El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

18 de Octubre, 2006

Los peritos niegan ante la juez que «prefabricaran» la vinculación con ETA

Por Narrador - 18 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

Denuncian en un escrito que «en cierto modo fueron retenidos e incomunicados» por Garzón. «Rebelde y contumaz». Así califican los peritos la actuación de Garzón de valorar el informe después de inhibirse del asunto.

Madrid - Dos de los tres peritos que relacionaron el 11-M con ETA en un informe -a quienes el juez Baltasar Garzón imputó por falsedad documental- han contestado con dureza las valoraciones efectuadas por el magistrado en el auto del pasado día 10, en el que éste les acusaba de «prefabricar» la vinculación de la banda terrorista con los atentados de Madrid.

«No son elucubraciones». En el escrito presentado en el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid el pasado día 11 -en el que piden a la juez Gema Gallego que les retire la condición de imputados- Manuel Escribano e Isabel López Cidad aseguran que «es incierto lo que se dice de haber prefabricado la vinculación de ETA con los autores del 11-M. Es el mismo procedimiento utilizado en otras ocasiones y la constatación de un hecho, que consiste en la aportación de datos, no en su valoración». Los agentes aseguran en el documento que relacionar el hallazgo de ácido bórico en el domicilio de uno de los imputados por los atentados de Madrid con la presencia de esa misma sustancia en el piso utilizado por un «comando» etarra «no son elucubraciones, son interconexiones entre unos datos y otros, para facilitar la investigación».

Informe definitivo. Los peritos insisten en que el documento en el que vinculaban el 11-M con ETA -un párrafo que su superior eliminó- no era un informe-borrador, como mantiene Garzón, sino que se trataba de «un informe definitivo». Además, resaltan que «siempre, absolutamente siempre», desde que entregan el informe, los funcionarios «nunca vuelven a verlo hasta el momento del juicio».

Además, recuerdan que, como ya explicaron a Garzón en el recurso contra la decisión del magistrado de imputarles por falsedad, elaboraron «hasta seis informes para la causa del 11-M siguiendo el mismo procedimiento» y «en ningún caso fue necesaria otra firma para darle oficialidad». Y si nada se discutió en esos otros casos, añaden, «tampoco puede discutirse de éste. En consecuencia, si son válidas aquellas actuaciones también deben serlo éstas».

«Rebelde y contumaz». Los agentes cuestionan la actuación de Garzón de valorar su actuación después de inhibirse del asunto en favor de la juez Gallego, que ayer mismo levantó parcialmente el secreto de las declaraciones realizadas por los peritos ante Garzón y dio traslado a las partes para que informen sobre el recurso contra su imputación presentado por éstos. Así, se quejan de que, pese a no tener competencia, «de modo rebelde y contumaz» Garzón «juzga y valora abiertamente la autenticidad, oportunidad, finalidad y solvencia científica del informe y desprestigia y menosprecia el trabajo» de Escribano y sus compañeros «hasta límites insospechados».

«Retenidos e incomunicados». Los agentes aseguran que «en cierto modo fueron retenido e incomunicados» por Garzón durante los interrogatorios que determinaron que pasaran de testigos a imputados por falsedad. ? No hay normas de calidad. Los peritos también cuestionan la exculpación expresa que hace el magistrado de sus superiores, de quien dijo que «tenían la obligación», con las normas de calidad vigentes en las Comisaría General de Policía Científica, de retirar del informe «unas observaciones inveraces». Según ellos, esas normas «ni se conocen, ni se han publicado, ni se han cumplido nunca ya que nunca los informe de ambos peritos fueron corregidos». Y subrayan que todo lo que dice al respecto el magistrado «es completamente incierto e inaplicable «al laboratorio en el que trabajan».

«Información concreta». Igualmente, rechazan que la información recogida fuese genérica, perversa e impropia de un informe pericial. «Es muy concreta», afirman de forma categórica. «Se trata de una información específica, referida al ácido bórico relacionado con hechos terroristas y que hasta ese momento a los actuantes sólo les constaba en sus datos que había sido utilizado en dos únicas ocasiones». Al hacer constar esos extremos, insisten, «se puede coadyuvar a la investigación judicial y policial». Para los agentes, el juez «hace unas elucubraciones completamente gratuitas y ajenas a la labor pericial y judicial». Incluso, mantienen que López Cidad facilitó a Garzón «copia de una nota informativa en la cual mediante los resultados analíticos se relacionaban varios hechos terroristas» de ETA.

No lo ponen en circulación. Por último, los peritos aseguran que no es cierto que pusieran el documento en circulación (Garzón acusó a uno de ellos de filtrarlo al diario «El Mundo»). «Fue entregado al Sr. Andradas (jefe de la Unidad Central de Análisis Científicos) sabiendo que se había sacado del disquette», que según dicen estaba a disposición de cualquier funcionario. Nada se dice, lamentan finalmente, de «por qué ha desaparecido la hoja de custodia de muestras».

«Es un menosprecio gratuito»

Garzón calificó de delirante y sin rigor científico alguno la relación establecida por los peritos entre ETA y el 11-M, pero para ellos esa valoración «es un menosprecio gratuito». «Eso es sencillamente incierto -aseguran en el escrito presentado en los Juzgados de Plaza de Castilla-, simplemente un modo de desprestigiar». Ellos, hacen hincapié, «tan solo plasmaron una realidad. Y nada más». En cuanto a la eliminación del párrafo referido a ETA, que según el magistrado no era científicamente sostenible, los agentes aseguran que «en otros casos se han hecho ese tipo de informaciones. Y por supuesto nunca se devolvió ningún informe». Por eso califican de «incierto y obsesivo» por parte de Garzón «establecer alguna vinculación con ETA». Igual que es obsesiva, añaden, «la afirmación no hecha de que el ácido bórico sea explosivo o incendiario, algo que se repite a lo largo del auto».

Información de F. Velasco y R. Coarasa publicada por el diario LA RAZON el miércoles 18 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La juez Gallego resolverá el recurso de los tres peritos

Por Narrador - 18 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: ¿Garzón ha Prevaricado?

MADRID.- La titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, Gemma Gallego, ha levantado parcialmente el secreto de las diligencias de las que se tuvo que inhibir el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en relación con los peritos del 11-M.

Gallego tramita unas diligencias previas abiertas a raíz de una querella interpuesta por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra diversos mandos policiales. Entre estos mandos figura Francisco Ramírez, firmante de un informe sobre el ácido bórico hallado en la casa de un procesado por los atentados islamistas ocurridos en Madrid.

Las pruebas analíticas que Francisco Ramírez firmó haber realizado fueron efectuadas, en realidad, por otros tres miembros de la Policía Científica: los facultativos Manuel Escribano e Isabel López y el técnico Pedro Manrique.

Los tres peritos hicieron constar en su informe que en un piso franco de la banda terrorista ETA, desmantelado en 2001, también se encontró ácido bórico. La referencia a ETA fue suprimida totalmente en el dictamen remitido por Ramírez al juez encargado del 11-M.

La juez Gallego debe resolver el recurso interpuesto por Escribano, López y Manrique contra la decisión del juez Garzón de imputarles por falsedad documental por haber vuelto a firmar, el pasado mes de julio, el mismo informe que elaboraron sobre el ácido bórico.

La instructora ha levantado ahora en parte el secreto de sus actuaciones a fin de que las partes puedan tener conocimiento del contenido de las declaraciones que los tres peritos realizaron ante Baltasar Garzón y, de esta manera, formular las alegaciones que consideren oportunas sobre su recurso.

Información de Maria Peral publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 18 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Interior responde al PP que se desconocen datos clave del 11-M

Por Narrador - 18 de Octubre, 2006, 10:00, Categoría: Actuación Gubernamental (PSOE)

Contradice a un jefe de los Tedax y dice que las explosiones sí corresponden a las de Goma 2

MADRID.- El Gobierno ha comunicado al Partido Popular que «ningún informe asevera de forma concluyente datos tales como: lugar, fecha y/o autores del montaje de los artefactos explosivos utilizados en los atentados del 11 de marzo». Así consta en una de las respuestas remitidas por el Ejecutivo a la diputada popular Alicia Castro.

Más evasiva es la respuesta sobre la autoría material e intelectual de los atentados. «No corresponde al Ministerio del Interior determinar quién es o no el autor de unos hechos, sino que será la sentencia judicial que en su momento se dicte quien determinará y fijará el grado de participación de cada uno de los imputados en relación con los hechos del 11-M».

Las respuestas también recogen otros aspectos sin aclarar: «No se puede acreditar el origen de la metralla», se afirma en una de ellas. Las Fuerzas de Seguridad recogieron metralla de la Mina Conchita, donde supuestamente se robó el explosivo, pero no pudieron certificar que fuera la que se encontró en la mochila de Vallecas y en algunos focos del atentado. Por otra parte, «todavía no han sido identificados» los ocho ADN anónimos que han aparecido en diversos lugares de la investigación.

Gran parte de las respuestas se centran en la identificación del explosivo empleado. El Ejecutivo acude a un reciente auto de la Audiencia Nacional para dar por resueltas las dudas. «Se señala que, tal como informa la Audiencia Nacional en auto del 25 de septiembre de 2006, 'figura perfectamente acreditado en los dos autos recurridos que la sustancia explosiva utilizada provenía de la Mina Conchita y respondía a la denominación de Goma 2 ECO'».

Sin embargo, en una respuesta posterior las posibilidades son más amplias: «La realidad del auto [del juez Juan del Olmo] es que sólo se habla de un tipo de explosivos -Goma 2 ECO- perfectamente identificable o dinamita, de la que la Goma 2 es una de sus variantes». Otros tipos de dinamita han sido empleados por ETA. Éstos contenían nitroglicerina, un elemento que, según lo declarado por el jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, ante la Comisión del 11-M, apareció en focos de los atentados. «Se señala que, como ha declarado ante la autoridad judicial, fue un error», dice Interior.

El Gobierno también intenta minimizar las dudas planteadas por el jefe provincial de los cuatro equipos de Tedax que acudieron a los focos, quien dijo ante Del Olmo que los destrozos apuntaban a un explosivo de tipo militar. «En las prácticas reales que el colectivo Tedax-NRBQ realiza dentro de su formación y entrenamiento», dice Interior, «se ha comprobado en numerosas ocasiones su alta capacidad, constatando efectos similares a los observados en los trenes».

«Por último, se señala que se llevaron a cabo todas aquellas pruebas que la autoridad judicial competente consideró conveniente realizar», añade. Sin embargo, Del Olmo sugirió reproducir en un vagón las explosiones con la misma cantidad de Goma 2 que supuestamente se empleó, para arrojar luz sobre las dudas planteadas. Manzano se opuso alegando que no tenían datos para efectuar una explosión similar.

Respecto a la relación de ETA con los atentados o sus autores, el Gobierno insiste en que nunca se ha encontrado. Tras advertir que su tarea no es «desmentir o confirmar las informaciones periodísticas», reconoce que, como informó EL MUNDO, ETA «ha utilizado en algunos atentados» teléfonos móviles para activar explosivos.

Información de Manuel Marraco publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 18 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"Cuando lo habitual es lo poco común" por Casimiro Garcia-Abadillo

Por Narrador - 18 de Octubre, 2006, 9:00, Categoría: Opiniones

El Ministerio del Interior ha vuelto a hacer otro ejercicio de cinismo en su batería de respuestas a las preguntas realizadas por los diputados del PP Jaime Ignacio del Burgo y Alicia Castro sobre aspectos relevantes y no aclarados del 11-M.

Aun con todo, lo que queda claro tras la lectura del documento remitido al Congreso (y filtrado el pasado lunes a los medios afines al Gobierno: El País y ABC) es que, tras dos años y medio de investigación, Interior es incapaz de responder a cuestiones tan determinantes como quién, dónde, cómo y cuándo se montaron los teléfonos móviles que sirvieron de temporizadores para las bombas o cuál fue el explosivo que estalló en los trenes de cercanías.

La información que aporta Interior sobre la posible vinculación de ETA con el atentado de Madrid es igualmente parca, cuando no contradictoria. Pero hay un aspecto que llama la atención: la referencia a la fórmula de la cloratita hallada en un papel localizado en la celda de Abdelkrim Bensmail, el conocido como lugarteniente de Allekema Lamari, uno de los terroristas muertos en Leganés.

Dice Interior que la cloratita «es una mezcla explosiva comúnmente conocida, de tal manera que la información relativa a su composición es accesible». Es decir, que Interior rebaja la importancia de que un condenado por pertenecer a un grupo terrorista tenga en la cárcel, en un papel escrito de su puño y letra, la fórmula para obtener un potente explosivo. Después de ese párrafo, reproduce literalmente lo que aparece en dicho escrito: «EXP.V. Cloratita=80 gramos; Clorato potásico=10 gr.; Azufre=10 gramos». Y, de ahí, Interior concluye que «dicho contenido no coincide con la fórmula encontrada en los manuales de ETA».

Desde hace años, la Policía y la Guardia Civil saben que las proporciones que emplea ETA para fabricar la cloratita son: clorato (de sodio o potásico) en un 80%; azufre, en un 10%, y azúcar en un 10%.

Por ejemplo, esa fórmula se encontró en la documentación incautada al etarra Fermín Sánchez Agurruza.

Es más, la anotación que sigue en el papel manuscrito de Bensmail («Tiendas agrícolas x=10») concuerda con documentos de ETA en los que se recomienda la compra de los cloratos en tiendas agrícolas o de jardinería.

Lo increíble de este caso es que estamos hablando de un terrorista al que se le han encontrado en su celda direcciones y teléfonos de cuatro miembros de ETA encarcelados y de otras dos personas en libertad que mantienen contactos con etarras.

La conclusión evidente es que si ha habido alguien que le ha podido proporcionar esa fórmula a Bensmail hayan sido sus amigos de ETA. Pero no. Interior, con tal de romper cualquier vínculo entre ETA y el 11-M, es capaz de negar la evidencia y desbaratar la más elemental lógica. Por un lado, afirma que es una mezcla «comúnmente conocida» y, por otro, que «no coincide con la fórmula de la cloratita encontrada en los manuales de ETA».

Si Interior da por hecho que la fórmula que aparece en el papel de Bensmail es la «comúnmente conocida» y, como es sabido, ETA es la organización terrorista que más utiliza la cloratita para sus atentados, cabe deducir que sea ésa la mezcla que utilice habitualmente ETA. Interior nos quiere convencer de un absurdo: que lo habitual es lo poco común.

Publicado por el diario EL MUNDO el miércoles 18 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La astracanada del día en EL PAIS: Piden la imputación de Aznar, Trillo y Acebes en el 11-M

Por Narrador - 18 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: Rencor y Odio

Un abogado pide que se impute a Aznar, Trillo y Acebes en el 11-M 

Les acusa de imprudencia temeraria con resultado de 192 muertes

Madrid - El abogado José Antonio Sanz Grasa, que ejerce la acusación particular en el caso del 11-M, ha presentado un escrito en el que solicita al tribunal que devuelva las actuaciones al juzgado para tomar declaración en calidad de imputados al ex presidente del Gobierno José María Aznar, al ex ministro de Defensa Federico Trillo y al ex ministro del Interior Ángel Acebes por considerar que pudieron incurrir en un delito de imprudencia temeraria con resultado de 192 muertos. El tribunal decidirá sobre el asunto el 30 o 31 de este mes.

El escrito, presentado el pasado día 13, señala que el Gobierno de Aznar pudo cometer una "falta in vigilando", es decir, que tenía la obligación de prevenir el ataque terrorista islamista contra los trenes de la muerte y que no adoptó las medidas oportunas para ello.

Así, el documento precisa que del contenido del sumario y de las "informaciones aparecidas en los distintos medios de comunicación sobre la falta de previsión del Gobierno de la nación en el momento en que ocurrieron los tristes sucesos de aquel fatídico 11 de marzo de 2004, sobre las medidas de seguridad a adoptar por parte de los miembros adscritos a la Seguridad del Estado contra un posible ataque de los extremistas islámicos, máxime después de haber intervenido activamente en la invasión de un país, esta representación entiende que dicha falta in vigilando es constitutiva, cuando menos, de un delito de imprudencia temeraria con resultado de 192 muertos".

Por ello, el letrado solicita que se devuelvan las actuaciones al juez Juan del Olmo para que se tome declaración en calidad de imputados a Aznar, Trillo y Acebes, que eran presidente del Gobierno, ministro de Defensa y ministro del Interior, respectivamente, el 11 de marzo de 2004.

Foto de las Azores

La petición del letrado viene avalada por el hecho de que el CNI había advertido al Gobierno de que la foto de las Azores de José María Aznar, junto a George Bush y Tony Blair, y la intervención española en la invasión de Irak suponían un aumento del riesgo de atentados terroristas islamistas en España.

El ex presidente Aznar llegó a reconocer en un libro que no había tomado suficientemente en serio la amenaza terrorista islámica.

El letrado José Antonio Sanz Grasa representa a la familia de Roberto Pellicari Lopezosa, uno de los fallecidos como consecuencia de las explosiones en el tren que estaba parado en la estación de El Pozo.

El escrito presentado por Sanz Grasa tiene escasas probabilidades de prosperar, según comentaron fuentes jurídicas, lo mismo que el medio centenar de escritos que se han presentado solicitando otras medidas, entre ellas una que reclama el procesamiento de Osama Bin Laden como presunto inductor de los atentados.

Todo apunta a que el tribunal quiere resolver todos los escritos presentados cuanto antes para concluir definitivamente la fase de instrucción. Previsiblemente, los magistrados harán público un auto decidiendo sobre todas esas cuestiones a partir del día 27 de este mes, aunque muy probablemente no será notificado hasta el 30 o 31 de octubre.

Si los plazos se van cumpliendo en la primera o segunda semana de noviembre la Fiscalía presentaría su escrito de conclusiones provisionales. Antes de fin de año, las defensas deberían haber presentado sus escritos correspondientes y el juicio podría empezar en el mes de febrero de 2007.

Información de José Yoldi publicada por el diario EL PAIS el miércoles 18 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com