El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

EL PAIS, ahora, en Defensa de Garzón

Por Sin Pancarta - 4 de Octubre, 2006, 10:00, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

Estoy siguiendo este tema de Garzón con singular interés. Ahora EL PAIS sale en defensa del ‘juez ‘estrella’ contra unos honrados servidores de la ley y el orden. Y aún resulta más sorprendente la aparición de Pradera en esta cuestión, el mismo que años atrás se erigía como defensor oficial de Felipe González frente a las imputaciones de Garzón. De momento lo dejamos con la versión del ‘diario independiente de la mañana’ a la vez que permanecemos expectantes ante eventuales nuevas revelaciones. Me temo que el tema dará para mucho.


Los fiscales aseguran que el interrogatorio de Garzón a los peritos fue correcto 

Los funcionarios de la policía científica afirman que recibieron un trato "humillante y vejatorio"

Madrid - Un interrogatorio y dos versiones distintas de los hechos que allí se produjeron. Dos de los tres peritos a los que el juez Baltasar Garzón ha imputado un delito de falsedad en relación con un informe pericial donde se vinculaba a ETA con el 11-M a título de probabilidad, Manuel Escribano e Isabel López, han denunciado al magistrado por su trato vejatorio. Esta versión contrasta con la que facilitaron ayer, por medio de sendos escritos firmados, los fiscales Olga Sánchez y Pedro Rubira, que defienden la actuación del juez Garzón durante el interrogatorio a los peritos.

En sendos escritos remitidos ayer al Consejo General del Poder Judicial, los dos peritos, Manuel Escribano e Isabel López, señalan:

- "Denunciamos el humillante y vejatorio trato recibido por parte del juez Baltasar Garzón, quien se ha portado a nuestro modo de ver exhibiendo una total y absoluta falta de respeto y abuso de autoridad a quienes suscribimos, quienes vinimos de testigo. Destacamos el tono altivo del juez, su permanente atosigamiento y corrección tanto sobre el tono de nuestras palabras como de nuestros gestos y caras en una actitud soberbia y airada impropia de cualquier funcionario y mucho más de un juez de la Audiencia Nacional. No podemos consentir que actitudes como estas, desterradas en una democracia, se pavoneen en la sede de un juzgado. Es intolerable.

Como es el hecho de citar a una persona a declarar como testigo a las cinco de la tarde, tomarle declaración de madrugada y convocarlo a continuación a una entrada y registro a las 11 horas del día siguiente. Como es el hecho de tomar declaración tras presentar un documento es causa de la imputación y seguir tomándonos declaración.

Finalmente, imputar un delito cuya competencia corresponde a los juzgados de instrucción y continuar sin inhibirse en un deliberado exceso de poder".

"Absoluta normalidad"

Esta versión contrasta con la facilitada ayer, a través de sendos escritos firmados, por los fiscales Olga Sánchez y Pedro Rubira, donde se asegura que las comparecencias se produjeron con todas las garantías y que no se vulneraron los derechos fundamentales.

En ambos documentos se señalan las mismas circunstancias en relación con los hechos:

- "En relación con las declaraciones prestadas por los funcionarios policiales, facultativos con carné profesional números 9, 11 y 155 de la Comisaría General de Policía Científica, en calidad de testigos durante los pasados 28 y 29 de septiembre en el marco de la pieza separada incoada en el sumario 9/03 del Juzgado Central de Instrucción número 5, comunicó a V. E. a los efectos que considere oportunos que tales declaraciones en las que la que suscribe estuvo presente como fiscal de la Audiencia Nacional se realizaron de modo adecuado y correcto, con absoluta normalidad, con sujeción y respeto a la legislación procesal, y sin que se produjera ninguna incidencia digna de mención, por lo que son inciertas las imputaciones de haber actuado coactivamente que se han formulado contra el titular del indicado órgano judicial".

Texto publicado por el diario EL PAIS el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El experto que vinculó a ETA con el 11-M sólo se quejó por esperar ocho horas 

Madrid - Manuel Escribano, el policía que redactó el informe pericial donde vinculaba a un implicado en el 11-M con ETA porque se había encontrado en su vivienda ácido bórico, sustancia hallada también cuatro años antes en un piso de etarras, planteó en el interrogatorio al que fue sometido por el juez Baltasar Garzón una sola queja. Escribano quiso dejar constancia en su declaración que le habían hecho esperar ocho horas en la Audiencia antes de tomarle declaración. A continuación, el juez le preguntó si la espera le había causado algún trastorno a la hora de declarar y Escribano contestó que no.

Escribano ha denunciado al juez Baltasar Garzón ante el Consejo General del Poder Judicial por un supuesto trato vejatorio durante los interrogatorios que se celebraron el pasado jueves y que se prolongaron hasta la madrugada del viernes en la Audiencia Nacional.

Sin embargo, según fuentes jurídicas consultadas por este periódico, en ningún momento se produjo ningún incidente que pudiera sustentar las acusaciones de este perito y de Isabel López, la otra policía que firmó el informe del ácido bórico y que también ha denunciado a Garzón.

El único incidente durante la declaración de Escribano se produjo al final del interrogatorio, cuando el perito quiso dejar constancia de que le habían citado a las cinco de la tarde del 28 de septiembre en la Audiencia Nacional y no declaró hasta la una de la madrugada del 29 de septiembre.

Ante este comentario, le preguntaron al policía si con esa queja quería señalar que la espera le había limitado de alguna forma su disposición a declarar. Escribano contestó que no había querido decir eso y que no se había limitado de ninguna forma su disposición a declarar.

Después de aclarar esta situación, Escribano firmó la declaración al mostrarse de acuerdo con la transcripción que se había hecho de las preguntas y de sus respuestas.

En el interrogatorio celebrado en la Audiencia Nacional se sucedieron las preguntas del juez y de los representantes de la fiscalía para determinar si el ácido bórico se utilizaba para fabricar explosivos.

Garzón pretendía determinar si podía imputar a Hassan el Haski, terrorista vinculado al 11-M, tenencia de explosivos. El juez Del Olmo ha imputado a Hassan el Haski un delito de conspiración en relación con el atentado terrorista del 11-M que costó la vida a 191 personas y dejó heridas a otras 1.755. En el registro de la vivienda donde fue detenido Hassan el Haski junto a otras tres personas se encontró ácido bórico "al fondo, en la cocina", pero ninguna sustancia explosiva.

Los residentes en el piso aseguraron que tenían el ácido bórico para matar cucarachas. En los interrogatorios del juez Garzón, los peritos admitieron que ignoraban la relación entre el ácido bórico y los explosivos y que en España no existían antecedentes del uso de esa sustancia para atentados terroristas.

Sin embargo, Escribano escribió en el capítulo de observaciones que ese mismo producto se había hallado en un piso franco de ETA en Salamanca y en el piso de un anarquista en Madrid. En el registro de esa vivienda de etarras, el ácido bórico se halló en el cuarto de baño "lleno de pelos".

El perito, tras descubrir la coincidencia, escribió que podía obedecer a una relación entre etarras y terroristas islamistas o a que habían tenido una formación semejante.

Su jefe superior le pidió que retirase esas observaciones del informe por carecer de fundamento. Escribano se negó y su jefe optó por remitir al juez un informe donde se eliminaban las observaciones y se precisaba que lo hallado era ácido bórico.

Texto publicado por el diario EL PAIS el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La verdadera prueba del ácido bórico por Javier Pradera

Si los árboles no dejan ver el bosque, los procedimientos puestos en marcha por los tribunales también tapan a veces el trasfondo político de los litigios. Así, José Luis Requero, consejero del Poder Judicial, ha pedido que Baltasar Garzón sea sometido a expediente disciplinario de ese mismo órgano como instructor de los eventuales delitos cometidos en la preparación del informe pericial emitido el 22 de marzo de 2005 por la Comisaría General de Policía Científica sobre el ácido bórico descubierto en el domicilio de Hassan El Haski, imputado por los atentados terroristas de Casablanca y Atocha. Esa denuncia sólo pretende difuminar los objetivos perseguidos por la filtración del documento de los expertos: la supuesta demostración de la conexión entre ETA y el atentado de los trenes de la muerte. Los autores del sumario paralelo del 11-M, que intentan provocar la nulidad de las actuaciones y retrasar así el comienzo del juicio oral, querían conectar su engendro con el sumario penal mediante una tenue hilaza: el arma, sin embargo, se les disparó por la culata tras el auto dictado el pasado viernes por Garzón.

La pasarela para el abordaje pirata del sumario era una gratuita conjetura del perito Manuel Escribano -aceptada por sus dos colegas- incluida en el documento interno del análisis de la sustancia intervenida a Hassan El Haski en diciembre de 2004; la elucubración recordaba la requisa -también de ácido bórico- realizada cuatro años antes en un piso franco de ETA en Salamanca para sacar la conclusión de que la banda terrorista podía estar relacionada con los autores del 11-M. La Comisaría General de Policía Científica rechazó esa peregrina hipótesis: no sólo el ácido bórico es de venta libre y tiene normalmente usos higiénicos sino que además se desconoce su empleo en actos terroristas. El documento interno de Manuel Escribano -señala el auto de Garzón- nunca tuvo carácter oficial y jamás fue autentificado; el jefe de la Sección de la Unidad de Análisis asumió la responsabilidad de firmar el informe oficial de 22 de marzo de 2005 una vez descartada esa disparatada conexión.

Este conflicto menor de orden burocrático ha sido transformado en una maniobra política: el 11 de julio de 2006, Manuel Escribano decidió rescatar de su archivo informático el documento interno desechado por sus jefes y hacerlo circular -con la rúbrica de los tres peritos- como si fuese el verdadero informe oficial de la Comisaría General de Policía Científica de marzo de 2005, supuestamente falseado por el Ministerio del Interior en el momento de enviárselo al juez. Las recientes declaraciones radiofónicas del hoy eurodiputado Agustín Díaz de Mera -director de la Policía durante el mandato de Aznar- acerca de la existencia de un "informe real y cierto" elaborado por "un autor y una autora" sobre las conexiones de ETA con el atentado del 11-M y ocultado por el Gobierno mostraron que la botella con el mensaje intoxicador había llegado a las playas del PP. El Mundo publicó la documentación manipulada el pasado 21 de septiembre, aunque sin mencionar la fecha de la copia y las firmas.

La complejidad del proceso penal ha creado incertidumbres acerca de la competencia sobre la instrucción del caso. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, a quien el juez Del Olmo pasó en su día la documentación enviada por El Mundo, remitió el asunto a los juzgados de Madrid. Pero el juez Garzón había intervenido previamente de oficio -como instructor del sumario de Hassan El Haski- y citado como testigos a las personas relacionadas con el informe: los tres peritos han sido imputados por un presunto delito de falsedad en documento oficial. Más allá de las cuestiones procesales, el episodio del ácido bórico prueba realmente que los defensores de la participación de ETA en el 11-M han pasado de las conjeturas fantásticas a la manipulación de los hechos indiciarios, no sólo para encajarlos dentro de su teoría conspirativa sino también para incorporarlos al sumario.

Publicado por el diario EL PAIS el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com