que, en tu valoración sobre los peritos del ‘ácido bórico’, has tenido un mal día.

“El pecado original del 11-M” por Edurne Uriarte

Que el esperpéntico asunto del ácido bórico haya podido convertirse en primer tema de debate nacional sólo puede ser consecuencia de lo que considero el pecado político original del 11-M. Me refiero a la feroz manipulación que orquestó el Partido Socialista, a aquel «Merecemos un Gobierno que no nos mienta» del actual ministro de Interior sólo unas horas antes del comienzo de la votación. A aquella conversión de la investigación policial en mentira por el rechazo socialista a mantener abierta la hipótesis de la autoría etarra. A la milagrosa clarividencia por la que el PSOE supo inmediatamente que no era ETA. A la persecución de los políticos del PP como si ellos y no los terroristas fueran los responsables últimos del atentado.

La consecuencia de todo aquello está plenamente vigente. Es la profunda desconfianza que muchos ciudadanos mantienen respecto a los políticos que protagonizaron la campaña del atentado del 11-M, especialmente los dos más relevantes, el actual presidente del Gobierno y el actual ministro del Interior. Y que se ha extendido hacia los cuerpos policiales por los chivatazos y filtraciones interesadas que policías amigos hicieron a los socialistas.

No es que aquel Gobierno naciera sin legitimidad, pero sí nació sin credibilidad. Y muy especialmente en el tema más delicado de nuestro país que es el terrorismo. Añadamos a esto las negociaciones secretas, cada vez más secretas y cada vez más sospechosas, de Zapatero con ETA, y, luego, la guinda del chivatazo. El cóctel está servido. Hay una buena parte de los españoles que no cree al Gobierno cuando informa sobre terrorismo y que, además, ha desarrollado fuertes suspicacias respecto a los mandos policiales.

Ese es el clima en el que un asunto como el del ácido bórico no pasa directamente a la sección de humor o no acaba en el escarnio generalizado de quienes lo hayan podido utilizar. Dicen sus compañeros que los peritos que confeccionaron el informe son profesionales de gran competencia. No lo pongo en duda. Pero tuvieron un mal día. Mejor dicho, unos cuantos malos días, porque persisten en la defensa del error. Estoy segura de que ellos mismos suspenderían a un alumno en prácticas por escribir lo que escribieron. Que es algo así como relacionar a ETA con los islamistas porque se encontró laca en sus cuartos de baño. Yo la tengo y he oído decir que es contaminante y hasta creo haber leído que en determinadas condiciones puede explotar; quizá en internet.

Y resulta que esta teoría, entre caprichosa y disparatada, ha sido presentada como la gran prueba de la vinculación de ETA con el 11-M. Esto da una idea de cómo son las demás. Y certifica por enésima vez que no, que no hay una sola prueba ni medianamente consistente sobre la vinculación de ETA con el 11-M. Una cosa es que Rubalcaba y Zapatero dilapidaran su credibilidad entre el 11 y el 14-M. Y otra, los datos, que no pueden ser retorcidos, ni siquiera por el pecado original.

Publicado por el diario ABC el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com