El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Foros

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Opiniones Políticas

"Una oportunidad para la verdad" por Eduardo Zaplana

Por Narrador - 15 de Febrero, 2007, 9:00, Categoría: Opiniones Políticas

El 11 de marzo de 2004 fueron asesinados en Madrid 192 compatriotas, en un golpe terrorista brutal que también hirió a más de 1.700 personas. Mi primer sentimiento va dirigido a todas estas víctimas, con las que hemos contraído un compromiso inextinguible de recuerdo y solidaridad. Porque creo en el Estado de Derecho, tengo confianza en que el juicio que hoy comienza pueda desbrozar el camino de la verdad. Tiene que proporcionarnos a todos los españoles la certeza de que nuestra democracia tiene la fortaleza y los instrumentos necesarios para lograr que no quede impune el mayor atentado terrorista de nuestra Historia.

Que no exista el mínimo resquicio de impunidad ha sido precisamente el objetivo de todas las iniciativas que hemos promovido desde el Partido Popular y desde el Grupo Popular en el Congreso. La primera de ellas, por supuesto, la Comisión de Investigación que propusimos, en un claro compromiso con la búsqueda de la verdad y que fue obstruida por quienes se habían comprometido con los ciudadanos, incluso antes de las elecciones del 14-M, a aclarar toda la verdad. No puedo dejar de denunciar la gravísima actitud del Gobierno y de quienes lo apoyan, intentando silenciar al PP en su legítima aspiración de que el Parlamento tratara de esclarecer las numerosas contradicciones e interrogantes que han rodeado la investigación policial del 11-M.

Cuesta entender ese intento de acallarnos y de distorsionar nuestra posición, como también la desproporción de los ataques de los que hemos sido víctimas -se nos ha acusado de deslegitimar a la Justicia, de desestabilizar las instituciones, de no aceptar el resultado electoral o de radicalismo- quienes sólo hemos reclamado desde el primer día que se investigasen todos los extremos de un atentado que aún hoy arroja muy profundas dudas. Lo cierto es que los jueces se enfrentan a muchos interrogantes. Aunque el presidente del Gobierno se esforzara en decir que «está todo clarísimo», el propio auto de conclusión del sumario recoge una larga lista de cuestiones a las que «la propia investigación no ha conseguido dar respuesta», entre ellas el número y la identidad de los autores materiales. Ni siquiera sabemos qué tipo de explosivo estalló en los trenes, cuestión sobre la que el informe pericial solicitado por el Tribunal acaba de arrojar datos preliminares que, al menos, requieren una explicación científica autorizada que disipe dudas.

Ante el cúmulo de lagunas que rodean al 11-M, nadie se debería ofender por el hecho de que los ciudadanos hayan elucubrado y obtenido sus propias conclusiones. El principal responsable de ello es el Gobierno, que no les ha proporcionado certeza ni ha asegurado que se llevase a cabo una investigación exhaustiva. Aunque la propaganda vertida por algunas de las terminales del Gobierno haya intentado transmitir lo contrario, en el PP no nos hemos sumado a ninguna teoría. Nos hemos sumado, desde el principio, a la verdad y a la justicia, como la inmensa mayoría de los españoles. ¿Son los españoles unos conspiradores tenebrosos por querer saber la verdad? ¿A qué logia o secta pertenecen, según algunos, los millones de ciudadanos que quieren que el peso de la ley caiga sobre todos los responsables de la matanza? Quienes exigen la verdad y la justicia no son conspiradores. Son ciudadanos que aman sus derechos y sus libertades. Si algunos no son capaces de entenderlo, es que tienen un paupérrimo sentido de la democracia. Lo cual, por cierto, explicaría otras muchas cosas.

Eduardo Zaplana es Portavoz del Grupo Popular en el Congreso

Publicado por el diario LA RAZON el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"Se acabó la conspiración" por Antonio Hernando Vera

Por Narrador - 15 de Febrero, 2007, 8:30, Categoría: Opiniones Políticas

 

Hoy empieza el juicio por el mayor atentado de la historia de España, que segó la vida de 192 personas e hirió a más de 1.800. A lo largo de los próximos meses declararán testigos e imputados, se examinarán miles de pruebas, evidencias e indicios, se analizarán los informes periciales y se interrogará a los expertos de la Policía y la Guardia Civil.

En definitiva, se realizarán todas aquellas actuaciones tendentes a esclarecer los hechos, determinar quiénes fueron los autores del atentado y sus cómplices, y qué condena merecen por tan execrable crimen.

Por ahora, a la vista de la voluminosa instrucción del sumario, de las investigaciones de la Comisión Parlamentaria, de los hechos que ya conocemos, y con todo respeto al procedimiento y a la presunción de inocencia de los acusados, cabe pensar objetiva y razonablemente que los atentados del 11 de marzo fueron llevados a cabo por un grupo de personas de ideología yihadista radical y violenta.

La mayoría de estas personas residían en España y algunas de ellas estaban relacionadas con otro tipo de actividades delictivas, como el tráfico de drogas. Para la comisión de su crimen entraron en contacto con un grupo de ex mineros que les proporcionaron los explosivos previamente sustraídos de una mina asturiana. El grupo ideó el atentado y lo llevó a cabo dentro de la campaña terrorista que este tipo de células, próximas o asimiladas a Al Qaida, han llevado a cabo durante estos años en todo el mundo.

Modus operandi

Éstos son, en esencia, los hechos. Hechos que, por otra parte, son muy similares a los acaecidos en otros países que han tenido la desgracia de sufrir el zarpazo de este tipo de terrorismo. El modus operandi de los atentados de Madrid no difiere del utilizado en los atentados de Casablanca, Estambul, Bombay, Londres o Nueva York: explosiones simultáneas, en lugares o en transportes públicos, que buscan provocar auténticas masacres.

Las víctimas de aquella abominable matanza, sus familiares y amigos llevan tiempo esperando a que el juicio se inicie para obtener del Tribunal una sentencia que declare probados una serie de hechos.

Se responderán así todas las preguntas y dudas, algunas honestas y otras absolutamente disparatadas, que ciertos sectores, intencionadamente, se han encargado de sembrar desde el mismo día de los atentados.

Será la Audiencia Nacional la que tenga la última palabra, y la que, al fin y al cabo, entierre definitivamente la teoría de la conspiración que el Partido Popular se ha encargado de alimentar a lo largo de estos tres años.

Antonio Hernando Vera es Portavoz de Interior del PSOE en el Congreso

Publicado por el diario LA RAZON el jueves 15 de febrero de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com