El Blog

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

23 de Enero, 2007

11-M: Más de la mitad de las víctimas sufren secuelas psicológicas tres años después de los atentados

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 15:00, Categoría: Encuestas

Un estudio de la AAV11-M, subvencionado por la Comunidad de Madrid, incluye una pregunta sobre "la postura del Gobierno con ETA"

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) - La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M (AAV11-M) ha realizado un estudio sobre los efectos de los atentados de Madrid entre 300 de sus miembros, víctimas y familiares, y ha concluido que el 50,4 por ciento de los afectados sufre en la actualidad secuelas psicológicas. En el estudio, subvencionado por la Comunidad de Madrid, se les pregunta también por cuestiones como la postura del Gobierno con ETA, a lo que el 86,1 por ciento de sus asociados responde que es "desacertada".

Este estudio es continuación de otro realizado a los 18 meses de la masacre. Desde entonces ha descendido notablemente el número de víctimas que han recurrido a la atención psicológica, del 48,6 por ciento al 27,8, pero, sin embargo, entre los familiares ha crecido considerablemente la cifra que han pedido en el último año y medio ayuda a un profesional, del 17,1 por ciento al 29,2.

Ansiedad, depresión, miedo y desconfianza hacia los demás y ante ellos mismos son los principales síntomas de las víctimas afectadas psicológicamente. Las psicólogas de la AAV11-M se interesaron también por la utilización del tren por parte de las víctimas. El 16 por ciento no ha vuelto a subirse a uno y los que sí lo hacen sienten ansiedad o necesitan ir acompañados para sentirse más seguros.

Uno de los ámbitos que se ha visto más resentido en la vida de las víctimas ha sido el familiar. De los que han acudido a un psicólogo desde que se cometieron los atentados, un 42,4 por ciento lo ha hecho porque tenían dificultades para convivir con sus hijos, hermanos, padres o pareja, y la mitad de las familias asegura no haber recuperado la normalidad.

Los mismos familiares también se han visto afectados por los efectos de la tragedia, tanto que el 29,7 por ciento recibe tratamiento psicológico en la actualidad y el 17,3 por ciento, aunque no viajara en los trenes, no ha podido montarse en uno desde entonces.

Las secuelas físicas son determinantes en la recuperación de la normalidad. Una muy común es la relacionada con el oído, padecida por el 59,3 por ciento de las víctimas y que, según Syra Balanzat, psicóloga de la Asociación, "dificulta la adaptación de las víctimas social, familiar y laboralmente". Según Balanzat, los problemas en la audición aumentan en las víctimas los miedos y la inseguridad.

11-M Y LEGANÉS

De las 300 personas entrevistadas, el 60 por ciento son víctimas y el 40 restante, familiares. La mayoría, el 80 por ciento, se vieron afectadas por las explosiones de las bombas en los trenes y el otro 20 por ciento viven o vivían en el número 40 de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés el 3 de abril, cuando el núcleo central de la célula que perpetró la matanza se inmoló matando a un miembro de los GEO. Un 90 por ciento de los afectados por este suceso consideran que el apoyo que han recibido de las administraciones no es satisfactorio.

Por sexos, el 54 por ciento de las víctimas entrevistadas son varones mientras que de las familias el 61,8 por ciento son mujeres. La mayoría están casados (62 por ciento) y el 81 por ciento son españoles.

Las psicólogas y trabajadoras sociales de la Asociación han concluido que la proximidad del juicio, que se celebrará en febrero, supondrá para los afectados una "victimización secundaria", regresarán los sentimientos de "indefensión y desamparo" y, en ello, tendrán un papel relevante los medios de comunicación, tanto informando del 11-M como de nuevos atentados.

PREGUNTAS SOBRE ETA

También se ha preguntado a los asociados de la AAV11-M si creen que la postura del Gobierno con ETA es acertada, estando de acuerdo con ese adjetivo el 13,3 por ciento, considerándola desacertada el 86,1 por ciento y quedándose sin contestar el 6,5 por ciento. Cuando se preguntó a las psicólogas por el criterio profesional que llevó a los autores del estudio a realizar esta pregunta, Balanzat explicó que las víctimas se ven afectadas por las noticias relacionadas con el terrorismo hasta tal punto que el día del atentado de Barajas las llamadas de los asociados a los profesionales de la AAV11-M fueron "desbordantes".

Además, la AAV11-M se ha interesado por la satisfacción de los afectados por los que conocen de la investigación atentado, resultando que la mayoría de sus asociados consideran que no reciben "nada" de información, un 59,9 por ciento. Además, el hecho de no estar suficientemente informado dificulta su recuperación, según el 74,4 por ciento de los entrevistados.

La AAV-11M se ha manifestado junto a la AVT por la reapertura de la comisión de investigación parlamentaria y ha criticado en repetidas ocasiones la investigación policial de los atentados, responsabilizando de una supuesta falsa de impulso al Gobierno del PSOE. El 87,2 por ciento de los entrevistados cree que la actual política antiterrorista es "ineficaz".

Información difundida por la Agencia EUROPA PRESS el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Portada de EL MUNDO: 23 de Enero de 2007

El Tribunal ordenará repetir los análisis de explosivos del 11-M

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 11:00, Categoría: El Sumario del 11-M

La Sección Segunda acepta las peticiones formuladas por defensas y acusaciones. El auto de apertura del juicio oral, que se comunicará hoy, convoca a 600 testigos y un centenar de peritos.

MADRID.- La Audiencia Nacional ordenará hoy un nuevo análisis de los explosivos del 11-M, según confirmaron ayer fuentes del tribunal. La Sección Segunda de lo Penal, responsable de juzgar a los 29 procesados por la masacre, tiene previsto comunicar a lo largo de la mañana el auto en el que, además de fijar la fecha de inicio de las vistas para el próximo día 15 de febrero, responde a las nuevas peticiones de prueba efectuadas por todas las partes personadas en la causa. Entre ellas, todas las relacionadas con los explosivos que estallaron en los trenes y los localizados a lo largo de la investigación.

Tanto las defensas de algunos de los procesados como varias de las acusaciones pidieron al tribunal que ordenase nuevos análisis de los explosivos, ante las dudas surgidas acerca del material empleado por la célula.

La Fiscalía de la Audiencia también llegó a sumarse a la petición. Antes de dar por concluido el sumario, la fiscal Olga Sánchez solicitó a Del Olmo que ordenara un análisis cuantitativo -el que refleja la proporción en que se encuentra cada componente- de los restos de explosivo encontrados en la furgoneta supuestamente empleada por la célula para desplazarse hasta Alcalá de Henares.

El juez se negó alegando que no había suficiente cantidad de explosivo para ofrecer un resultado fiable y que, además, el estudio consumiría la poca cantidad disponible.

En contra del criterio de Del Olmo, el tribunal ha acordado que se analicen de nuevo las muestras, aunque éstas se agoten, puesto que su objeto es arrojar luz sobre los aspectos que se van a juzgar.

Los primeros análisis sobre los explosivos los realizó la unidad dirigida por el destituido Juan Jesús Sánchez Manzano. Los Tedax analizaron las «muestras diversas de metal, plástico, telas, clavos diversos, restos de material aislante, tierras y sustancia pulverulenta de color rosado» recogidas en los focos de la masacre.

La conclusión fue que en la mayor parte de los focos se encontraron «componentes genéricos de dinamita», sin especificar qué tipo de dinamita ni cuáles eran esos componentes. Ante Del Olmo, Sánchez Manzano aclaró que estos análisis tuvieron «un carácter investigativo, no científico».

En la Comisión de Investigación, el jefe de los Tedax afirmó que en los focos se detectó nitroglicerina, que tampoco es un componente de la Goma 2 ECO, la que supuestamente sustrajo la trama asturiana. Cuando tuvo que dar explicaciones sobre este punto ante el juez instructor, aseguró que se refería a otros focos de otros atentados, no a los que investigaba la Comisión.

Los siguientes restos de explosivo hallados tras la masacre fueron los encontrados en la furgoneta Renault Kangoo. La Policía Científica determinó que se trataba de Goma 2 ECO. Sin embargo, en el análisis se detectó la presencia de metenamina, también ajena a la Goma 2 ECO. Igualmente, se encontró metenamina en la muestra de Goma 2 ECO enviada al laboratorio por los Tedax para ver si coincidían.

La explicación policial fue que tanto la sustancia hallada en la furgoneta como la muestra patrón empleada para cotejo habían resultado contaminadas con metenamina.

La misma sustancia fue detectada por la Guardia Civil en los análisis del explosivo encontrado en la vía del AVE en Mocejón (Toledo). Lo sorprendente de esa nueva aparición llevó al Instituto Armado a elaborar un informe en el que concluía que la sustancia se podía generar al someter la dinamita a ciertas pruebas de laboratorio.

A lo largo de la investigación, también se encontró explosivo o restos de explosivo en la mochila bomba desactivada en Vallecas, entre los escombros del piso de Leganés, en el zulo de la casa de Morata de Tajuña y en dos vehículos supuestamente empleados por la célula terrorista.

Una información exclusiva de Manuel Marraco publicada por el diario EL MUNDO el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Manzano tardó en hacer su informe porque había «otras diligencias»

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 10:30, Categoría: Negligencias Policiales

El ex jefe de los Tedax sostiene que los restos del explosivo utilizado en la masacre fueron sometidos al mismo análisis que los de otros atentados

MADRID.- El ex comisario jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano explicó ayer que si su unidad tardó 15 días en elaborar un informe por escrito sobre los análisis de las sustancias halladas en los focos de las explosiones del 11-M, fue porque antes había que resolver «otras incidencias y diligencias de investigación urgentes».

EL MUNDO publicó el pasado domingo que, en su declaración ante el juez Juan del Olmo el 17 de julio de 2006, el ex responsable de los Tedax dijo que el 11 de Marzo su Unidad no llegó a escribir ningún informe y que no fue hasta el «día 26 de marzo que se elaboró mecanográficamente por escrito el resultado de los análisis realizados en los focos de las explosiones del 11 de marzo de 2004».

Este informe -que sólo lleva las firmas de Sánchez Manzano y de la funcionaria que realizó las pruebas, a pesar de que, por ley, debe ir rubricado por al menos dos peritos- no fue remitido a la Audiencia Nacional hasta que, el 26 de abril, el juez Del Olmo lo reclamó a los Tedax de manera apremiante.

En una nota de prensa difundida ayer por el Sindicato Profesional de Policía (SPP), Sánchez Manzano asegura que el informe «se elaboró cuando lo permitieron otras incidencias y diligencias de investigación urgentes», teniendo prioridad «localizar y detener» a los autores de los atentados, según informa Europa Press.

Ajustados a las normas

En esta labor, sostiene, contribuyó «de manera importante» la Unidad Central de Desactivación de Explosivos.

Sánchez Manzano señala también que los restos de explosivos hallados en las estaciones de Atocha y El Pozo fueron sometidos a los mismos análisis que otros recogidos tras cualquier atentado precedente. Esos análisis se han «ajustado estrictamente a la normativa y protocolos establecidos», afirma. «Las actuaciones llevadas a cabo con los restos de explosión en el 11-M por el Grupo de Investigación de la Unidad Central han sido las mismas que las llevadas a cabo en los atentados con explosión» cometidos por otros grupos terroristas, como ETA.

Así, estos análisis «constan en los fundamentos de hechos y de derecho de decenas de sentencias condenatorias de miembros de ETA, esencialmente».

«Por desgracia», admite, «no es siempre lo que se quiere y sí casi siempre lo que se puede, y en el caso de los análisis de los restos de explosión del 11-M no se han podido determinar componentes completos y proporciones de los mismos, siendo imposible obtener otros resultados más precisos que los emitidos».

Para apoyar esta afirmación, menciona la investigación del atentado en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, «donde sólo ha sido posible detectar los componentes genéricos de los explosivos amosal o amonal, sin poder discriminar cuál de ellos, del mismo modo que sólo se ha podido determinar hexógeno, sin precisar marca o fabricante».

Sánchez Manzano, que no había hecho declaraciones públicas sobre este asunto desde su intervención en la Comisión de Investigación del Congreso, ha trasladado al SPP «su pesar y malestar por las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación», en alusión a este periódico.

«El nivel de prudencia y discreción que debe guardar cualquier funcionario público respecto a las actuaciones que están sub iudice ha determinado que el profesional afectado por estas noticias se mantuviera en silencio, a pesar de las infundadas críticas y falsas imputaciones vertidas», explica el sindicato al que está afiliado Sánchez Manzano.

Según el SPP, «una vez más, la cuerda se rompe por el mismo lado, por el lado de unos profesionales a los que el único pecado que se les puede atribuir es el de dedicar buena parte de su tiempo a servir los intereses de la sociedad, averiguando el delito y poniendo a disposición de las autoridades judiciales a los causantes del mismo».

El sindicato policial lamenta «profundamente» que se haga llegar a la opinión pública la percepción de que distintos servicios y unidades de la Policía «no trabajan de forma profesional e independiente».

Una información publicada por el diario EL MUNDO el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La sorprendente (y evasiva) versión de Manzano (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 10:00, Categoría: Negligencias Policiales

A la espera de conocer sus términos exactos, preferimos aplazar la opinión que nos merece una decisión tan trascendente para el juicio del 11-M como la que hoy anunciamos en nuestra primera página. Entretanto, no podemos pasar por alto la versión que ayer dio el comisario Sánchez Manzano de su propia declaración ante el juez Del Olmo, que EL MUNDO reveló en exclusiva el domingo después de que el magistrado la mantuviera escondida en una pieza separada del sumario. Colocado ante sus propias contradicciones, Sánchez Manzano trata de contraatacar con una retahíla de mentiras y medias verdades. En primer lugar, cita el caso de la bomba de la T-4 como ejemplo de que no siempre es posible conocer los componentes completos que explotan en un atentado. Sin embargo, es justo al contrario: en Barajas sí se ha determinado la naturaleza del explosivo -una mezcla de amonal o amosal y hexógeno- y, lo que es más importante, los análisis los ha realizado la Policía Científica y no el rudimentario laboratorio de los Tedax, como sorprendentemente ocurrió en el 11-M. Manzano sigue sin aclarar el punto clave: si como admitió ante el juez su análisis no era «científico», ¿por qué no lo remitió, como es habitual, a quien tenía medios para llevarlo a cabo? Por último, suena a broma macabra que el comisario justifique la tardanza de 15 días en elaborar el informe diciendo que lo hizo «cuando lo permitieron otras incidencias urgentes». ¿Acaso había algo más «urgente» para el jefe de los Tedax que averiguar qué explosivo había matado a casi 200 personas?

Editorial publicada por el diario EL MUNDO el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El juicio comenzará el 15 de febrero en la Casa de Campo

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 9:30, Categoría: Juicio 11-M

MADRID.- El juicio por la masacre del 11 de Marzo comenzará el próximo 15 de febrero, a tan sólo un mes del tercer aniversario de la masacre. El tribunal -compuesto por Javier Gómez Bermúdez, Fernando García Nicolás y Alfonso Guevara- calcula que serán necesarias algo más de un centenar de sesiones para poder llegar al «visto para sentencia».

Según fuentes de la Audiencia Nacional, el juicio se celebrará tres días a la semana -lunes, martes y miércoles- en sesiones de mañana y tarde, con el objetivo de concluir la vista en junio o julio y poder dictar la sentencia en el mes de septiembre.

De esta manera, el Tribunal Supremo dispondría aún de un plazo de medio año para resolver los previsibles recursos de casación antes de tener que ordenar la puesta en libertad de algunos condenados por haber cumplido la mitad de la condena sin que la sentencia sea aún firme. Varios condenados por islamismo en el juicio contra la célula española de Al Qaeda quedaron en libertad por este motivo, aunque reingresaron en prisión después de que el Tribunal Supremo ratificara las penas.

Por la sede especial que la Audiencia Nacional tiene en la Casa de Campo pasarán en torno a 600 testigos y un centenar de peritos propuestos por las partes. Todos ellos deberán responder a las preguntas de la Fiscalía -representada por Olga Sánchez y Carlos Bautista-, las defensas de los 29 procesados y la veintena de acusaciones personadas. El tribunal también ha habilitado un espacio para atender a las víctimas que se desplacen hasta la Casa de Campo.

Una información de Manuel Marraco publicada por el diario EL MUNDO el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Los miembros del tribunal

Por Narrador - 23 de Enero, 2007, 9:00, Categoría: Juicio 11-M

JAVIER GOMEZ BERMUDEZ

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional será también el encargado de presidir el juicio por el 11-M. Además, ejercerá de magistrado ponente, es decir, que deberá redactar la sentencia. Pese a no pertenecer a la Sección Segunda de lo Penal -la responsable de celebrar el juicio-, Gómez Bermúdez adoptó las primeras decisiones como miembro del tribunal del 11-M el pasado verano, cuando el magistrado Ignacio Bigeriego se ausentó por vacaciones. Posteriormente, Bigeriego dejó su plaza en la Audiencia y Gómez Bermúdez ocupó definitivamente su puesto en la Sala. Gómez Bermúdez tiene experiencia tanto en macrojuicios como en investigaciones sobre islamismo, ya que presidió el juicio celebrado en la Casa de Campo contra la célula española de Al Qaeda dirigida por Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah.

FERNANDO GARCIA NICOLAS

Es el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, por lo que hasta la llegada de Gómez Bermúdez le correspondía presidir el juicio por la masacre. García Nicolás ya ha celebrado anteriormente juicios relacionados con terrorismo islamista. En concreto, presidió el tribunal que condenó al empresario valenciano Enrique Cerdá a cinco años de prisión por colaborar con una organización terrorista. La Sala consideró que había financiado el atentado de Al Qaeda contra la sinagoga de Yerba (Túnez), que mató a 21 personas. García Nicolás también dirigió la Sala que el pasado mes de abril acabó condenando a 10 años de cárcel al argelino Ahmed Brahim como dirigente de Al Qaeda. Según el tribunal, hasta su detención en Barcelona preparaba una página web para difundir los discursos de los jeques islamistas que propugnaban la yihad.

FÉLIX ALFONSO GUEVARA

Ha sido el último en incorporarse al tribunal del 11-M. Entró en la Sala después de que el magistrado Antonio Díaz Delgado -al que había correspondido ser ponente de la causa- abandonara la Audiencia Nacional. Guevara preside actualmente la Sección Tercera de la Audiencia, lo que supone que los tres magistrados que juzgarán el 11-M componen un macrotribunal: todos son, a su vez, presidentes de una de las cuatro Secciones de lo Penal. La entrada de Guevara en la Sala supone aplazar el otro gran sumario de terrorismo islamista, el construido tras la operación Nova. Guevara es el magistrado ponente, por lo que la vista oral no podrá celebrarse hasta que concluya el juicio por la masacre de Madrid. Guevara también fue el ponente de la sentencia en la que se condenó a seis años de prisión al talibán español, luego absuelto por el Supremo.

Información publicada por el diario EL MUNDO el martes 23 de enero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blog alojado en ZoomBlog.com