El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

La versión de ABC y EL PAIS

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 6:45, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

El CGPJ rechaza amparar al juez porque ya no tramita el «caso bórico»

MADRID. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) rechazó ayer conceder el amparo al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por los ataques a los que se ha visto sometido desde que empezó a investigar el «caso bórico». Tras una reunión de varias horas en la que se dispensó a este asunto una «especial atención», la Comisión Permanente hizo público el acuerdo, que se adoptó por tres votos (los del presidente, Francisco Hernando, y los de los vocales de la mayoría conservadora Enrique López y Carlos Ríos) frente a dos (los de los miembros de la minoría progresista Luis Aguiar y Juan Carlos Campo). Se reeditaba así -aunque esta vez desprovista de tensión y enfrentamiento- la división que, en el seno de esa misma Comisión, había provocado una semana antes la propuesta de los minoritarios para que el CGPJ hiciera una declaración de apoyo a Garzón frente a la campaña de descrédito emprendida contra él desde varios medios de comunicación. En esa ocasión, el CGPJ eludió apoyar a Garzón.

Uno de tres

Fuentes del CGPJ aseguraron que los miembros de la Permanente entraron ayer en la reunión con la decidida voluntad de llegar a algún tipo de consenso. El acuerdo que finalmente se adoptó consta de tres puntos y las discrepancias entre conservadores y progresistas se produjeron sólo en torno al primero (aunque más importante): la concesión del amparo. En los otros dos hubo unanimidad.

El argumento principal que ha llevado a la denegación del amparo se centra en que las críticas se referían a su actuación en un concreto asunto -el del informe que sugería una hipotética vinculación entre ETA y el 11-M a partir del hallazgo de ácido bórico- que en este momento ya no está en manos de Garzón, pues él mismo se ha inhibido en favor de los Juzgados de Madrid. El CGPJ entiende que no se dan las condiciones «objetivas» que la ley exige para conceder el amparo, cuya finalidad es «defender la independencia judicial en el futuro como consecuencia de las actuaciones que la hayan podido inquietar en el pasado y en el presente, siempre y cuando el juez siga conociendo del asunto».

El acuerdo votado por los vocales de la mayoría -que deberá ratificar el Pleno- añade que los ataques por los que Garzón se sintió intimidado tampoco «influyeron» en su decisión de remitir el «caso bórico» a Plaza de Castilla, inhibición que le requirió la Fiscalía y le ordenó la Sala de lo Penal.

Los dos vocales progresistas redactaron un voto particular en el que, por el contrario, consideran que en este caso sí «se dan los requisitos» que el CGPJ ha venido exigiendo para conceder el amparo pues los insultos y descalificaciones dirigidos contra Garzón «transgreden los límites de lo permisible» y «no sólo atentan y pretenden perturbar la independencia» del juez «sino que colisionan con el debido respeto al Estado de Derecho».

Aval a Requero

Los otros dos puntos del acuerdo -la actuación de José Luis Requero y los límites del derecho a la crítica- obtuvieron el respaldo unánime de los cinco vocales. En cuanto a Requero, cuya actuación se considera «poco prudente» en medios de la minoría, el acuerdo señala que «cumplió una obligación intrínseca de cualquier miembro de este Consejo» cuando «puso en conocimiento» de la Inspección -la Comisión rechaza que se tratara de una «denuncia»- unos hechos que conoció a través de un periódico y que se referían al supuesto trato incorrecto -negado tajantemente por la Fiscalía- que Garzón habría dispensado a los peritos del ácido bórico cuando les tomó declaración.

En cuanto a las «descalificaciones desmesuradas y desorbitadas» dirigidas contra Garzón desde varios medios de comunicación, en esta ocasión -muy al contrario que la semana pasada- el CGPJ recuerda que el «aceptable» derecho a la crítica «no debe incurrir en imputaciones personales ni descalificaciones que vayan en descrédito de la función jurisdiccional» y debe moverse «dentro de unos mínimos cánones de racionalidad y prudencia».

Texto de Nieves Colli publicado por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Poder Judicial rechaza dar amparo a Garzón pero pide prudencia en las críticas 

La comisión afirma que las descalificaciones al juez son "desmesuradas y desorbitadas"

Madrid - La Comisión Permanente del Consejo del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer, merced a los tres votos de los vocales conservadores, no amparar al juez Baltasar Garzón tras el aluvión de críticas e insultos que ha recibido este magistrado por imputar un delito de falsedad a los tres peritos que elaboraron un informe en el que vinculaban a ETA con los atentados del 11-M. No obstante, la comisión entiende que las descalificaciones que ha soportado el juez a raíz de sus pesquisas sobre el citado informe pericial han sido "desmesuradas y desorbitadas" y pide "racionalidad y prudencia" en el ejercicio de la crítica.

Era previsible la decisión de la Comisión Permanente del Consejo de no amparar a Garzón, máxime cuando el presidente del órgano de gobierno de los jueces, Francisco José Hernando, avanzó la semana pasada, en una entrevista, que una persona con el bagaje de Garzón no necesitaba amparo.

Los votos mayoritarios de los vocales conservadores de esta comisión también sirvieron para rechazar el amparo pedido por Garzón respecto al vocal del CGPJ José Luis Requero, a quien el juez de la Audiencia Nacional ha anunciado que recusará si no se abstiene de intervenir en las diligencias que el propio Requero le ha abierto en el Consejo. Requero ha instado a la inspección del Consejo a que investigue la veracidad de informaciones periodísticas -desmentidas por dos fiscales y la secretaria del juzgado-, según las cuales Garzón coaccionó a los peritos del ácido bórico durante los interrogatorios. Según la comisión, Requero no ha presentado una denuncia contra Garzón, sino que se ha limitado, dentro de sus funciones, a instar una investigación.

El rechazo al amparo fue respaldado por los tres vocales conservadores de la comisión: el presidente del CGPJ, Francisco José Hernando; el portavoz del Consejo, Enrique López, y el vocal Carlos Ríos. A favor de amparar a Garzón se mostraron los dos vocales de la minoría progresista: Juan Carlos Campo y Luis Aguiar. El juez Garzón pidió amparo porque entiende que ha sufrido un "brutal ataque" por "pretensiones políticas" desde el PP y sus medios afines en su labor instructora sobre la falsedad del informe de los peritos del ácido bórico. La comisión emitió una nota en la que resalta que no cabe amparar a Garzón porque este juez ya se ha inhibido en favor de los juzgados de Madrid del asunto que ha suscitado las críticas, la supuesta falsedad de los informes del ácido bórico.

Texto de M. Altozano y J. A. Hernández publicado por el diario EL PAIS el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


"El juez se inhibió de la falsedad documental" 

Madrid - No hay caso, luego no hay amparo. Ese es el argumento utilizado por el presidente del Consejo, Francisco Hernando, y los vocales conservadores Carlos Ríos y Enrique López. Este último explicó al término de la reunión que las descalificaciones proferidas contra Garzón por diversos medios de comunicación "se referían únicamente a la falsedad documental" supuestamente cometida por los dos peritos que relacionaron a ETA con el 11-M.

Atendiendo a la petición del fiscal y de la Sala Penal de la Audiencia, Garzón se inhibió de la investigación de ese delito en favor de los juzgados de instrucción de Madrid y en esa decisión, según López, no influyeron los ataques denunciados por el juez. "Los ataques se produjeron en la instrucción de la falsedad, pero ya no puede haber perturbación porque ya no lleva el caso", declaró el portavoz.

La comisión permanente del Consejo declinó valorar si esas descalificaciones menoscaban la independencia del juez en su investigación sobre la aptitud del ácido bórico como explosivo, un aspecto que sí es competencia de Garzón dentro del sumario abierto por los atentados de Casablanca.

Texto de M. Altozano y J. A. Hernández publicado por el diario EL PAIS el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Desestimada por unanimidad la queja del juez contra un vocal 

Madrid - La nota que emitió ayer el Poder Judicial tras analizar la petición de amparo del juez Garzón contiene tres puntos. Los cinco vocales (tres conservadores y dos de la minoría progresista) no alcanzaron un acuerdo en el punto uno, referido al amparo solicitado por Garzón respecto a que el PP y sus medios afines habían "perturbado" su independencia durante la instrucción de la supuesta falsedad del informe del ácido bórico.

Pero sí consensuaron los puntos dos y tres. El número dos alude al amparo solicitado por Garzón frente al vocal conservador José Luis Requero, quien ha instado a los servicios de inspección del Consejo a abrir diligencias por los interrogatorios que efectuó Garzón a los peritos del ácido bórico. "(...) La comisión entiende por unanimidad", se indica, "que la actuación realizada por el señor vocal que el juez [Garzón] cree perturbadora para su independencia, no supone una denuncia ante los servicios de inspección, sino una puesta en conocimiento del mismo servicio de unos hechos, no dados por ciertos, a los efectos previstos en el artículo 423.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, y en definitiva cumpliendo una obligación intrínseca de cualquier miembro de este Consejo, que es dar traslado de un supuesto funcionamiento anormal de la Administración de Justicia".

El otro punto consensuado es el siguiente: "(...) Ante las críticas y descalificaciones desmesuradas y desorbitadas [a Garzón] en lo que se refiere al caso en cuestión, la Comisión considera conveniente (...) resaltar que el derecho a la crítica de las actuaciones judiciales, siempre aceptables en un Estado de derecho, no deben incurrir en imputaciones personales, ni descalificaciones que vayan en descrédito de la función jurisdiccional, debiéndose mover el ejercicio de la crítica dentro de unos mínimos cánones de racionalidad y prudencia".

Texto de M. Altozano y J. A. Hernández publicado por el diario EL PAIS el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com