El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Apertura del Juicio Oral del 11-M: Editoriales en ABC y EL PAIS

Por Narrador - 1 de Noviembre, 2006, 7:30, Categoría: El Sumario del 11-M

“Juicio para el 11-m” (Editorial de ABC)

La decisión de la Audiencia Nacional de abrir juicio oral en el sumario por los atentados del 11-M imprime a esta causa una celeridad imprevisible hace sólo unos meses. Los pronósticos más realistas contaban con que los trámites posteriores a la conclusión del sumario abarcarían más tiempo, e incluso no se descartaba la posibilidad de que el juez Del Olmo tuviera que reabrir la investigación para practicar nuevas diligencias. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal, sin embargo, resolvió con rapidez los recursos de apelación contra los procesamientos dictados por el instructor y rechazó las peticiones de algunas partes personadas de continuar con el sumario para aclarar aspectos aún no esclarecidos satisfactoriamente. Estas decisiones intermedias de la Sala explican que, a pocos meses de la terminación del sumario instruido por Del Olmo, esté ya decidida la celebración de la vista oral.

Esta resolución judicial implica una definitiva aprobación de la instrucción sumarial, lo que no quiere decir que sus resultados sean igualmente definitivos. El propio juez Del Olmo reflejó en sus autos finales los interrogantes que aún quedan por despejar (modus operandi, autores no identificados), además de los que algunas acusaciones mantienen sobre determinadas pruebas o informes periciales. La Sección de la Audiencia Nacional igualmente deja abierta la posibilidad de que aún se incorporen a la causa nuevos datos y de que incluso la vista oral se suspenda si procede realizar investigaciones complementarias. De esta manera, se avanza decisivamente en un proceso que ha acumulado datos suficientes para juzgar a los procesados, sin cerrar la puerta a nuevos enjuiciamientos si aparecen datos que lo justifiquen.

Tras el auto de apertura de juicio oral, el fiscal y las demás partes personadas -procesados y acusadores- deberán presentar su calificación de los hechos, con la petición de pruebas que quieran hacer valer en la vista y que serán las únicas con validez y eficacia para fundamentar una posterior sentencia condenatoria. Queda, por tanto, la fase principal del proceso, aunque la polémica política y mediática haya dado esa condición a la instrucción. En todo caso, es una buena noticia que las víctimas del 11-M -y la sociedad, en general- tengan la certidumbre de que la Justicia no ha encallado y de que podrán reclamar las responsabilidades que correspondan por aquellos terribles atentados, sin perder su derecho irrenunciable a que las investigaciones continúen sobre los extremos que aún no han sido debidamente aclarados, que no admiten juicios paralelos mediáticos ni teorías conspirativas.

Editorial publicado por el diario ABC el miércoles 1 de noviembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


“11-M, juicio a la vista” (Editorial de EL PAIS)

La consecuencia más importante del auto de apertura del juicio oral sobre los atentados del 11-M, dictado ayer por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, es que ya queda expedita la vía para su celebración. De paso echa por tierra los últimos intentos planteados para cuestionar, bien en aspectos parciales o en su totalidad, la instrucción del juez Juan del Olmo. El más llamativo es, sin duda, el de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que lidera Alcaraz, que en perfecta sintonía con la lunática tesis de la conspiración sobre la masacre pretendía dinamitar la instrucción -devolvérsela a Del Olmo para que quedara empantanada- con la peregrina y nada jurídica teoría de que aún no se sabe la verdad, ni se sabrá nunca.

A partir de ahora se abre un periodo de tiempo en el que tanto los abogados defensores de los 29 procesados en la causa como el ministerio fiscal y las acusaciones particulares deberán elaborar sus conclusiones provisionales sobre los hechos y su calificación jurídica. Sobre estas conclusiones deberá articularse inicialmente el debate de la vista, cuya fecha todavía no se ha fijado, pero que probablemente se celebrará en febrero.

En un proceso normal, la conclusión del sumario y la apertura de juicio oral serían trámites sin mayor trascendencia. Pero no en el del 11-M. Llegar a este punto ha supuesto un logro indudable de la justicia frente a sectores políticos y mediáticos que no han ahorrado esfuerzos, incluidos insultos y ataques personales al juez, para hacer descarrilar la instrucción y aplazar al menos hasta después de las elecciones generales de 2008 la celebración del mismo. Como era de esperar, el sistema judicial no se ha visto afectado por esas maniobras dilatorias y ha actuado teniendo en cuenta los intereses de la sociedad y de las víctimas. En relación con éstas, no demorando artificialmente la respuesta a su demanda de justicia, y en relación con la sociedad, evitando el escándalo de que sean puestos en libertad antes del juicio los presuntos culpables de 191 asesinatos consumados y varios cientos frustrados.

Inasequibles al desaliento y al sonrojo, los mismos sectores políticos y mediáticos que han perdido la batalla contra la instrucción sumarial ya han anunciado su próximo objetivo: el descrédito de la vista oral propalando la especie de que "la verdad sobre el 11-M" está en otro sitio, no se sabe cuál, menos en el juicio oral. Y lo lamentable es que desde la propia justicia se lanzan últimamente mensajes ambiguos, como que el juicio sobre la masacre de hace dos años no es universal -ninguno lo es salvo el del fin del mundo- o que pueden aparecer "hechos nuevos", que sirven para reforzar ese discurso falaz e interesado.

Editorial publicado por el diario EL PAIS el miércoles 1 de noviembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com