El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Reacciones Políticas (4 de octubre de 2006)

Por Narrador - 4 de Octubre, 2006, 7:00, Categoría: General

Aguirre compara las informaciones del 11-M con las de los GAL

«Así se descubrieron crímenes de Estado», dice Gallardón pide fortalecer las «instituciones»

MADRID.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pidió ayer que no se descalifiquen las «informaciones periodísticas» sobre los atentados del 11-M en Madrid, y llegó a señalar que así fue, precisamente, como se descubrieron en su día «crímenes de Estado» como los de los GAL.

De manera literal, la dirigente popular se preguntó en la Cope: «¿O es que no tenemos en España ejemplos de que aún 14 años después, como el caso de los GAL, se han descubierto crímenes de Estado por investigaciones periodísticas?».

Aguirre puntualizó que ella fue «uno de los primeros políticos del PP» que, en relación al 11-M, manifestó su «plena confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los jueces, fiscales, sistemas institucionales e investigaciones periodísticas». Añadió, no obstante, que no puede «entender por qué hay gente que porque el PP pregunte esto en el Congreso diga que estamos en la teoría de la conspiración». «Nunca hemos dicho que el PSOE es responsable del 11-M», afirmó, «pero queremos saber la verdad. ¿Cómo es posible que en España se considere, por parte de algunos medios y el Gobierno, una falta de ética intentar esclarecer lo ocurrido?»

Al tiempo que hablaba la presidenta de Madrid, lo hacían los dos dirigentes del PP habitualmente más críticos con la presión parlamentaria al Gobierno en lo referente a la investigación del 11-M. Primero Josep Piqué y luego Alberto Ruiz-Gallardón, los dos bordearon la cuestión sin comprometer la estrategia del partido, pero matizando sus respectivas reservas.

El alcalde de Madrid fue el que llegó más lejos en su desmarque de la línea oficial del partido. Se pronunció a favor de «fortalecer las instituciones» en relación con el Ministerio del Interior y los tribunales, «porque éstas deben ser respetadas y valoradas por los ciudadanos».

Zaplana y la «presión»

Además se mostró crítico con la línea editorial de EL MUNDO cuando, de manera tácita, declaró que «algunos sectores de la prensa, indudablemente, están en un terrero paralelo de lo que es la información». «Hay que respetarlo», añadió, «porque vivimos en un país con absoluta libertad de expresión, pero lo que es evidente es que lo que tenemos que hacer los políticos es gestionar la realidad».

Por su parte, Piqué apuntó que el PP está haciendo «lo que tiene que hacer», en lo que se refiere al control político de la investigación de los atentados de Madrid, «porque hay que seguir hablando de lo que preocupa a los ciudadanos». Añadió, en todo caso, que existe un «grado de confusión muy fuerte» en torno a esta cuestión, sin decantarse por ninguna de las líneas editoriales.

El candidato del PP a la Generalitat de Cataluña negó en cualquier caso que su partido se haya dejado arrastrar por una «guerra de medios de comunicación», y se concentró en su discurso más recurrente, según el cual el PP debe «trabajar en todos los campos a la vez» y «no centrarse exclusivamente en el 11-M».

«No creo que en el PP no haya nadie que no pueda compartir esto que digo», aseguró Piqué. Una afirmación que no impidió horas después a Eduardo Zaplana proclamar que su partido seguirá «abonado a la verdad» sobre el 11-M pese a la «presión política y mediática».

El portavoz del Grupo Popular vaticinó en rueda de prensa que con «tantos cabos sueltos» en torno a la masacre de Madrid «el Gobierno, al final, va a terminar enredándose».

Pero sobre todo, lo que Zaplana lanzó ayer fue una advertencia a propios y ajenos: «A mí, a estas alturas, no me va a amedrentar ninguna presión política ni mediática», afirmó. «Después de dos años y medio tras el atentado, lo único que sabemos a ciencia cierta es que no hay nada claro y, a pesar de eso, cada vez son más las voces que dicen 'y qué' y miran para otro lado de una forma cobarde», dijo, «está en juego la salud de la democracia española».

Una información de Carmen Remirez De Ganuza publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


L. Garrido: «Quien está enredado es el PP»

MADRID.- El portavoz 'popular' en el Congreso, Eduardo Zaplana, dijo ayer que en torno al 11-M «hay tantos cabos sueltos» que «el Gobierno va a enredarse demasiado». Diego López Garrido, portavoz del Grupo Socialista, le contestó: «Quienes están absolutamente enredados son el PP y el señor Rajoy, entre otras cosas por los buenos oficios de Zaplana, que en cuanto hay una oportunidad se enreda en el 11-M».

Según López Garrido, el problema del PP es que ha llegado a «un punto de no retorno y no sabe salir de ese jardín».

El portavoz de los socialistas acusó al PP de estar frenando la investigación de los jueces sobre la mayor masacre terrorista cometida jamás en España.

Además, arremetió contra la mayoría conservadora del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) porque ayer no mostró su «amparo» al juez Baltasar Garzón frente a las críticas que está recibiendo, sino que decidió posponer este asunto.

López Garrido acusó al PP de «mover sus peones en el CGPJ» para intentar detener la labor de Garzón y consideró que «estamos ante un hecho muy grave porque es un freno a una investigación judicial».

Una información de Agustín Yanel publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com