El Blog

Calendario

<<   Febrero 2007    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

'Caso Bórico': La versión de ABC y EL PAIS (24 de febrero de 2007)

Por Narrador - 24 de Febrero, 2007, 8:30, Categoría: Informe del Acido Bórico

  

Los cuatro mandos policiales del «caso bórico» se sentarán en el banquillo

MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la decisión de la juez Gemma Gallego, instructora del caso del ácido bórico, de llevar a juicio al máximo responsable de la Comisaría General de Policía Científica y otros tres mandos. La juez les imputa un presunto delito de falsedad documental y/o falso testimonio por modificar un informe en el que el perito Manuel Escribano apuntaba la hipotética relación entre ETA y los autores del 11-M.

La Sección Tercera de la Audiencia desestima, en un auto notificado ayer, el recurso presentado por la defensa de los cuatro mandos de la Policía Científica —el comisario general, Miguel Ángel Santano; el secretario general, Pedro Mélida; el jefe de la Unidad de Análisis, José Andradas, y el jefe de Sección de esta Unidad, Francisco Ramírez—, que pidió el sobreseimiento de la causa.

«Indicios sólidos»

La Fiscalía de Madrid y la Abogacía del Estado se habían adherido a esta petición, una vez que la juez Gema Gallego dio por concluida la instrucción el pasado 10 de enero y acordó transformar las diligencias previas en procedimiento abreviado.

La Audiencia da la razón a la juez basándose en que existen «indicios sólidos» de la comisión de delitos, aunque aclara que no es función del instructor ni de la Sala calificar jurídicamente esos hechos, ni es «este tribunal el llamado a enjuiciar la posible responsabilidad de los imputados». Argumenta, asimismo, que el auto de la juez Gallego determina de forma suficiente los hechos punibles, aclara quiénes los cometieron y cuál fue su participación en los mismos.

La Sección Tercera recurre a una sentencia del Supremo de la que fue ponente el actual fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, para justificar que «transformar las diligencias previas en procedimiento abreviado no es una calificación acusatoria anticipada».

El tercer motivo de rechazo al recurso de los policías disecciona la actuación del jefe de sección de Análisis, Francisco Ramírez, de quien se afirma que «supuestamente destruyó el sobre original de asignación de informes donde constaba como perito designado Escribano y confeccionó personalmente un nuevo sobre, en el que ya aparecía él como perito, y además ordenó al encargado del cuarto de muestras que variara el Libro de Registro de muestras» con «tippex».

Ramírez ordenó a Escribano matizar el informe que había elaborado sobre el ácido bórico encontrado en el piso de Hassan el Haski, uno de los imputados en el 11-M —la misma sustancia hallada en un piso de ETA en Salamanca tres años antes—. Según la Audiencia, Ramírez introdujo variaciones en el informe pericial y llevó a cabo unas actuaciones «destinadas a dotar de verosimilitud tales alteraciones». Tanto la Fiscalía como la defensa entienden que esas alteraciones son intrascendentes.

La juez instructora deberá ahora pedir opinión a las partes sobre si se archiva la causa —la Fiscalía, la Abogacía del Estado y, por supuesto, la defensa de los acusados mantendrá esta tesis— o continúa adelante hasta la apertura de juicio, lo que se producirá en cuanto lo solicite una de las partes, ya sea acusación particular o popular.

Un texto de C. Morcillo publicado por el diario ABC el sábado 24. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

  


  

La Audiencia Provincial ve indicios de delito en el caso del 'ácido bórico'

Desestimada la petición del fiscal para sobreseer las diligencias

Madrid - La Audiencia de Madrid considera que "existen indicios sólidos de la comisión de hechos punibles" en la actuación de los jefes policiales implicados en el caso del ácido bórico. En un auto notificado ayer, la Audiencia desestima el sobreseimiento del caso y confirma la conclusión de las diligencias decretada por la juez Gemma Gallego y la conversión de las mismas en un procedimiento abreviado, paso previo al juicio por falsedad documental.

El caso del ácido bórico se produce al saltar a la luz que los jefes de la policía científica habían obviado un informe firmado por tres de sus subordinados (tres peritos policiales) que ponían de manifiesto el hallazgo de esta sustancia matacucarachas en el piso de Hassan El Haski, implicado en el 11-M, y en el de dos etarras detenidos años antes en Salamanca.

Los jefes policiales hicieron otro informe y omitieron el detalle del ácido bórico por considerarlo irrelevante para la investigación del 11-M. Mientras, el juez Baltasar Garzón investigó este caso y terminó imputando por falsedad a los tres peritos; la juez Gallego hizo lo mismo, pero concluyó que los acusados no debían ser los peritos, sino sus jefes. Por ello, el pasado mes de enero abrió contra ellos un procedimiento abreviado, lo que significa que ve delito en la actuación de los jefes policiales. Todas las partes recurrieron ese auto ante la Audiencia de Madrid.

La Sección Tercera de la Audiencia da la razón a la juez en los pasos que ha dado hasta el momento: cierre de las pesquisas y conversión de las diligencias en un procedimiento abreviado. Los abogados de los jefes policiales, la fiscalía de Madrid y la acusación particular pidieron a la Audiencia el sobreseimiento del caso por inexistencia de delito. El abogado de la acción popular, que encarna una asociación de víctimas que patrocina la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, también recurrió y pidió que se validase la actuación de la juez de encauzar el caso como procedimiento abreviado.

Falsedad documental

Sin prejuzgar el caso, el tribunal ha entendido que la decisión de la juez Gallego se ajusta a derecho y que, por tanto, puede continuar los trámites del procedimiento abreviado, antesala del juicio oral. Antes de que la Audiencia resolviese los recursos, la juez dio por buena su decisión y siguió los pasos del procedimiento abreviado; es decir, pidió a las partes que solicitarán el sobreseimiento del caso o bien que presentaran acusación.

Todas las partes -salvo la asociación que patrocina Aguirre, que reclama la pena de banquillo para los jefes policiales- pidieron el sobreseimiento de la causa. Hecho esto y tras la decisión de la Audiencia, la juez tiene ahora que decidir si decreta o no la apertura del juicio oral. La fiscalía de Madrid, basándose en una resolución de la Audiencia Nacional, esgrime que legalmente no puede hacerlo porque se lo impide el artículo 782 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que dice que para poder decretar el juicio oral deben pedirlo la fiscalía, que no lo pide, o la acusación particular, representada por la Abogacía del Estado, que tampoco lo pide.

Fuentes jurídicas no descartan que la juez, que tuvo que anular parte de su actuación porque se saltó los plazos a la hora de abrir el procedimiento abreviado, decida sentar en el banquillo a los jefes policiales y que sea la Audiencia la que resuelva este asunto como cuestión previa al inicio del juicio.

Los acusados en este proceso son el comisario general de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano; el secretario general de esta Comisaría, Pedro Luis Mélida; el jefe de la Unidad de Análisis, José Andradas; y el jefe de Sección de esta Unidad, Francisco Ramírez.

Un texto de José Antonio Hernández publicado por el diario EL PAIS el sábado 24. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

  

Blog alojado en ZoomBlog.com