El Blog

Calendario

<<   Febrero 2007    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Juicio 11-M: Comienza la Vista Oral (EL MUNDO)

Por Narrador - 15 de Febrero, 2007, 13:00, Categoría: Juicio 11-M

La infamia, en el banquillo

Hoy comienza la vista oral por la mayor matanza terrorista de la Historia de Europa: 29 procesados, 650 testigos, 98 peritos, 49 abogados, 93.226 folios de sumario, dos fiscales, tres jueces... y muchas incógnitas por resolver

MADRID.- Hoy comienza El Juicio. Fue hace casi tres años. Madrid se despertaba aquel 11 de marzo de 2004 en plena campaña electoral, a sólo tres días de los comicios generales. Como cada mañana, los trenes de Cercanías que bajan hacia la capital desde el Corredor del Henares viajaban atestados de gente. En su mayor parte, estudiantes y trabajadores. En apenas cuatro minutos, esa rutina se tornó en caos, horror y sangre: entre las 7.39 horas y las 7.42, 10 mochilas bomba estallaron en cuatro convoyes; los dos primeros, cerca de la estación de Atocha, el tercero junto al apeadero de El Pozo y el cuarto, en el de Santa Eugenia.

El resultado fue la infamia, una masacre indiscriminada, nunca antes vista en Europa, que dejó 192 muertos (incluido el GEO Francisco Javier Torronteras, que falleció el 3 de abril de 2004 en el suicidio de Leganés) y 1.824 heridos.

Lo que ocurrió entre ese día y el 14 de marzo, en que el PSOE ganó contra todo pronóstico las elecciones, y la respuesta de algunos representantes institucionales a los descubrimientos que las averiguaciones periodísticas han alentado desde entonces, han generado una preocupante fractura social y un clima de crispación política sin precedentes en la Historia de la democracia española. Y han despertado muchas incógnitas que los 93.226 folios del sumario 20/04, distribuidos en 241 tomos, que incluyen todas las diligencias practicadas por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo para investigar los atentados, todavía no han conseguido despejar.

No han sido suficientes los más de 60 careos, 30 ruedas de reconocimiento, una veintena de comisiones rogatorias (a Italia, Francia, Argelia, Marruecos, Bélgica, Gran Bretaña, Serbia y Libia), 200 pruebas de ADN, 50 inspecciones oculares, otras tantas pruebas de documentoscopia en castellano y árabe, 25 inspecciones de vehículos, medio centenar de dactiloscopias ni las casi 50.000 operaciones de rastreo telefónico.

En el aire sigue la determinación exacta de los explosivos que estallaron en los trenes, y en solfa alguna de las pruebas clave que sustentan la acusación de la fiscal Olga Sánchez contra los 29 procesados que desde hoy se sientan en el banquillo. Para siete de ellos pide penas que suman, en total, 270.600 años de cárcel.

El tribunal lo formarán el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez -que también será ponente-, y los de las secciones Segunda y Tercera: Fernando García Nicolás y Alfonso Guevara, respectivamente. La acusación pública estará representada por Olga Sánchez, asistida por el fiscal Carlos Bautista. Se han personado además tres acusaciones populares (la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo (que preside Pilar Manjón); 20 particulares, y 26 abogados defensores (tres representan a dos acusados).

La cita es esta mañana a las 10.00 horas en la sede de la Casa de Campo de la Audiencia Nacional. En adelante, las sesiones tendrán lugar de lunes a miércoles (de 10.00 horas a 14.00, y de 16.00 horas a 20.00) y, excepcionalmente, los jueves.

Fuentes judiciales confirmaron ayer que la voluntad del tribunal es comenzar la vista oral interrogando hoy mismo al primer acusado. La Sala considera que si alguna parte tuviera algún artículo de previo pronunciamiento, debería haberlo puesto de manifiesto en los tres primeros días del plazo que se dio para calificar los hechos. Como ninguna planteó cuestiones previas, si quisiese hacerlo ahora deberá esperar a la fase de prueba.

También se solventará el trámite de la lectura de las conclusiones provisionales de cada una de las acusaciones y defensas optando por la fórmula de preguntar a cada uno de los procesados si conoce los hechos delictivos de los que se le acusa. De esta manera, se ahorra una formalidad que hubiese llevado varios días, sin vulnerar por ello las debidas garantías procesales.

De cumplirse estas previsiones, la vista oral comenzará con el interrogatorio de Rabei Osman, El Egipcio, uno de los supuestos autores intelectuales de la masacre. Seguirán las declaraciones de los otros dos presuntos ideológos; los tres acusados de ejecutar materialmente los atentados; el cooperador necesario (José Emilio Suárez Trashorras); los 13 islamistas que habrían colaborado con la célula a la que se señala como responsable de la tragedia, y, por último, los 10 integrantes de la trama asturiana, a quienes se atribuye que facilitasen los explosivos que la fiscal sostiene que estallaron en los trenes.

La siguiente fase es la prueba testifical. Nada menos que 650 testigos responderán -algunos de ellos por videoconferencia- a las preguntas de acusaciones y defensas. Tras ellos, 98 peritos expondrán las conclusiones de los diferentes análisis y exámenes técnicos practicados.

A continuación, la prueba documental y, finalmente, los informes de conclusiones definitivas en los que cada una de las partes concretarán la petición de pena para cada uno de los acusados, y los argumentos de hecho y de derecho que la fundamentan. Concluido este trámite, los procesados podrán hacer uso de su última palabra y el juicio quedará visto para sentencia. Los cálculos más optimistas vaticinan que la resolución podría conocerse en un plazo máximo de cuatro o cinco meses.

Tanta es la expectación, que los 140 periodistas acreditados que podrán acceder al interior del edificio han sido citados tres horas antes. En los alrededores, otros 250 profesionales de la información ejercerán su trabajo. En total, 53 emisoras de televisión y radio (de todo el mundo, desde Al Jazeera a la CNN) emitirán desde el exterior.

Unas 150 víctimas podrán acceder al edificio para seguir cada sesión. Contarán con el apoyo de psicólogos, asistentes sociales y funcionarios de la Oficina de Apoyo a las Víctimas. Fuera del pabellón, la Comunidad de Madrid ha instalado una carpa para ayudar a afectados y familiares a soportar el trauma que supondrá rememorar la tragedia.

Una información de Joaquin Manso publicada por el diario EL MUNDO el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Unos 300 agentes para la seguridad...

MADRID. - Alrededor de 300 agentes de distintas unidades pertenecientes a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana velarán por la seguridad del juicio por los atentados del 11-M que comienza hoy en el pabellón que la Audiencia Nacional tiene en la Casa de Campo de Madrid.

En la seguridad también participarán los agentes destacados habitualmente en la Audiencia Nacional. El grueso de los agentes pertenecen a la Unidad de Intervención Policial (UIP) y estarán acompañados por agentes a caballo. También participarán otras unidades especializadas de Seguridad Ciudadana, como la de Guías Caninos, que revisarán a diario los alrededores y el interior del pabellón, y la Unidad de Subsuelo, que controlará todo el alcantarillado. Un helicóptero de la Policía sobrevolará en todo momento la Casa de Campo y la Comisaría General de Información prestará a Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos (TEDAX) para completar la seguridad.

Con independencia de las medidas de seguridad en el pabellón de la Casa de Campo, el Ministerio del Interior ha activado el nivel intermedio de alerta incluido en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista (Nivel 2) con motivo de la celebración del proceso y en relación también con el tercer aniversario de la masacre de Madrid. Se espera que un millar de personas circule a diario por el recinto de la Casa de Campo.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


...y 17 pantallas de plasma para verlo todo

MADRID. - La Audiencia Nacional se viste de largo y estrenará nuevas tecnologías para dar cuenta del macro juicio más importante que jamás haya visto.

Preparadas especialmente para la cita, las dependencias del tribunal contarán con 17 modernas pantallas de plasma, distribuidas en distintas estancias, que permitirán a las víctimas, público y periodistas seguir el juicio en directo.

Así lo publicita con luces de neón la Audiencia y así se ultima el lustre de la casa, lista ya para un evento sin parangón en lo referente al interés periodístico suscitado.

La señal audiovisual del juicio será institucional y se grabará a través de cuatro pequeñas cámaras instaladas en la sala de vistas. Un realizador, bajo la tutela del tribunal, se encargará de la selección de las imágenes, garantizando siempre el derecho a la intimidad y protección de los testigos. Y hasta el presidente del tribunal, pulsando un simple botón, podrá cortar la imagen desde su propia mesa cuando lo considere oportuno.

Un total de 43 micrófonos, una cámara de documentos especial instalada en el techo para visionar los documentos que consten en el sumario... Por primera vez en la historia de la Audiencia Nacional, y dado el calado del juicio, las notificaciones a los procuradores serán a través de internet mediante firma electrónica.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La sede de la Audiencia en la Casa de Campo puede quedarse pequeña

MADRID.- La expectación que ha despertado el juicio por la masacre terrorista de Madrid, el gran número de acusados, de testigos, de acusaciones y de defensas ha obligado a que la vista oral se celebre en la sede de la Audiencia Nacional de la Casa de Campo de Madrid. Su sala de audiencias dispone de mayor capacidad que la sede ordinaria. Además, el edificio cuenta, en su planta baja, con una habitación para la prensa; en la superior, se ha habilitado una estancia desde donde 150 víctimas podrán seguir cada una de las sesiones de la vista oral. Los alrededores, junto al recinto ferial, son amplios como para permitir el trabajo de un sinfín de unidades móviles de televisión y de radio... Y aun así, puede no ser suficiente para responder a la demanda de información que ha despertado el acontecimiento.

A la sala se accede tras subir unas pequeñas escaleras y pasar un control de seguridad. Una vez dentro, a mano derecha, existen dos cabinas para los traductores; a la izquierda, se encuentra el control de realización de televisión. Será Televisión Española quien distribuya la señal para todo el mundo.

La audiencia pública presencial ha quedado reservada a los familiares de los acusados, de las víctimas, importantes personalidades, embajadores y observadores internacionales. En la misma sala se dispondrán varias pantallas de plasma para seguir el juicio.

Inmediatamente delante del público, sin apenas separación física, se sentarán los 10 acusados que se encuentran en libertad provisional. A su derecha, en un habitáculo blindado, los otros 19 que están en prisión.

En el estrado de la izquierda, más cerca del público, actuarán los 26 abogados que patrocinan las defensas de los 29 procesados (tres letrados representan a dos acusados); más cerca del tribunal, los 23 representantes de las acusaciones particulares y de las tres asociaciones personadas como acusación popular.

Ministerio Fiscal

Enfrente, el Ministerio Fiscal: la acusación pública la ejercerá la fiscal Olga Sánchez, que estará asistida por Carlos Bautista. En las primeras sesiones, al menos, está previsto que acudan el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, y su teniente fiscal, Jesús Santos.

Por último, al fondo, y en el centro, estará el tribunal, presidido por Javier Gómez Bermúdez (a su vez, presidente de la Sección Primera y de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional); a su derecha, el presidente de la Sección Segunda, Fernando García Nicolás, y a su izquierda, el de la Sección Tercera, Alfonso Guevara. Junto a éste se sentará el fedatario público: el secretario judicial.

En la planta baja, la sala de prensa albergará 140 periodistas -acreditados bajo estrictas medidas de seguridad- que contarán con pantallas de circuito cerrado de televisión.

Más abajo, en el sótano, nueve calabozos donde los acusados esperarán durante los recesos.

Una información de Joaquin Manso publicada por el diario EL MUNDO el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Tres autores intelectuales y tres materiales para 192 víctimas

MADRID.- La acusación pública, representada por la fiscal Olga Sánchez, atribuye la autoría intelectual de la masacre a cuatro islamistas: Rabei Osman, El Egipcio, Hasan Haski, Yusef Belhadj y Serhane Abdeljamid Fakhet, El Tunecino. Sólo los tres primeros se sentarán mañana en el banquillo: para cada uno de ellos el Ministerio Fiscal pide 36.856 años por 191 delitos de asesinato terrorista consumados (los que se produjeron en los trenes), 1.824 en grado de tentativa, cuatro estragos terroristas y pertenencia a banda armada. El Tunecino, al que la Fiscalía señala como el cerebro de la célula que supuestamente atentó en Madrid, se suicidó en Leganés junto a otros seis radicales.

Dos años menos de cárcel -36.854- solicita el Ministerio Público para los marroquíes Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, y para el sirio Basel Ghalyoun. A los tres se les acusa, como autores materiales de la masacre, de los mismos delitos que a los presuntos inductores, pero se les rebaja en dos años la petición por integración en organización terrorista.

En sus conclusiones, la Fiscalía sostiene que al menos otras nueve personas colocaron las bombas: los huidos Mohamed Afalah y Daoud Ouahne, que se encuentran en busca y captura internacional, y los siete suicidas de Leganés (además de El Tunecino, Jamal Ahmidan, El Chino; Mohamed Oulad Akcha; Rachid Oulad Akcha; Rifaat Anouar Asrih, Allekema Lamari y Abdennabi Kounjaa). No se descarta que otras personas aún no identificadas ejecutasen el crimen.

Suárez Trashorras

Otro de los procesados clave es el ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, que presuntamente habría proporcionado los cartuchos de Goma 2 ECO que el Ministerio Público cree que estallaron en los trenes. Para Suárez Trashorras, la fiscal Olga Sánchez pide más pena que para ningún otro acusado: 38.667 años de cárcel como cooperador necesario. A él se le acusa también de la muerte del GEO Francisco Javier Torronteras en Leganés, la víctima 192.

Otras nueve personas habrían colaborado con Suárez Trashorras en el tráfico o suministro de explosivos. La denominada trama asturiana estaría integrada por Antonio Toro; su hermana -y esposa de Trashorras- Carmen Toro; Rafá Zouhier; Emilio Llano; Iván Granados, Javier González; Raúl González; Sergio Alvarez, y Antonio Iván Reis. Las peticiones de la fiscal oscilan entre los 23 años de cárcel para Antonio Toro y los cuatro para su hermana Carmen.

Otros 13 islamistas están acusados de haber colaborado con la célula que atentó el 11-M: Hamid Ahmidan, Abdelilah El Fadoual, Mahamed Bouharrat, Rachif Aglif, Saed Harrak, Mahmoud Slimane, Nasredine Bousbaa, Brahim Moussaten, Mohamed Moussaten, Otman El Gnaoui, Mohamed Almallah, Mohamed Larbi y Fouad El Morabit. Para ellos, el Ministerio Público pide entre seis y 24 años de prisión.

Una información de Joaquin Manso publicada por el diario EL MUNDO el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blog alojado en ZoomBlog.com