El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Bensmail tenía en su celda la fórmula de los explosivos incautados ayer a ETA

Por Narrador - 3 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: Vínculos entre ETA e Islamistas

MADRID.- El terrorista Abdelkrim Bensmail, lugarteniente de Allekema Lamari -considerado como uno de los autores materiales del atentado del 11-M y uno de los siete suicidas de Leganés-, tenía en su celda de la cárcel de Villabona (Asturias), escrita en un folio que le fue incautado por la Policía, la fórmula de la cloratita, explosivo habitualmente utilizado por ETA y cuyos componentes fueron hallados precisamente en uno de sus zulos descubierto el pasado jueves en el sur de Francia.

La información sobre el hallazgo, que tuvo lugar en un registro practicado por la Policía el 19 de octubre de 2004, aparece reflejada en un informe de la Unidad Central de Inteligencia (UCI), dependiente de la Comisaría General de Información, que le fue remitido recientemente al juez Juan del Olmo.

Según la nota de la UCI, a Bensmail se le intervino una serie de papeles, de los cuales los agentes hicieron un total de cinco fotocopias.

Pues bien, en el folio número uno, según afirma la UCI, existen «anotaciones en castellano sobre clorato potásico, azufre y tiendas de agrícola». La palabra «cloratita» va precedida de las iniciales en mayúscula: «EXP:V», que, lógicamente, quiere decir explosivo. A continuación, figuran las proporciones en las cuales se mezclan los componentes para fabricarlo: «80 gramos de clorato potásico; 10 gramos de azufre...».

Lo curioso de las proporciones que Bensmail escribió en las notas manuscritas que tenía en su celda es que coinciden (la proporción es de 80/10/10, siendo esta última la de azúcar en polvo) exactamente con las del explosivo que se le ha incautado a diversos comandos de ETA.

Además, en esa misma nota figura la inscripción «tiendas de agrícola», al igual que ha aparecido en diversa documentación de ETA para explicar a sus comandos dónde adquirir los componentes para fabricar la cloratita.

Ese hecho, de extraordinaria relevancia, no puede considerarse sólo como una simple casualidad. Sobre todo, teniendo en cuenta la diversidad de conexiones que el islamista mantenía con conocidos etarras.

Correspondencia

Entre los papeles incautados a Bensmail había también cuatro nombres y direcciones de miembros de ETA que, en ese momento, se hallaban en prisión:

- Jorge García Sertucha, detenido junto a Juan José Rego Vidal el 17 de agosto de 1995 cuando perpetraban un intento de asesinato contra el Rey Juan Carlos en Mallorca.

- Fernando Iracula Albizu, detenido en 1986 y perteneciente al comando Kyoto.

- Harriet Iragui, detenido el 16 de octubre de 2000 en Sevilla y miembro del comando Erraia.

- Henri Parot, al que, en su nota manuscrita, Bensmail menciona por su nombre de guerra, Unai. Parot es uno de los miembros más sanguinarios de ETA, que fue detenido el 2 de abril de 1990 cuando dirigía el comando Andalucía.

Bensmail coincidió con Harriet Iragui durante varios meses en el centro penitenciario de Valdemoro Madrid III. Por otra parte, García Sertucha y Henri Parot han mantenido correspondencia entre sí.

Pero, además de las direcciones carcelarias de los etarras, Bensmail tenía entre sus notas dos nombres anotados con sus respectivos teléfonos: el de Mercedes Ruiz Prieto, que, según la UCI, ha mantenido relaciones con las presas etarras María José Lazcano y Miren Maitane Sagastume, y el de Rosa Blanca Piquer, que ha mantenido relaciones, según la UCI, con los presos de ETA Valentín Lasarte e Idoia Arrieta.

El registro a Bensmail se ordenó tras la publicación por EL MUNDO de una grabación hecha por la policía de una conversación entre el dirigente de Jarrai Juan Luis Camarero, preso también en la cárcel de Villabona, y un amigo suyo.

En dicha conversación, Camarero decía refiriéndose a Bensmail: «Es un tío superserio. Éste es de los que, cuando salga, va con una bomba encima. Yo me llevo superbien con él. Todo lo que sea guerra, de puta madre. Para él hay cosas que nosotros hacemos muy mal. Según él, tú pones la bomba y no tienes que avisar. Tiene que haber muchos muertos. Y ésa es la historia, otro concepto. Mira lo que han hecho... [refiriéndose al 11-S]. Para mí, chapó».

Hay que recordar que, en las fechas en las que se hizo dicha grabación (poco después de los atentados de Nueva York y Washington), también se encontraban en la cárcel de Villabona Rafá Zouhier y Antonio Toro.

Con Bensmail también mantenía relación el miembro del PSOE y colaborador del CNI Fernando Huarte, quien le visitó en la cárcel de Villabona en repetidas ocasiones.

En una de ellas, la que tuvo lugar el 9 de octubre de 2004, hablaron de los atentados del 11-M. La nota que hizo el CNI sobre la citada conversación dice textualmente: «Sobre las noticias que relacionan a ETA con grupos islamistas, el comunicante (Huarte) dice que eso es algo impensable, el interno (Bensmail) justifica y apoya las reivindicaciones de ETA».

Llamada de atención

Con ese bagaje, lo lógico es que la policía hubiese llamado la atención al juez sobre la posibilidad de que la fórmula de la cloratita se la hubiese proporcionado a Bensmail alguno de sus amigos de ETA. Sin embargo, en la nota aclaratoria que hace la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y que se adjunta en el informe de la UCI remitido al juez sólo se dice que «con la palabra cloratita se suele designar a mezclas explosivas a base de cloratos como componente principal». Pero nada se dice sobre el hecho de que éste es uno de los explosivos caseros más utilizados por ETA.

Es más, en el apartado de Valoraciones del informe de la UCI en relación a Abdelkrim Bensmail, se dice expresamente: «La posible relación del interno con cuatro miembros de ETA, de los que tiene anotados en un papel su nombre y dirección, tanto de índole personal como la del interior del Centro Penitenciario en la que cumplen condena, a pesar de tener dichas anotaciones de datos, no se ha podido determinar el contenido de dicha relación, puesto que de la información de la que se dispone se puede asegurar que no existe correspondencia carcelaria entre este interno y los miembros de ETA Jorge García Sertucha, Fernando Iracula Albizu, Iragui Gurruchaga y Henri Parot; además, también se puede confirmar la no existencia de visitas entre éstos».

Parece lógico que los presos por terrorismo, que saben que tienen sus comunicaciones intervenidas, no se envíen carta directamente, sino que lo hagan (como ya se ha demostrado) a través de presos comunes. Y también parece casi una broma que la UCI utilice como argumento para minusvalorar el nexo entre Bensmail y los etarras el hecho de que entre ellos no se hicieran visitas entre sí. Es obvio que los presos nunca se visitan entre ellos.

Por otra parte, tanto el diario El País como el diario ABC se hicieron amplio eco en sus ediciones del día 26 de septiembre del llamado «informe secreto» de la UCI, en el que aparece reseñado el hallazgo de la cloratita, junto a los nombres de los etarras. Ninguno de estos diarios hizo mención a tal hecho.

Una información de Casimiro Garcia-Abadillo publicada por el diario EL MUNDO el martes 3 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com