El Blog

Calendario

<<   Febrero 2007    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Juicio 11-M: ABC (23 de Febrero de 2007)

Por Narrador - 23 de Febrero, 2007, 7:50, Categoría: Juicio 11-M

   

La fiscal pide incluir el análisis de la Goma 2 ECO con DNT de la «Pipol» en el Rollo del 11-M

MADRID. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al Tribunal del 11-M -la Sección Segunda de lo Penal, presidida por Javier Gómez Bermúdez-, que incorpore al Rollo de Sala de esta causa los análisis de los explosivos intervenidos en 2001 durante la «operación Pipol». La Audiencia Provincial de Asturias condenó a once años y seis meses y diez años de cárcel, respectivamente, a Antonio Toro y a José Emilio Suárez Trashorras, ambos juzgados ahora por la matanza de los trenes y acusados de haber proporcionado a los islamistas la dinamita con la que se cometió la matanza.

De hecho, el ex minero Suárez Trashorras es el procesado que se enfrenta a la mayor petición de pena del fiscal y el único que está considerado cooperador necesario en el peor atentado terrorista de la historia de España.

Para la Fiscalía resulta relevante que ya en 2001 Trashorras guardara en su garaje de Avilés Goma 2 ECO que robaba de «Mina Conchita» y, sobre todo, que esa dinamita, ya entonces, estuviera contaminada por dinitrotolueno (DNT), tal como sucede en el caso de la dinamita intervenida durante las investigaciones del 11-M.

Cinco técnicas

El informe pericial de la «Pipol» que la Fiscalía quiere incorporar a las actuaciones de la matanza que ahora se juzga, recoge que se emplearon cinco técnicas analíticas sobre una muestra de 3,8 gramos de «una sustancia apelmazada de color beis», que no era otra cosa que parte de la Goma 2 ECO intervenida en el garaje de Trashorras, cuyo uso compartía con su cuñado Toro.

Los resultados de los análisis fueron concluyentes: esa sustancia apelmazada estaba compuesta de nitrato amónico, nitrocelulosa, ftalato de dibutilo, dinitroetilenglicol, dinitrotolueno (DNT) y almidón. Resulta llamativo que en la última prueba pericial practicada sobre los explosivos del 11-M y los restos recogidos en los focos de las explosiones se llega a la conclusión de que la dinamita empleada por los islamistas tiene exactamente los mismos compuestos químicos.

Es significativo igualmente que ya entonces apareciera el DNT en los cartuchos de Goma 2 ECO de «Mina Conchita», fabricados por la empresa UEB en sus instalaciones de Páramo de Masa (Burgos). Tal como adelantó ABC, la explicación de que apareciera DNT tanto en 2001 como en los explosivos empleados por los islamistas en 2004 es que en esa instalación se elaboraba de forma alternativa Goma 2 EC, que suele llevar asociado ese compuesto, y Goma 2 ECO, en la que no es frecuente su presencia, pero no incompatible. Fue precisamente esa alternancia en la producción la que produjo la contaminación, que en cualquier caso no afecta a las propiedades de la Goma 2 ECO, por lo que sólo se podía detectar con unos análisis en los que se emplearan unas técnicas tan avanzadas como las que ha usado para sus pericias la Comisaría General de Policía Científica.

La Sala, si así lo decide, puede pedir un informe a la empresa que suministraba Goma 2 ECO a «Mina Conchita» para que aporte todos los detalles sobre ese proceso de producción. Además, el informe definitivo de la prueba pericial recogerá cómo se produjo la contaminación.

Presentados a destiempo

Los resultados de los análisis de la «operación Pipol» no fueron finalmente incorporados a ese sumario ya que el presidente de la Sala los consideró «muy anteriores» a la calificación provisional del fiscal, y si no los había aportado hasta entonces, en el acto del juicio oral «no era el momento procesal oportuno». En cualquier caso, la prueba pericial se hizo sobre una muestra indubitada, por lo que está perfectamente demostrado que se trataba de Goma 2 ECO.

Aunque no hay informes que vinculen directamente esa dinamita con «Mina Conchita», la pericia realizada entonces demuestra que ya en 2001 había partidas de Goma 2 ECO contaminadas con DNT, sustancia que, según algunos, determina necesariamente la presencia de Titadyne o de otras dinamitas, pero en ningún caso de la citada Goma 2 ECO. Los resultados de la prueba desmienten ese extremo, lo mismo que los análisis realizados a los explosivos recuperados a los islamistas de la matanza de Madrid.

Más pruebas

El análisis de la «Pipol» vendría a reforzar para la Fiscalía la acusación contra la trama asturiana como la única que facilitó la dinamita, que descartaría definitivamente la vinculación de ETA con los atentados de Madrid. Lo mismo sucede con el último informe pericial, del que aún quedan por conocer algunos de sus resultados, aunque no se esperan sorpresas. El informe completo será expuesto por los mismos expertos que intervinieron en la pericia durante la vista oral.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias condenó a Suárez Trashorras a 10 años de prisión por sendos delitos de tenencia y tráfico de explosivos y contra la salud pública por su implicación en la «operación Pipol». Asimismo, Antonio Toro fue condenado a una pena de 11 años y seis meses de prisión por los mismos delitos.

En concreto, la resolución judicial impuso a Trashorras seis años de cárcel por tenencia y tráfico de explosivos -dos menos de lo solicitado por el fiscal- y cuatro años más por venta de drogas, así como una multa de 218.000 euros, mientras que condena a Toro a seis años por el primer delito y a cinco años y seis meses por el segundo, además de al pago de la misma sanción económica que su cuñado.

El fiscal del caso aseguró en su momento que «la importancia de la sentencia» de cara al juicio del 11-M es «evidente, a la vista del escrito de acusación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que arranca precisamente con los hechos de la «Pipol»».

A partir del próximo martes comenzarán a prestar declaración ante el Tribunal del 11-M los miembros de la trama asturiana. El primero en hacerlo será Rafa Zouhier, ex confidente de la Guardia Civil y después de él será el turno del ex minero, seguido de su cuñado Antonio Toro.

Un texto de N. Villanueva y P. Muñoz publicado por el diario ABC el viernes 23. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Abren pieza separada en la «Nova» para un procesado por la matanza de Madrid

MADRID. La Audiencia Nacional abrió ayer pieza separada en la «operación Nova», que la Sección Primera de lo Penal comenzó a juzgar ayer, para Larbi ben Sellam, también uno de los 29 procesados por el 11-M y al que se conoce como «El Mensajero». Esta decisión supone que se le aparta de esta causa hasta que se conozca la sentencia por la matanza de los trenes, con el fin de que no sea juzgado dos veces por el delito de integración en organización terrorista.

En la sesión de ayer, tres de los ocho acusados de integrar una célula islamista acusada de haber decidido atentar contra intereses españoles, entre ellos la propia Audiencia Nacional, negaron haber celebrado reuniones en sus domicilios y negocios para ver vídeos sobre la yihad y preparar atentados terroristas. El fiscal, en su escrito de acusación, consideró a este grupo el antecedente inmediato de la célula del 11-M y de hecho estuvo «dormida» hasta que se «reactivó» con motivo de la matanza.

El fiscal pide 12 años para Faisal Allouch, al considerarlo dirigente de la célula, junto con Larbi Ben Sellam, mientras que para el resto -Abderrazak Azzi, Abdelkrim El Ouzzani, su primo Mohamed, los hermanos Noureddine y Azzedine Bullid, Samir Ben Abdellah (imán de Alcorcón) y Khalid Zeimi Pardo- solicita 10.

Allouch, imputado pero no procesado por el 11-M, negó haber mantenido reuniones con el resto de los acusados en la tienda de rótulos que regentaba en Villaverde (Madrid), si bien señaló que alguna vez había visto a alguno de ellos en su casa. «Estas reuniones que hice yo en mi casa no eran para este tema [preparar acciones terroristas]. Mi casa es una vivienda no una sala de reuniones de muyahidines», aseveró Allouch, quien culpó a «los servicios secretos de España» de estar sentado en el banquillo. La Fiscalía asegura que el segundo líder de esas reuniones era Serhane «El Tunecino».

Un texto de N. Villanueva y P. Muñoz publicado por el diario ABC el viernes 23. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

   

Blog alojado en ZoomBlog.com